Ideal

La salud financiera del Ayuntamiento de Jaén no mejora

Reunión del alcalde y el concejal con representantes del Ministerio de Hacienda.
Reunión del alcalde y el concejal con representantes del Ministerio de Hacienda. / IDEAL
  • El martes el alcalde se desplazó a Madrid para reclamar una quita de la deuda al Gobierno, que no será posible mientras esté ‘en funciones’

Jaén vuelve a ser el Ayuntamiento de España, de más de 75.000 habitantes, con la peor situación financiera del país. Repite por segundo año consecutivo, según el informe emitido por Analistas Financieros Internacionales (AFI), que basa su trabajo en datos de 2015, en los que el ayuntamiento jienense obtuvo diez puntos sobre cien en la calificación SCAL, la herramienta de ‘ratings’ de AFI. Se trata del segundo año consecutivo en el que la capital jienense encabeza este ranking, ya que en 2014 obtuvo la misma puntuación. Otros ayuntamientos andaluces que están a la cabeza de esta lista negra son Chiclana de la Frontera (Cádiz), Granada y Cádiz en cuarta, quinta y sexta posición, respectivamente. Los dos primeros obtuvieron 23 y 27 puntos, respectivamente, empeorando ligeramente su puntuación de 2014; mientras que Cádiz subió de 27 a 29 puntos.

Pero no queda ahí la cosa. El estudio de AFI también recoge una calificación de los ayuntamientos andaluces de más de 10.000 habitantes y sitúa a Jaén, Los Barrios (Cádiz), Bollullos Par del Condado, Isla Cristina (Huelva) y Chiclana (Cádiz) como los que tienen una peor situación financiera. El Ayuntamiento de Jaén mantiene la misma mala puntuación de 2014 pero el resto aún empeora la de 2014.

En el extremo opuesto, lo más solventes de ese tamaño son Alhaurín de la Torre (Málaga), que se mantiene en los cien puntos, seguido de Bormujos (Sevilla), Castilleja de la Cuesta (Sevilla), Huércal de Almería (Almería) y Mijas (Málaga), todos ellos por encima de los 96 puntos y, en la mayoría de los casos, mejorando las puntuaciones del año anterior.

«En general, los datos de liquidación de 2015 confirman la mejora paulatina» del sector local desde 2011, que mejora sus ‘ratings’ en 2015», señalan desde AFI, que añade que el crecimiento de los ingresos y la «significativa» reducción del endeudamiento son las variables que más han pesado en este saneamiento del sector.

En 2011, esta herramienta SCAL otorgaba al 24% de las entidades locales una nota por debajo de 50 puntos, mientras que en 2015 solo obtienen una calificación por debajo de 50 puntos el 6% de las entidades analizadas. Entre ellas, en peor situación, Jaén.

Reunión en Madrid

Precisamente para abordar la situación económica municipal, viajó el martes a Madrid el alcalde de Jaén, Javier Márquez (PP), quien acompañado del concejal de Hacienda y Contratación, manuel Bonilla, mantuvo una reunión con el secretario de estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.

En ese encuentro, el alcalde trasladó la posibilidad de una quita de la deuda, tal y como han exigido los grupos de la oposición y tal y como se aprobó, por unanimidad, en el pleno del pasado mes de julio.

Según explicó posteriormente el concejal, «el Gobierno de España entiende la situación económica y financiera actual y ha mostrado su disposición a seguir colaborando y ayudando a los ayuntamientos en dificultades», aunque «en la actual situación de gobierno en funciones es imposible que se tomen medidas».

Además, el Gobierno ha dejado claro que las medidas que en su momento se puedan adoptar «serían generales para los ayuntamientos con especiales dificultades financieras», de modo que desde el Ministerio «se ha considerado conveniente que el Ayuntamiento de Jaén trasladase esta situación y preocupación también a la comunidad autónoma, a la Junta de Andalucía en este caso, para que desde ella también se establezcan vías de colaboración».

Junto a ello, según Bonilla, desde el Ministerio se ha propuesto que el Ayuntamiento de Jaén pida a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) «que contacte con otros ayuntamientos que están en situación de riesgo financiero y se estudien las medidas y fórmulas en conjunto que tanto el Gobierno central, como los autonómicos, pueden plantear para ayudar a resolver esta situación».

Ese trabajo de las federaciones nacional y autonómica después se trasladaría a las administraciones para consensuar la puesta en marcha de medidas de ayuda, «pero dejando claro que siempre que haya un Gobierno que pueda tomar esas decisiones para todos los ayuntamientos en situación de riesgo financiero».

La solicitud de esta quita era una condición básica por parte de la oposición para continuar con el clima de entendimiento de antes del verano. Un clima que se rompió de forma tajante tras el pleno del pasado mes de agosto, cuando la oposición votó en contra de pedir más préstamos, esta vez de 4,4 millones de euros para indemnizar las sentencias que condenan al Ayuntamiento.

Hace unos días, el equipo de Gobierno volvía a hacer un llamamiento al resto de grupos, pidiendo «responsabilidad» ante la necesidad de buscar liquidez para «encarar estos próximos tres meses del año que ya termina».

Meses en los que se celebra la Feria de San Lucas o la Navidad y «debemos ofrecer a los vecinos de Jaén una programación cultural de calidad. «El equipo de Gobierno trabaja sin descanso a diario» pero «no tenemos mayoría absoluta y sin duda alguna todos los concejales tenemos que responder y ser responsables con nuestros actos», dijo la portavoz del equipo de Gobierno, Reyes Chamorro.