Ideal

Impactos en el coche.
Impactos en el coche.

En libertad los dos acusados de tirotearse mutuamente las casas

  • Aseguran que son amigos y aluden a que alguien intenta enemistarlos para explicar por qué sus viviendas coches fueron acribillados

Alberto Magalhaes y Alberto J., detenidos por su supuesta implicación en dos tiroteos ocurridos en la noche del lunes al martes en Jaén, estaban ayer ya en la calle después de prestar declaración en el juzgado de Instrucción 3. Los dos le dijeron al juez Miguel Sánchez-Gasca que no sólo son inocentes de la acusación de disparar mutuamente contra la casa del otro, como sostiene la Guardia Civil, sino que son amigos hasta el punto de que el sábado pasado estuvieron juntos en el cumpleaños de uno de sus hijos. Que no hay rencillas entre ellos. Explican los disparos contra sus viviendas como el intento de alguien al que no nombran de enemistarlos o por la acción de un enemigo al que no citan. Tras declarar quedaron en libertad con cargos con la obligación de presentarse en el juzgado cada quince días.

La Guardia Civil puso a ambos a disposición judicial después de detener a Alberto J. y de que Alberto Magalhaes -uno de los delincuentes más activos de los últimos quince años en Jaén-, se entregase. Les imputan delitos de daños, amenazas y tenencia ilícita de armas.

Según ha informado la Guardia Civil, el primero de los tiroteos tuvo lugar sobre las 23,50 horas del lunes cuando uno de los detenidos efectuó con un rifle del calibre 22 numerosos disparos al parabrisas de un vehículo y a la fachada de una vivienda situada en la urbanización Altos del Puente Nuevo, en Jaén capital. Al parecer el detenido acertó los disparos al vehículo propiedad de la persona a la que pretendía causar daño, una furgoneta vieja prácticamente inservible que tenía aparcada en la puerta del chalé que tiene 'okupado' con su familia, pero se equivocó con la fachada de la vivienda ya que pertenece a una casa que nada tiene que ver con ninguno de los dos detenidos.

Según la Guardia Civil, el atacado respondió y media hora después, con una escopeta de caza con los cañones recortados devolvió la agresión efectuando varios disparos sobre la vivienda del primer tirador situada en el barrio conocido como Tiro Nacional, en la capital jienense.

Los acusados niegan esta versión y aseguran que aunque tienen un pasado de delincuencia juvenil, robos y cárcel, actualmente se encuentran reinsertados, tienen un trabajo estable y no andan metidos en drogas ni asuntos violentos. También niegan que haya un origen sentimental en los hechos.