Ideal

Cuatro detenidos por una presunta adjudicación fraudulenta de una campaña de publicidad

  • La campaña fue llevada a cabo por un organismo oficial y para ocultar el fraude legal, tres empresas jienenses se ‘prestaron al juego’

Agentes de la Policía Nacional detuvieron ayer en Jaén a cuatro personas e investigaron a una funcionaria de un organismo público por la presunta adjudicación de una campaña de publicidad a una empresa de manera fraudulenta. La autoridad judicial ordenó la investigación de una denuncia previa, interpuesta por un extrabajador de una empresa de publicidad de la capital en la fiscalía. Con el fin de ocultar el fraude legal, presuntamente tres empresas jienenses se prestaron para tal fin. Además de los cuatro detenidos en esta operación bautizada ‘Paraíso’, se le imputan diferentes delitos a una funcionaria de un organismo público. Así lo informó ayer la Policía Nacional en un comunicado.

Las investigaciones no están conclusas y están siendo llevadas a cabo por parte de agentes adscritos a la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de Jaén.

En el comunicado se señala que en el mes de abril del año en curso, la Policía recibió una orden de investigación emanada de uno de los juzgados de la capital con el fin de investigar una denuncia previa, interpuesta por un extrabajador de una empresa en la fiscalía de Jaén. La investigación policial se centró en la presunta adjudicación de manera fraudulenta o ilegal de unos contratos de publicidad, dentro de una campaña publicista llevada a cabo por un organismo oficial.

Ley de Contratos

Los investigadores, según el comunicado, estudiaron detalladamente la documentación aportada por la autoridad judicial identificando a los organismos públicos y empresas intervinientes, en total cuatro, si bien una de ellas quedó exonerada de la investigación.

A continuación se centraron en investigar la adjudicación de una campaña de publicidad específica por un importe de 60.000 euros, siempre teniendo en cuenta que la Ley de Contratos del Sector Público obliga a los responsables del organismo oficial a solicitar ofertas de al menos tres empresas capacitadas para la realización del objeto del contrato cuando su importe sea superior a los 18.000 euros. Las pesquisas concluyeron en la presunta violación de la Norma.

Un responsable del organismo oficial, dentro de la campaña de publicidad, presuntamente adjudicó la operación por 60.000 euros, vulnerando la Ley de Contratos que obliga a ofertarla al menos a tres empresas, sin embargo, supuestamente, previo acuerdo con el responsable de la empresa para ‘saltarse la ley’, señala la Policía, «éste acordó con el ente público dividir el contrato entre varios poniéndose de acuerdo con las otras dos empresas investigadas. Por ello, la empresa adjudicataria, subcontrató a otra empresa con el fin de darle forma legal, siempre, presuntamente en connivencia con el responsable del organismo oficial».

Modus operandi

Así, la Policía informó ayer en detalle que la campaña estaba prevista por una duración de seis meses, por ello, «las empresas investigadas facturaban por separado cada mes, para que dinero llegara finalmente y con apariencia legal al empresario detenido y adjudicatario de la campaña, éste facturaba a las otras tres empresas por importes exactos a los facturados al ente oficial, de esta manera se ‘limpiaba’ el dinero, sin embargo la investigación puso de manifiesto que ninguna de las tres empresas que facturaban realizaron trabajo alguno, siendo la empresa subcontratada la que realizó los trabajos mientras los responsables de las demás empresas, presuntamente se ‘prestaron al juego’», apostilla el comunicado.