Ideal

El Ayuntamiento rechaza el cierre del botellódromo de Jaén

El Ayuntamiento rechaza el cierre del botellódromo de Jaén
  • Los concejales no adscritos, antiguos Ciudadanos, pedían el cierre del botellódromo en la capital igual que se ha hecho en la ciudad de Granada

Todos los grupos con representación en el Ayuntamiento de Jaén (PP, PSOE y Jaén en Común) han rechazado en el pleno de este jueves la moción de los concejales no adscritos, antiguos Ciudadanos, en la que pedían el cierre del botellódromo en la capital igual que se ha hecho en la ciudad de Granada.

El concejal no adscrito Iván Martínez ha sido el encargado de defenderla y de abogar por buscar "verdaderas actividades de ocio al botellón" al tiempo que ha reiterado en múltiples ocasiones durante sus dos intervenciones que "las leyes están para cumplirlas y no se puede beber en la calle". Además, ha aludido a los costes de mantenimiento de este espacio para "unas arcas tan castigadas como las del Ayuntamiento".

Ha subrayado que "la juventud, que no tiene claro sus objetivos en la vida, siempre va a pedir beber en la calle" y ha añadido que lo que hay que hacer es "hacer cumplir la ley" y diseñar programas de ocio alternativos al botellón.

Martínez ha lamentado el voto negativo del conjunto de grupos, lo que evidencia que en Jaén, al contrario de lo que ha pasado en Granada, "el consenso y el acuerdo es para intentar no cerrarlo y no al contrario".

El resto de grupos ha indicado que abordar el tema del botellón es algo más complejo que plantear el cierre y han coincidido en que cualquier decisión al respecto se debe hacer de la mano de los jóvenes y de los órganos que les representan.

Por su parte, el actual concejal de Juventud, Manuel Heras (PP), además de abogar por "escuchar a todas las partes", ha advertido que la consecuencia inmediata del cierre del botellón puede ser la proliferación de microbotellones por toda la ciudad.

También el pleno aprobado dos mociones, una de Jaén en Común y otra del PP, en apoyo a los trabajadores del servicio de cocina del Hospital Doctor Sagaz, antiguo Neveral, y el rechazo al cierre de este servicio. La defensa de ambas mociones ha sido realizada por un trabajador del propio servicio de cocina.

La única voz diferente en el apoyo a esta moción ha sido el grupo municipal socialista que ha optado por la abstención tras hacer constar su apoyo a los trabajadores del servicio de cocina, pero rechazar todo lo que tiene que ver con la privatización del servicio por entender que en este caso hay una reorganización de los recursos pero no una externalización de los mismos.