Ideal

El olivar amortigua el embate de la crisis en Jaén, la provincia andaluza donde menos cayó la economía

El olivar amortigua el embate de la crisis en Jaén
  • La administración pública 'mantiene el tipo' en suelo jienense, donde la caída es menor pero también el punto de partida, con el PIB per cápita más bajo de la comunidad

Perdemos menos, porque teníamos menos que perder. Jaén fue una de las provincias de Andalucía que pudo amortiguar, aunque fuese un poco, el durísimo golpe que supuso el estallido de la crisis económica, del que aún nadie se ha recuperado del todo. Al menos eso dicen las cifras. Según los datos de las cuentas regionales publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la jienense es la provincia en la que menos bajó el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita entre 2008 y 2013, último año del que existen datos provinciales.

El descenso registrado, del 5,83% en esos cinco años, es el menor de toda la comunidad autónoma. Las razones, no obstante, no son tan halagüeñas: la provincia presenta el PIB por habitante más bajo de Andalucía, por lo que hay menor margen para caídas estrepitosas.

En cualquier caso, la evolución de la región jienense se ha comportado además mejor que las medias andaluza y española. Uno de los principales colchones que amortiguaron la caída fue el repunte del sector de la agricultura. El peso de la agricultura con el olivar al frente y de la administración pública han permitido que el 'destrozo' fuera aún mayor.

«La mayor importancia relativa de la agricultura en Jaén, especialmente del olivar, sería clave para explicar este dato», valora Antonio Martín Mesa, catedrático de la Universidad de Jaén (UJA) de Economía Aplicada. «La crisis ha afectado al sector industrial, sobre todo, con más peso en Sevilla, Huelva o Cádiz con los astilleros, que en nuestra provincia, donde también ha afectado, claro, pero en menor número en comparación. El otro sector que más se ha hundido, la construcción, era más relevante en provincias más grandes y en las zonas de la Costa del Sol o la Costa de Almería», apostilla. «Al sector agrícola en cambio le influye más la lluvia o sus propios precios que la crisis, aunque también lo haga», matiza.

En el mismo sentido se expresan desde las uniones de agricultores, como la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), recalcando que el sector primario ha sido una pieza fundamental para amortiguar el desplome súbito de la construcción, cuya aportación al PIB cayó más del 60 por ciento en pocos años. De más de 1.200 millones a poco más de 536.

El PIB en agricultura en Jaén superaba los 1.093 millones en 2013, por 'solo' 839 millones en 2008. Mientras el resto de sectores caían no solo el campo no lo hacía, tan caprichoso, sino que aumentaba. La administración pública también ha aguantado el tirón. En el año de inicio de la crisis suponía 2.771 millones, por 2.715 del ejercicio de 2013.

El sector financiero crece

En el lado positivo está el sector financiero, que ha tenido un crecimiento notable en lo que va de siglo. En el año 2000 apenas 828 millones de euros mientras que en 2013 ya son 1.847 millones de euros. Más del doble.

El PIB total de la provincia de Jaén era de 11.130 millones en 2008 y de 10.441 cinco años después, en el año 2013.