Ideal

El PSOE estudia recurrir el archivo judicial del 'caso permuta'

  • "Al margen de las responsabilidades penales que pueda tener o no este asunto sí entendemos que existe un trasfondo político de gravedad", dice Mercedes Gámez

El PSOE ha anunciado que sus servicios jurídicos están estudiando el recurso al archivo provisional del denominado 'caso permuta' y que llevó el pasado 26 de septiembre a declarar en calidad de investigado al concejal de Personal en el consistorio jienense y vicesecretario de Organización del PP de Jaén, Miguel Contreras.

La viceportavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Mercedes Gámez, ha manifestado el "respeto más absoluto" de los socialistas a la decisión judicial, pero ha señalado que los servicios jurídicos están estudiando la documentación disponible para valorar el recurso dentro del plazo legalmente establecido para ello.

Gámez ha recordado que el PSOE sigue poniendo el acento en una cuestión que no se entra a valorar en el auto y así se indica expresamente que son las negociaciones previas que pudiera haber habido en este procedimiento administrativo, negociaciones en las que sí puso el acento en su escrito la Fiscalía.

"Al margen de las responsabilidades penales que pueda tener o no este asunto sí entendemos que existe un trasfondo político de gravedad, que se cerró en falso con una comisión de Hacienda donde faltaron todos los miembros que debieran estar en este caso, muchos comparecientes y mucha información en lugar de con una Comisión de Investigación que entendemos sigue siendo necesaria para poner luz y taquígrafos en esta operación de permuta".

Asimismo, la viceportavoz ha lamentado las declaraciones del presidente del PP y ex alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, quien "usa una vergonzosa doble vara de medir" a la hora de exigir perdón al PSOE por el simple hecho de personarse en este caso.

"Está fuera de lugar que reclame disculpas alguien que es miembro de un partido imputado a nivel general por corrupción y que, lejos de pedir perdón, crucificó políticamente a compañeros socialistas exonerados de toda imputación como fue el caso de Irene Sabalete", ha apostillado Gámez.

"La arrogancia del señor Fernández de Moya es capaz de llevarle a que pida perdón hasta el Ministerio Fiscal, que fue quien abrió el procedimiento que llevó a la investigación del caso permuta", ha señalado.