Ideal

Licitación conjunta de los servicios de la basura o huelga

Un ataúd simbólico encabezó la manifestación, con Carbonero liderando la pancarta en mitad.
Un ataúd simbólico encabezó la manifestación, con Carbonero liderando la pancarta en mitad. / M. Á. C.
  • Francisco Carbonero toma parte de la manifestación solicitando que no haya despidos ante cualquier cambio en la recogida

Un ataúd simbólico encabezó la protesta, con 'Pescuezos' entrelazando sus manos en su interior, y pancartas en derredor de 'DEP los derechos de los trabajadores', 'Si separan los servicios nos matan. Ni un solo despido' o llevadas por los hijos de los manifestantes, 'Mi futuro depende del presente de mis papás. Sin trabajo no hay futuro'. Todo coreado por consignas seguidas por cerca de trescientas personas, con un mensaje claro: licitación en bloque de los servicios de la basura o huelga. Los trabajadores que componen la plantilla de FCC en la capital para los servicios de recogida de basura, limpieza viaria y mantenimiento de jardines tomaron las calles ayer recorriendo la columna vertebral de Jaén, desde la plaza de las Batallas ante la Subdelegación del Gobierno hasta la de Santa María a las puertas del Ayuntamiento, con parada frente a la Diputación, para reivindicar la licitación conjunta de todos los servicios, «como única garantía» para mantener todos sus puestos de trabajo. 321 trabajadores forman parte del servicio.

La manifestación llevó por lema 'No a la división de los servicios'. La plantilla de FCC reivindicó mediante cánticos lo que ya acordó en septiembre en asamblea autorizar al comité de empresa (CC OO): convocar huelga en la recogida de basura y limpieza viaria de la capital en el momento en que desde el Ayuntamiento se opte por encargar los servicios de forma segmentada y no en bloque.

La plantilla rechaza la municipalización del servicio como defiende Jaén en Común en el Consistorio. El grupo municipal socialista se ha mostrado favorable a que sea Resur Jaén, la empresa mixta participada en un 40% por la Diputación, la que se haga cargo de la recogida, una vez que ya gestiona el tratamiento de la basura de la capital en el vertedero provincial desde esta misma semana.

Esta opción es precisamente la que rechaza la plantilla por considerar que una segmentación de los servicios acabaría «necesariamente en despidos», según señala el presidente del comité de empresa de FCC, Pedro Sánchez. El contrato con FCC lleva finalizado desde 2012 y aunque sigue prestando el servicio, el Ayuntamiento lleva más de cuatro años trabajando en el nuevo pliego para sacar a licitación el servicio.

El secretario general de CC OO en Andalucía, Francisco Carbonero, se desplazó ayer hasta Jaén para apoyar 'in situ' la manifestación, reclamando que si hay cambios sea «absolutamente con garantías» para el empleo. «No caben incertidumbres» tanto en la prestación de los servicios a los ciudadanos, que es absolutamente importantísimo, como en la estabilidad del empleo y sus condiciones», recalcó. A su juicio, sin embargo, «las administraciones, tanto la Diputación como el Ayuntamiento», la están generando.

Aludió a «momentos de mucha dificultad», especialmente en el Consistorio «en relación a su capacidad en solvencia para los pagos» o la «incertidumbre» que puede crearse al asumir la Diputación «una parte» de los servicios y que «sólo garantiza a través de otra empresa mayoritaria de capital privado».

Un grupo chino, comprador

«En el sindicato no estamos en defensa de ninguna administración ni ninguna empresa, sino en la del empleo y sus condiciones. Las cosas que funcionan no se deben estar intentando romper por intereses políticos y de parte», indicó. «Y ante eso, ante la ausencia de diálogo y de entender nuestras razones, lo único que planteamos es movilización para que las cosas, si tiene que haber cambios, sean absolutamente con garantías», añadió. Al hilo apuntó que la empresa mayoritaria en la firma mixta Resur, con participación también de la Diputación, «acaba de ser comprada por un grupo chino que además genera mayor incertidumbre».

Así las cosas, pidió seriedad y que no se deteriore los servicios. «Y si mañana quieren hacer todo público, encantados. Vamos a hablar y todos los trabajadores pasan a ser de la Diputación. Si se atreven a eso, vamos a sentarnos a hablar», apostilló.

Temas