Ideal

Leandro Cano posando sobre una escalera antes de un desfile.
Leandro Cano posando sobre una escalera antes de un desfile. / L. C.

El jienense que viste a Lady Gaga

  • LAS MIL CARAS DE JAÉN

  • 'Luke', Leandro Cano, diseñador

  • La artista, que apuntaba a uno de sus vestidos para su boda, o María León en Los Goya han llevado las creaciones del diseñador de la Sierra Sur, recién desfilado en la última Madrid Fashion Week

Estando en Roma hace algo menos de dos años, hacía frío, a unos amigos y quien esto escribe nos hizo gracia un italiano con vaqueros muy ajustados y 'pesqueros', sin calcetines. Al poco vimos otro. Y luego otro. Y otro. Que son italianos, tú, que estos visten bien ¿a que se pone esto de moda? No hombre, no creo ¿no? Volvimos a España y todo correcto, nuestro mundo seguía teniendo sentido; hasta que pocas semanas después vimos a un joven bien parecido yendo así, presumiendo de tobillos, y luego a otro, y a otro. Eran futbolistas, pero no había vuelta atrás. La calle estaría conquistada pronto. Muerte al calcetín (al largo al menos).

También vimos alguno con camiseta estrecha hasta casi las rodillas. El caso es que el mundo de la moda es así, inexplicable para muchos, apetecible para otros tantos, seguido por la mayoría con más o menos fervor y un misterio en general que unos cuantos privilegiados son capaces de desentrañar con ojo visionario y talento. Entre ellos está el jienense Leandro Cano 'Luke' (Ventas del Carrizal, Castillo de Locubín, 1984).

Sus creaciones han desfilado hace unas semanas en la Madrid Fashion Week, uno de esos templos mundiales en los que se decide qué se va a llevar pronto en la calle (más o menos); donde se crea o se reinventa, haciendo que vuelvan, sin saberse muy bien por qué, los noventa, los setenta, los ochenta, los sesenta, aunque ahora las décadas duran uno o dos años. Marlene Dietrich, que algo sabía de esto, lo dijo mejor: «Nos reímos de la moda de ayer, pero nos emocionamos con la de anteayer, cuando está en vías de convertirse en la de mañana». Cuidado de lo que se ríen o con lo que tiran.

En el mayor espectáculo

Las prendas de Leandro, delicadas y muy femeninas según los entendidos, a menudo con juegos de volúmenes y colores vivos, están confeccionadas en España por artesanas y cuentan con el favor de ''celebrities'' como la actriz María León, que lució una de sus creaciones en los Goya de este año, o Lady Gaga, que acudió al show de David Letterman con un vestido del jienense. Y la relación de la diva norteamericana con nuestro paisano va más allá. Casi la casa.

Hace unos días El español desvelaba que la celebridad y su equipo estuvieron muy interesados en basar su traje de novia en la colección Anima del diseñador, compuesta por formas vegetales de porcelana. También contactaron, asegura, desde el estudio de Lady Gaga para hacerse con una colección completa del creativo para el anterior inicio de su gira.

Finalmente no se celebrará la boda, por la ruptura de la cantante con su novio, el actor Taylor Kinney, protagonista de la serie Chicago Fire y con quien la diva estadounidense ha salido durante cinco años. Una pena y un escaparate andante mundial perdido para Luke de confirmarse. Luke, por cierto, viene de su segundo apellido, Luque, buscando precisamente ese toque internacional.

Lady Gaga actuará en la Super Bowl de 2017, así que quién sabe «¿llevará uno de los voluminosos diseños de Leandro, inspirados en la Sierra de Jaén?», se pregunta Borja Rama en el diario digital. La provincia 'presente' en el mayor espectáculo deportivo anual del mundo. No estaría mal.

Es el poder que otorga la repercusión mediática. Esa capacidad de ser embajador de la provincia que le ha valido esta misma semana el premio 'Jaén, paraíso interior 2016', que otorga la Diputación. En sus palabras, cariño a raudales hacia su tierra. «Voy a seguir promocionando Jaén como he venido haciendo durante tanto tiempo. Me suelo inspirar en ella a la hora de diseñar, son mis raíces, para mí lo fácil es inspirarme en Jaén», dejó dicho.

Su asalto al mundo comenzó en un pequeño pueblo de la sierra de Jaén dependiente del Ayuntamiento de Castillo de Locubín. Desde pequeño le llamó la atención la ropa y cómo se llevaba, los paisajes de su tierra y la belleza en general. De hecho, todo ello sigue siendo su fuente de inspiración, «mi madre, mi hermana, mi abuela, mis recuerdos de infancia, todo lo que me hace estremecerme, mi tierra, mis raíces».

«Siempre recuerdo a mi abuela haciendo ganchillo y punto, lo típico de mujer mayor de pueblo», confiesa a este periódico recién recogido su premio. Con dieciséis años se trasladó a Granada para estudiar Fotografía y Diseño Gráfico. Allí colaboraría con este periódico. Después se mudó a Sevilla para estudiar Diseño de Moda.

Fenómeno en Alemania

Durante su etapa hispalense fue seleccionado para participar como diseñador novel en los premios Puerta Europa de la pasarela Cibeles Novias de Madrid, donde se alzó con el tercer premio. Y llegaron más. También ganó el 'Designer for Tomorrow 2012', un certamen de gran prestigio para jóvenes diseñadores de moda que apadrina el afamado creativo estadounidense Marc Jacobs, ganador entre más de 360 aspirantes de todo el mundo. En Alemania ya es un diseñador conocido.

Hogaño, gran parte de sus diseños se encuentran actualmente expuestos en un museo en Francfurt junto a creaciones de prestigiosos diseñadores internacionals como Margiela o MacQueen.

Curiosamente, lejos del afán de protagonismo, de la excentricidad o del estilo muy marcado y llamativo de muchos diseñadores (gafas de sol omnipresentes, cuellos altos, etcétera, ya saben), Leandro tiene su propio sello, empero deja que sean sus colecciones las que hablen por él. «Me gusta la comodidad, simplicidad y sobriedad; soy discreto, me gusta pasar desapercibido», reconoce.

La fotografía y el diseño en general son sus otras pasiones. Incluso ha hecho sus pinitos con el cine, como el filme 'Luz'. El sueño del diseñador jienense de moda, objetivo más bien, «es la expansión internacional», como «trabajar en una importante firma de París». Haciendo de paso más grande, moderna, abierta e internacional, a su manera, a Jaén. En el camino promete trabajo, para que lo suyo no sea una moda pasajera.