Ideal

«Vamos a hacer una serie de inversiones en la provincia, pero las grandes obras no podemos ahora»

Felipe López, en el patio de la Delegación del Gobierno andaluz en la provincia de Jaén, en el Paseo de la Estación de la capital.
Felipe López, en el patio de la Delegación del Gobierno andaluz en la provincia de Jaén, en el Paseo de la Estación de la capital. / José M. Liébana
  • «La prioridad de la Junta es sostener los pilares de una sociedad decente», dice Felipe López, consejero de Fomento y Vivienda

Felipe López muestra con orgullo fotos de su huerto alcalaíno, que cuida «labrando bien la tierra y echándole sólo estiércol de oveja», explica. Un pedazo de tierra que le ata a su gente y a la memoria de su padre. Y a su municipio, del que fue alcalde y del que nunca ha querido distanciarse. Durante su larga etapa de quince años al frente de la Diputación Provincial conducía a diario los 90 kilómetros que separan Jaén y Alcalá. Ahora como consejero regresa cuando puede y ha instalado un riego por goteo a distancia gracias a las nuevas tecnologías. Un apego a sus orígenes que le hace no olvidar de dónde viene, y un pragmatismo labrado en sus 24 años al frente de distintas instituciones que estos días exhibe a la hora de justificar las limitaciones presupuestarias del renovado Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte en Andalucía (PISTA) para el periodo 2016-2020, que deja fuera grandes obras en Jaén y Andalucía, a la espera de que mejoren los tiempos y que la economía dé también sus frutos.

– Hay proyectos jienense que no están en el nuevo PISTA. ¿Por qué?

– Hay que ser realistas y no desconocer el marco financiero y presupuestario en el que estamos, aunque puede haber caminos alternativos. Por eso le he dicho a los empresarios, ‘acompáñenos a través de sus organizaciones en la Unión Europea, para que pueda haber otro horizonte presupuestario, que nos permita tener más recursos’ (el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Sevilla y las patronales Ceacop, Fadeco y Asica reclamaron a primeros de mes la retirada del PISTA 2020 por la baja inversión pública que contiene).

A mí me gustaría, en el caso de Jaén, hacer lo que queda de la Autovía del Olivar o hacer la de Torredojimeno-El Carpio (A-306). Pero lo honesto en este momento es decir la verdad: que vamos a hacer una serie de inversiones en la provincia, y en el resto de Andalucía, pero las grandes inversiones no las podemos ejecutar ahora. Y puedo planteárselo a Bruselas como demanda y reprocharle al Gobierno por qué no paga por ejemplo su parte de la atención a la Dependencia, pues nos liberaría recursos para la inversión en obra, o por qué no mejora la financiación para Andalucía. Pero al final, hay una Ley de Estabilidad Presupuestaria que pone límites al gasto, y Andalucía la está cumpliendo, aunque no le guste mucho.

– En los peores años de la crisis, el Gobierno andaluz repitió que la prioridad eran las políticas sociales y que las obras podían esperar. ¿Siguen en esa fase?

– En los dos últimos años ha crecido la inversión en Andalucía. No lo deseable, pero formo parte de un gobierno que tiene unas prioridades políticas decididas, como son sostener los pilares de una sociedad decente. La Consejería de Fomento tiene 750 millones de presupuesto y la de Salud tiene 8.300, afortunadamente. Eso no es incompatible con hacer infraestructuras, todo lo contrario, y por esos estamos haciendo esfuerzos.

En términos comparativos, entre 2009-2015 hemos destinado a inversión el 1% del PIB de Andalucía, mientras que la media de España es el 0,9%. En Madrid ha sido del 0,8%; Valencia, el 0,5%, y Cataluña, el 0,6%. Este es el mapa. Casi mil kilómetros de autovía tenemos en Andalucía (de titularidad autonómica).

– ¿Para cuándo prevé entonces el resto de la Autovía del Olivar (desde Alcaudete hacia Córdoba?

– Ahora hemos planificado la inversión hasta 2020 con estas coordenadas. Si cambian, por ejemplo, porque Andalucía recibe por habitante y año lo que tiene que percibir, pues tendremos más ingresos. Por eso este proyecto está en el anexo de inversiones (del PISTA 2020). Pero de momento, lo responsable es atenernos a este escenario presupuestario y pelear por cambiarlo.

– La conversión en autovía la A-308 entre Iznalloz y Darro, en Granada, mejoraría la conexión entre Jaén y Almería. Pusieron la primera piedra. ¿Hay alguna esperanza de poner la segunda y sucesivas?

– Eso está ahora mismo parado, con el mismo razonamiento de la A-306 (Torredonjimeno-El Carpio). Son proyectos deseables, pero los flujos de tráfico no son excesivos y por tanto no es una urgencia inaplazable.

Tranvía

– ¿La Junta puede mejorar su oferta para el tranvía de Jaén?

– Voy a ser claro. Hemos hecho una interpretación generosa para poder cofinanciar el déficit de explotación, en un 40%, calculando que el 40% de los usuarios procederán del ámbito metropolitano de Jaén capital. Si no, sería el 100% de financiación municipal, porque el tranvía de Jaén es enteramente urbano.

Sé las dificultades económicas que tiene el Ayuntamiento, pero es cuestión de prioridades y para mí lo son la movilidad, el transporte público, la energía, la calidad del aire y la salud. Los datos que hay es que en el ámbito europeo se producen al año 640.000 muertes prematuras como consecuencia de la contaminación. No se puede eliminar de un plumazo la contaminación, pero un transporte público de estas características lo puede minimizar.

Para final de año vamos a poner el metro de Granada en funcionamiento y vamos a quitar de la circulación tres millones de coches. Y es que Andalucía está haciendo un esfuerzo muy grande en transporte público urbano y metropolitano, muy por encima de otras comunidades autónomas... Yo seguiré con la mano tendida al Ayuntamiento de Jaén, pero no puedo sustituir sus esfuerzos.

– Andalucía oriental protesta por el aislamiento ferroviario. Antes de la crisis, la Junta anunció una nueva conexión de Jaén con Córdoba y otra con Granada. ¿Se retomarán?

– La reivindicación es al Estado, que tiene las competencias ferroviarias. Antes hubo una aportación de las comunidades autónomas para soportar el déficit de explotación de algunas líneas. Eso acabó en 2014. Ahora bien, si se resuelve lo que Europea ha planteado como prioridad, dentro de la red transeuropea de transportes, tendremos resuelto el 80% de los problemas de comunicación ferroviaria de Andalucía. Son los dos corredores, el atlántico y el mediterráneo, y ambos mejorarían la comunicación de la provincia de Jaén, pero el Gobierno ha hecho caso omiso. De los 6.000 millones gastados por el Gobierno en el ramal litoral del Corredor Mediterráneo, sólo 50 en Andalucía. Yo no me acerco a la demagogia del PP diciendo que todo es posible, pero sí pido un poco de equidad. En materia de ferrocarril, la gestión del Gobierno ha sido absolutamente calamitosa.

No sólo mejoraría la movilidad de la gente sino que tendría una componente directísima sobre el porvenir económico de Andalucía. Y es que la evolución del comercio mundial ligado a la globalización nos ha colocado en la centralidad del flujo mundial de mercancías. Eso es un hecho. La manera de darle la vuelta al mundo por vía marítima es pasar por dos canales, el de Panamá y Suez, y dos estrechos, el de Malaca y el de Gibraltar. Y eso hace que por el litoral andaluz pase un flujo espectacular de mercancías para los cinco continentes. Pero sin ferrocarril no hay logística. Es el transporte intermodal integrado: marítimo, ferroviario, carretera y aeroportuario. Y si logramos mejorar esto no sólo crearemos empleo relacionado con la logística sino sobre todo mejorando la competitividad en el resto de sectores productivos, haciendo que Andalucía sea más atractiva para las inversiones. Y ese es un incentivo mucho más potente que los incentivos económicos que se pueden dar a una empresa por instalarse aquí. Y esto es vital para el presente y el futuro, que vamos a seguir peleando, como una de las prioridades de Andalucía para reclamar al Estado.

Vivienda

– ¿Mantienen la apuesta por la rehabilitación en lugar de la construcción de viviendas públicas?

– No son incompatibles pero la rehabilitación es prioritaria. Hay que mejorar la ciudad existente, máxime cuando en Andalucía hay 670.000 viviendas vacías y en España, 3.400.000. Eso aconseja destinar los recursos públicos a la rehabilitación, sin descartar el nuevo crecimiento. Ítem más cuando el 48% de las viviendas está construido antes de 1980 y la normativa sobre edificación es posterior. Además, el parque de vivienda más antiguo lo habitan las familias con menos recursos, que tienen que utilizar más energía doméstica. También hay aún mucha vivienda sin ascensor, el 10,7%, aunque inferior a la media estatal, del 13%. Y la demanda, que antes estaba orientada sobre todo a la compra, hoy lo está al alquiler y al alquiler con opción a compra.

Y a la par, la Junta tiene, a través de AVRA, la antigua EPSA, 23.000 millones de metros cuadrados de suelo industrial y residencial, que estoy movilizando. Como no hay incentivos a la vivienda pública porque el Estado paró en 2012 los incentivos a la VPO, estamos sacando a la baja esos suelos, de modo que el constructor, promotor o cooperativa se compromete a repercutir esa rebaja en quienes adquieran después la vivienda.

– El PP va a denunciar cada semana una infraestructura que el PSOE no haya terminado. ¿Qué le parece?

– Hay una parte de las matemáticas que se llama aritmética que sería bueno que el PP la repasara, junto con la parte del rigor intelectual. Porque quien ha estado sistemáticamente restándole a Andalucía, en toda la legislatura, ahora pretende, en un ejercicio sublime de demagogia, que la comunidad autónoma multiplique los esfuerzos para que donde hay 110 haya 300, supongo que de forma milagrosa. Un partido que se connota de riguroso y de serio, que tiene responsabilidades de gobierno y que pretende gobernar en Andalucía, debería ser bastante menos chapucero en los análisis.

Yo le hago una pregunta: ¿Cuál de los proyectos contenidos en el plan PISTA abría que apear para financiar todo lo que piden? ¿Nos están invitando a incumplir la ley de Estabilidad Presupuestaria? ¿Nos están pidiendo que privaticemos servicios públicos para supuestamente abaratar costes, que luego se demuestra que no? ¿No tienen que hacer ninguna gestión con el Gobierno de la nación para que nos den lo que nos han ido sisando? ¿No tienen que hacer ningún esfuerzo ante Bruselas para mejorar el marco financiero?