Ideal

¿Obras de mejora o camas vacías?

Vista aérea del hospital Médico Quirúrgico.
Vista aérea del hospital Médico Quirúrgico. / Ideal
  • Radiografía al Complejo hospitalario tras un verano con varias polémicas: los sindicatos hablan de recortes, el PP de «hacinamiento» y la Junta defiende un verano con intervenciones para mejorar los servicios

Un vídeo, grabado el pasado domingo, realiza un recorrido por la planta quinta del hospital Médico Quirúrgico del Complejo Hospitalario de Jaén. Las imágenes muestran los pasillos vacíos y las habitaciones sin vida, con las camas sin colchones. Ni rastro de trabajadores ni de pacientes. Tras ese recorrido, el vídeo muestra otra ala de esa misma planta, llena de gente y con habitaciones en las que se intuyen tres camas en cada una de ellas.

El Partido Popular se ha hecho eco de estas imágenes a través de las redes sociales, y ha asegurado que llevará al Parlamento una denuncia por el «hacinamiento en unas zonas del hospital» frente al cierre de otras. Y esto, ha vuelto a abrir el debate sobre el cierre de camas en el hospital durante el verano, que enfrenta a los sindicatos y a la Administración. Los primeros aseguran que está motivado por los recortes en el presupuesto, que no permiten contratar al personal necesario para cubrir vacaciones y atender todas las plantas con normalidad. Y la segunda defiende que el cierre de plantas está motivado por las obras de mantenimiento que se están llevando a cabo y para las que se aprovecha siempre la época estival, cuando hay menos demanda asistencial.

Sea cual sea el motivo, lo cierto es que a este momento continúan cerradas alas de las plantas cuarta, quinta y sexta, según los datos del Sindicato Médico, y el hospital no recuperará su funcionamiento normal hasta que comience el mes de octubre, según las previsiones de la Junta de Andalucía.

Pero el cierre de camas no es el único motivo de enfrentamiento, a nivel político y entre sindicatos y el Servicio Andaluz de Salud (SAS). Aquí van algunas de las claves de cómo ha sido el verano en el Complejo Hospitalario.

Sindicato Médico asegura que durante el verano, de los 14 quirófanos que funcionan normalmente, solo ha habido entre 5 y 6 en funcionamiento diario. Su presidente, Enrique Vilar, denuncia que el 50 por ciento de las consultas externas han estado cerradas, que la planta cuarta, quinta y sexta se ha cerrado, y sigue estando así «con la excusa de las obras, y eso que no se ha movido un ladrillo en la mayoría de las áreas».

Aseguran además, que de los 35 médicos que trabajan en puerta en Urgencias, este verano solo se han sustituido a cuatro, con lo que los demás han tenido que doblar turnos y «cubrirse entre ellos». Y en el caso de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), «solo han sustituido a un médico». «Con los recortes, todos los años vivimos la misma dinámica en los hospitales», denuncia Vilar.

Desde Satse, su secretario provincial, José Jesús García, es contundente cuando asegura que las camas no se han cerrado por obras, sino «porque no hay dinero». Asegura que la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública afirma en su último informe «que Andalucía es una de las comunidades con menos presupuesto destinado a la Sanidad, y dentro de Andalucía, Jaén está en los últimos puestos».

Y a esto se suma, «las sentencias judiciales condenatorias, que tienen que pagar», y que según Satse, suman en torno a tres millones en la provincia. Se trata de demandas puestas por los sindicatos, por cuestiones relacionadas con los trienios, el pago de los festivos durante las vacaciones, la aplicación de la jornada laboral de 37,5 horas o por las pagas extra.

«Las enfermedades no se van de vacaciones y la población necesita atención sanitaria durante el verano», reclama García.

Las habitaciones con camas triples han sido también una denuncia constante desde el sindicato CSIF, que durante el mes de agosto ha ido contabilizando la cifra de habitaciones en esta situación, y a mediados de mes aseguraba que eran 53, casi el doble que dos semanas antes. «Es alarmante que se aumente el número de camas cerradas cuando hay afluencia de pacientes considerable, lo que provoca la aglomeración en otras plantas. Con esta situación se reduce la calidad asistencial de los pacientes, y por supuesto, hay una sobrecarga de trabajo para los empleados públicos».

Visita a las obras

Muy distinta es la versión de la Administración. La delegada territorial de Salud, Teresa Vega, defiende a capa y espada las obras que se han hecho este verano, y que han sido el motivo, según asegura, por el que se han cerrado plantas. Aún así, recuerda que durante toda la temporada estival, no se ha superado el 70 por ciento de actividad asistencial porque «en verano, en Jaén la gente se va y es por eso que hay que aprovechar esta época para hacer obras».

«Hay gente mezquina que entra en domingo en una planta para grabar un vídeo y decir que no hay obras, sabiendo que el lunes estarán allí las cuadrillas de trabajadores reparando la climatización y la electricidad», defiende la delegada, que asegura que después de tanta polémica, están preparando una visita, la próxima semana para mostrar públicamente las intervenciones que se han hecho.

Aún así, detalla que las principales son pintar, adaptar cuatro aseos a personas con movilidad reducida y repasar las instalaciones de electricidad, fontanería, saneamiento, telecomunicaciones o climatización de varias áreas de todos los edificios del Complejo.

En el Médico-Quirúrgico se ha sustituido el suelo y el revestimiento de las paredes de los quirófanos 3 y 9, la sustitución del climatizador de su segunda planta, la ampliación de las consultas y salas de espera de Radioterapia, la adaptación de la antigua zona de Urgencias para el servicio de Oftalmología, que permitirá también al cambiarse de lugar que se amplíe el de Oncología, además de la adaptación de unos aparcamientos para usuarios con discapacidad.

Y en el Neurotraumatológico se ha creado un nuevo vestuario y una puerta corredera para sus quirófanos, la instalación de una mampara en el control de enfermería y la reparación de las tuberías de las consultas de Otorrinolaringología, ademas de la adaptación de un aseo para personas con movilidad reducida.

Cocina

El cierre de la cocina del hospital Doctor Sagaz, conocido como El Neveral ha sido otra de las polémicas del verano. Una decisión muy criticada por los sindicatos, y que Vega explica asegurando que se trata de una decisión «para optimizar los recursos de la administración pública», y que debería de haberse tomado hace tiempo. «No era lógico que contemos con 130 trabajadores en cocina y que 25 estuvieran cocinando para 60 personas y el resto para 450 personas. Se ha reorganizado la plantilla, que es toda de trabajadores públicos y a partir de ahora la comida de El Neveral se cocinará en el Neurotraumatológico».

Otro episodio fue, hace solo unos días, en plena ola de calor, la rotura del aire acondicionado en la cuarta planta, denunciado por el sindicato CSIF, que aseguró entonces que tanto trabajadores como pacientes estaban sufriendo «un infierno» debido a un problema, que se viene repitiendo desde hace mucho tiempo.

«Está claro que hay problemas y hubo una rotura en los días de más calor y hay que pedir disculpas a quienes lo sufrieron», aseguró la delegada, que reconoció que necesitaron varios días para reparar esa avería, pero «tampoco se puede tratar como si fuera una catástrofe».

Partido Popular

Ayer la portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular, Catalina Monserrat García, denunciaba en una rueda de prensa los «graves problemas de la sanidad, que sigue de vacaciones en la provincia» debido a la «gestión nefasta de la Junta de Andalucía».

Según dijo, durante este verano se han cerrado 180 camas y, a pesar de las declaraciones de los responsables autonómicos, ha habido una menor contratación respecto a 2015 (-2,60 por ciento), y se han seguido haciendo contratos al 50 y 30 por ciento y «no se han sustituido» bajas, jubilaciones y permisos como los de cuidado de un mayor o un menor.

A esto, Vega respondió asegurando que el PP, a nivel nacional recorta el presupuesto a las comunidades, mientras por otra parte denuncia esos recortes. «Seis de cada diez euros que se gastan en Andalucía, son para Sanidad. Es uno de nuestros pilares», dijo.