Ideal

La Hacienda Santa Cristina afirma tener pedidos los permisos para actuar en Otíñar

  • La propiedad de la finca contesta a la plataforma que la poda y las labores para plantar olivos no han afectado al paisaje cultural protegido

La propiedad de la Hacienda Santa Cristina responde a la denuncia hecha por la Plataforma por Otíñar y su Entorno, sobre la tala de árboles y plantación de olivos sin permiso en este paraje protegido, que las «labores de poda y arreglo en la zona agrícola no tienen como objetivo causar destrozos al paisaje de la Zona Patrimonial de Otíñar», y que han consistido en limpiar las antiguas acequias, «ocultadas por la maleza tras años de abandono» y que las destrozaban. Añade que «para nada ha afectado a vegetación forestal» y que se hicieron «bajo supervisión de las autoridades forestales de la zona».

La propiedad agrega que para realizar tales labores «se tiene pedida la correspondiente solicitud a la Delegación Provincial de Medio Ambiente», igual que «ya se han pedido» los permisos a Cultura y Medio Ambiente «en el caso de la plantación de olivos». Plantación que dice hacerse en «el terreno agrícola de secano de las llamadas Vegas Bajas, donde ya existen sembrados olivos de manera salteada desde hace décadas, viniendo los actuales trabajos a completar los huecos».

Villa romana

En cuanto a la plantación junto al yacimiento arqueológico llamado Villa Romana del Laurel, la propiedad asegura que «nunca se contempló la posibilidad de que se realizaran hoyos para el sembrado». «Dicha zona debe de tener un control más exhaustivo y así se pidió a la Delegación de Cultura», apostilla.

Sobre los «supuestos destrozos en linderos tradicionales», la propiedad comenta que las labores de poda no afectaron a los mismos, pues «se centraron en la limpieza de la acequias y de maleza que afectaba al cultivo del olivar». «Igualmente – añade –, cabe decir que no existe ningún documento oficial que dé testimonio de cuáles eran esos linderos» y que la situación de los mismo «no consta en la Declaración de Zona Patrimonial de Otíñar».

Sobre los espacios públicos recuperados por el Ayuntamiento de Jaén, señala que «no han sido todavía inscritos, pues tras agotar la vía administrativa, actualmente se está siguiendo un proceso judicial, en el cual la propiedad defiende su titularidad sobre la mayoría de los caminos de la finca y la plaza y calles de Santa Cristina».

Señales

Alude igualmente a las señales instaladas por la Diputación Provincial – la plataforma ha vuelto a denunciar actos vandálicos contra ellas – y apunta que ha solicitado su retirada «por no ajustarse la misma a lo dispuesto en el Decreto 354/2009 de Zona Patrimonial de Otíñar, donde la denominación de ‘Otíñar’, que aparece en la señal, se da al castillo y aldea homónimos, a los cuales se accede por el Barranco de la Tinaja, y no a la aldea colonial de Santa Cristina». Y añade que estas señales han ocasionado que «muchos visitantes se perdieran entre los olivares de la finca buscando el castillo». Y recrimina a la Diputación que no haya tenido «tanta prisa» en reponer la antigua señal del Monumento a Carlos III (Vítor)».

La propiedad quiere por otro lado resaltar que está «plenamente concienciada con el patrimonio». Y que ha solicitado a la Delegación de Cultura el acogerse a los cuatro días mensuales de visita gratuitos a los elementos patrimoniales de la finca, y que para el año que viene «tiene pensado colaborar con diferentes actividades culturales».

Y que «ante la campaña de desprestigio que la plataforma tiene única y exclusivamente con la Hacienda Santa Cristina», la actual propiedad de la finca busca «recuperar del abandono esta finca con el fin de sacar de ella el mejor aceite de oliva del mundo, favorecer y apoyar las actividades de investigación sobre el valle de Otíñar, y fomentar y apoyar las actividades culturales y las de escalada deportiva que se dan en la finca».

Y anuncia que va a investigar el paraje de la Fuente de la Olivilla, «donde ha podido ver indicios de irregularidades e incumplimientos de las leyes forestales y del Decreto de Zona Patrimonial, que no han sido denunciadas» por la plataforma, argumentando que uno de sus miembros es «uno de los que tiene indicios de irregularidades en su parcela de la zona patrimonial».