Ideal

La producción mundial de aceite de oliva apunta a una caída del 11% esta campaña

  • El aforo realizado por GEA Iberia apunta a un ligero aumento en España, pero a un desplome en otros productores como Italia

Menos oro líquido en el mundo. La campaña 2016/2017 registrará un descenso del 11% de la producción mundial de aceite de oliva respecto a la pasada campaña. Así se desprende de la actualización del aforo de campaña a nivel internacional realizado por GEA Iberia. A estos datos hay que añadir que la disminución se produce a pesar de que la superficie cultivada de olivar ha crecido en casi un 1%, unas 85.000 hectáreas en total. Esta investigación, dirigida por el vicepresidente ejecutivo de la firma, Juan Vilar, y el responsable de aceite de oliva a nivel mundial del grupo, Rafael Cárdenas, está basada en datos procedentes de 500 fuentes de más de 40 países. Además, el informe señala que han aumentado en nueve los países productores hasta alcanzar los 56, mientras que el consumo de aceite de oliva ya se extiende a 169 países.

A tenor de las previsiones, sometidas a la máxima prudencia por razones principalmente climatológicas, se mantendrán las tendencias de cotización en origen, según Vilar. «La demanda seguirá un curso firme e invariable, pues la cosecha venidera, en función de este aforo, exclusivamente garantiza, y no al 100%, la completa demanda actual», señala.

Por continentes, África, que ostenta el 11% del total de la producción mundial de aceite de oliva ve descender su oferta debido a la caída de sus dos países mayores productores: Túnez, que desciende en un 27% y Marruecos, que de igual modo reduce parte de su producción un 19%. En ambos casos se sitúan en una producción similar de 110.000 toneladas.

Respecto a América, con un 2% de la producción mundial, experimenta un incremento productivo básicamente por el ascenso en países como Estados Unidos, con un seis por ciento, o Uruguay, mientras que Chile y Argentina prevén una leve caída del 3 y 9%, respectivamente.

En lo concerniente a Asia, con algo más del 8% de la producción global, ve caer en 31 puntos porcentuales su oferta global. Los motivos del descenso se encuentran en Jordania, Palestina y Siria, con un 21%, 16% y 43% menos, respectivamente. Los mayores crecimientos en el continente asiático los experimentan Arabia Saudí y China (donde ya ha comenzado la campaña), que ven expandirse su producción en nueve y 37 puntos porcentuales.

Caídas importantes

Europa, con más del 78% de la producción mundial, va a experimentar un descenso de su oferta superior al 4%, por la caída de Italia (71%), Grecia (29%) y Portugal (con algo más del 4%). Por su parte, España experimenta un ligero crecimiento del 2% y Turquía una expansión de algo más del 25%.

Oceanía no acumula ni tan siquiera el uno por ciento de la producción mundial, aunque experimenta un incremento de oferta de algo más del 5%. Estos datos se deben al incremento en sentido parecido de su mayor productor, Australia.