Ideal

Contreras defiende la legalidad de la permuta y dice que por ahora no se plantea dimitir

  • "Ha sido un expediente que ha tenido todo el rigor desde el punto de vista legal y no teníamos nada que ocultar", ha dicho el concejal del PP en el Ayuntamiento de Jaén y vicesecretario general de Organización del PP

El concejal del PP en el Ayuntamiento de Jaén y vicesecretario general de Organización del PP, Miguel Contreras, ha defendido ante la jueza de Primera Instancia e Instrucción número 4 de la capital jienense la legalidad de la permuta que le ha llegado a declarar este lunes en sede judicial en calidad de investigado por un delito contra la Administración.

A su salida del juzgado, tras algo más de tres cuartos de hora declarando, ha indicado a los periodistas que por el momento no se plantea su dimisión ni como concejal ni como dirigente del PP de Jaén.

Ha señalado que "tenía ganas" de comparecer en el juzgado y "dar mi versión sobre los hechos". Ha añadido que su declaración le ha servido para "explicar con luz y taquígrafos" su actuación en el denominado 'caso permuta', y también la del Ayuntamiento en un proceso que "para mí ha sido totalmente riguroso y que no ha sido express sino que su tramitación se extendió durante un año, siete meses y once días".

"Ha sido un expediente que ha tenido todo el rigor desde el punto de vista legal y no teníamos nada que ocultar", ha dicho Contreras, al tiempo que ha reiterado que la permita investigada "ha respetado todos los procesos legales que pide la legislación y que no ha supuesto ningún menoscabo para el Ayuntamiento de Jaén".

Ha añadido que todo este caso se reduce al "ofrecimiento de un particular que tiene un bien que al Ayuntamiento le interesa y un particular que está interesado en un bien que tiene el Ayuntamiento". Se trata de algo que, según Contreras, "legalmente está establecido cuando hay necesidad" y ha insistido en que el Ayuntamiento estaba interesado en adquirir dicho local a cambio de unos terrenos que el Consistorio "no necesitaba para nada y que no le eran de ninguna utilidad porque era un sobrante que había en la cesión que en su día se hizo para la construcción del tranvía y que estaba allí dejado de la mano de Dios".

En opinión de Contreras, la permuta es "un procedimiento legal igual que la subasta", y en este caso se optó por la permuta porque el Ayuntamiento "no podía seguir pagando el alquiler del local" que estaba siendo utilizado como sede de una asociación de vecinos.

Contreras se ha mostrado confiado en que a la vista de las declaraciones y del expediente, la jueza Carmen Ballesteros, "me exonere de toda responsabilidad en haber cometido cualquier tipo de ilícito penal".

"Quien tiene certeza de que no ha cometido ninguna ilegalidad, de que está siendo investigado como una garantía legal, el acudir como investigado es una garantía legal porque lo he podido hacer asistido por un letrado", ha dicho el concejal y ha subrayado que "para nada se da el caso de que yo tenga que replantearme mi actual situación" y plantearse dimitir de sus cargos institucionales y orgánicos dentro del PP.

"Cuando el proceso avance, si el proceso avanza y se ven determinadas actuaciones donde yo haya podido cometer algún ilícito penal, como bien decía mi querido amigo y presidente provincial, José Enrique Fernández Moya, el señor Contreras sabe perfectamente lo que tiene que hacer", ha dicho Miguel Contreras.

Fuentes judiciales ha conformado a Europa Press que la situación procesal de Contreras es la misma que antes de prestar declaración por lo que se mantiene su condición de investigado. La jueza no ha interpuesto ninguna medida cautelar tras escuchar su declaración en sede judicial.

El concejal ha acudido al Juzgado acompañado por su abogado y por el concejal de Mantenimiento Urbano en el Ayuntamiento de Jaén, Juan José Jódar (PP). Se ha personado veinte minutos antes de la hora en la que estaba citado y aunque ha rechazado hacer declaraciones al entrar, sí que lo hacho cuando ha salido de juzgado casi tres horas después.

No ha sido el único que ha prestado declaración este lunes ante la jueza por este caso. También lo han hecho un técnico municipal y el particular beneficiario de la permuta.

La Fiscalía de Jaén, tras la investigación desarrollada por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional, remitió el pasado mes de mayo al Juzgado Decano la denuncia formulada por IU sobre presuntas irregularidades en una operación de permuta llevada a cabo entre el Ayuntamiento de Jaén y un particular.

Será el Juzgado de Instrucción número 4 el que determine el futuro inmediato de esta causa que tiene entre sus investigados a Miguel Contreras por haber autorizado cuando ejerció como alcalde accidental en el anterior mandato dicha operación de permuta para, según mantiene el PSOE, que está personado como acusación particular, "favorecer supuestamente a un particular en la concesión de un solar".

Desde Fiscalía, y así lo comunicó en su día al juzgado, se entiende que dicha operación de permuta iniciada en 2013 y finalizada en 2105 trataba de dar legalidad a "una compraventa encubierta que eludía la obligación de enajenar dicho bien en subasta pública" y que presuntamente beneficiaba a un particular.

La permuta se remonta a agosto de 2013 cuando un particular cerró un contrato privado para la compra por 150.000 euros del local que estaba siendo utilizado como sede por la asociación de vecinos Pilar del Arrabajalejo.

Con solo ese contrato privado de compraventa, el particular supuestamente se puso en contacto con el Ayuntamiento para que le comprara el local que estaba usando la asociación vecinal y cuyo alquiler corría a cargo del Ayuntamiento. Ante la imposibilidad de comprarlo, la Concejalía de Hacienda, según añaden las denuncias presentadas en Fiscalía, inicia un procedimiento para adquirir dicho local mediante permuta por algún terreno de propiedad municipal.

Finalmente, el particular, y siempre según las denuncias, elige los 2.478 metros cuadrados pertenecientes a una parcela mayor de 71.445 metros cuadrados, que tiene en su totalidad el carácter de bien de dominio público, no patrimonial. Para poder transmitir dicho terreno, el Ayuntamiento procede primero a segregar la porción interesada y luego a desafectarla, posibilitando así su transformación en bien patrimonial y su posterior enajenación.

Tras la segregación, la parcela es inventariada en el catálogo del Ayuntamiento como finca independiente y con la condición de suelo urbano consolidad. El valor de los terrenos es de 263.976 euros, mientras que el del local queda establecido en 230.307 euros. El Ayuntamiento y el particular otorgan escritura pública de permuta el 14 de mayo de 2015.

Desde el PP en el Ayuntamiento de Jaén se ha venido mantenido que dicha operación cumplió con todos los trámites administrativos exigidos y así se trasladó en la comisión extraordinaria de Hacienda convocada para tal fin ante la negativa del equipo de gobierno local (PP) de celebrar una comisión de investigación tal y como se exigía desde la oposición.