Ideal

Irene Sabalete, exculpada en los cursos de formación: "Siento alegría y rabia"

Irene Sabalete, exculpada en los cursos de formación: "Siento alegría y rabia"
/ IDEAL
  • La exdelegada de la Consejería de Empleo en Jaén habla tras el archivo de la pieza política de los cursos de formación, en la que estaba imputada junto a otros 23 exdirigentes político

Irene Sabalete, exdelegada de la Consejería de Empleo en Jaén, ha asegurado hoy que siente "alegría pero también rabia" tras el archivo de la pieza política de los cursos de formación, en la que estaba imputada junto a otros 23 exdirigentes políticos.

En declaraciones a Efe, Sabalete ha dicho que el sentimiento de alegría es "porque la pesadilla ha acabado" y el de rabia es "por la injusticia" que se ha cometido con ella y con otros 15 responsables de Empleo que fueron detenidos en marzo de 2015 por orden de la juez Mercedes Alaya, todos ellos ahora exculpados.

Lo ocurrido "no es justo ni propio de un Estado de derecho en el que se supone que nos movemos", subraya Sabalete antes de señalar que la detención fue "un momento desagradable y duro" que no se le olvida y que afectó a su hija de 4 años, que presenció la actuación policial y le pregunta si vienen a por ella cuando suena el timbre.

"Pensé que se trataba de un timo o de una broma, no me creía" la detención, ha dicho Sabalete tras recordar el "calvario" que pasó desde que fue detenida en Jaén y trasladada a Sevilla, donde le dio un ataque de ansiedad al entrar en el calabozo, una instalación con tan malas condiciones, con un agujero como letrina y un lavabo sin agua, que pensaba que ya no existían.

Tras una declaración ante la Guardia Civil "peliculera", con tensión y gritos, Sabalete recuerda que fue detenida a las nueve de la mañana y puesta en libertad a las cinco de la mañana del día siguiente después de comparecer ante Alaya, ante la que no declaró y que le pareció "distante, fría y un poco intimidante".

Cuando la llevaban a los juzgados, le preguntó a un guardia civil si había muchos medios de comunicación esperando y le respondió "si me iba a asustar yo de los medios, que estaba acostumbrada a salir en la prensa. Le dije, 'gracias por la información, muy amable'", según Sabalete.

Una vez puesta en libertad, regresó a Jaén, pero tuvo que volver a las pocas horas a Sevilla porque, según asegura, a la juez Alaya se "le olvidaron unas líneas" en la imputación. "Un despropósito, vamos".

"Yo haré todo lo que legalmente pueda en contra de este atropello y de este escarnio público que hemos sufrido, porque aunque tengo ganas de pasar página, lo haré cuando estén cerradas las heridas, y yo no las tengo cerradas, porque ha sido mucho daño el que te provocan a ti y a tu familia", resume Sabalete.

Por ello, y tras demostrarse que es "falsa" la causa que montaron contra los responsables de formación y empleo andaluces, ha anunciado que va a emprender acciones judiciales "porque no podemos permitir que esto le pase a otros políticos, y me da igual que sean del PP o del PSOE o de cualquier partido, esto no le puede volver a pasar a nadie".

Después de agradecer el apoyo de su familia y de sus vecinos de Torredelcampo (Jaén), Sabalete cree que debería haber sido llamada a declarar sin necesidad de ser detenida para evitar "estos espectáculos".

"A mí y a otros compañeros nos han machacado personal y profesionalmente. De esto es muy difícil salir, porque hay gente que no se entera de que esto se ha archivado, y siempre queda la duda", lamenta Sabalete, que trabaja en la plaza que obtuvo antes de ser delegada en el Centro de Apoyo de Desarrollo Empresarial.

"Espero que esto no caiga en saco roto y que no le vuelva a pasar más a nadie", concluye la exdelegada de Empleo en Jaén.