Ideal

Más de cinco años de cárcel para los dos acusados de robar la Custodia de Las Bernardas

Más de cinco años de cárcel para los dos acusados de robar la Custodia de Las Bernardas
  • Las penas se han impuesto tras la conformidad de los acusados con los hechos que se imputaban y las penas propuestas por el Ministerio Fiscal

La Sección segunda de la Audiencia de Jaén ha condenado a penas de cuatro años de cárcel y un año y medio de cárcel a los dos autores del robo de la Custodia del convento de Las Bernardas, de Jaén capital, en marzo de este año.

En concreto, han sido cuatro años de prisión por un delito de robo con fuerza y otro de robo para D.J.Z., mientras que para la otra acusada, M.C.C.T, la pena impuesta ha sido de un año y medio de cárcel por un delito de robo.

Además, la responsabilidad civil subsidiaria que inicialmente el Ministerio Fiscal había fijado en 500.000 euros, ha sido rebajada a los 40.000 euros que la pareja deberá abonar conjunta y solidariamente.

Las penas se han impuesto tras la conformidad de los acusados con los hechos que se imputaban y las penas propuestas por el Ministerio Fiscal que ha rebajado sus peticiones iniciales de nueve y seis años de cárcel para lograr el acuerdo.

El abogado defensor de D.J.Z., Ramón Porras, en declaraciones a los periodistas tras el juicio, ha apuntado que las penas se han reducido una vez que desde Fiscalía se ha retirado el delito contra los sentimientos religiosos y además se ha tenido en cuenta como atenuantes la drogadicción de su cliente.

"Para que hubiera un delito contra los sentimientos religiosos tendría que haber habido una intención o un dolo específico de ofender o enaltecer y aquí lo único que ha habido es que mi cliente lo que quería era buscarse un apaño para conseguir droga", ha dicho Porras.

La Custodia de Las Bernardas, datada en el siglo XX, estaba valorada en más de 400.000 euros ya que contaba con brillantes, perlas y esmeraldas, además de oro, que no ha sido recuperado en su integridad.

Los hechos, según ha relatado el fiscal, ocurrieron el 11 de marzo entre las 17,30 horas y las 18,00 horas, cuando los dos acusados "puestos de común acuerdo" y con "claro ánimo de perjudicar a la comunidad religiosa de las Hermanas Franciscanas Descalzas" se hicieron con la preciada pieza.

Para ello, tras calcular que había un espacio de tiempo en el que el Santísimo Sacramento del Altar "quedaba expuesto a la veneración de los fieles en adoración permanente y sin nadie en el templo", mientras M.C.C.T. se quedaba fuera vigilando, D.J.Z. se servía de un banco para saltar la valla de más de dos metros que resguardaba la Custodia.

Una vez que ya estaban en posesión de la Custodia se fueron directamente a su domicilio donde "empezaron a retirarle las piedras preciosas y a fracturarla para vender el oro y las piezas, causando un grave perjuicio a la pieza".

Al día siguiente del robo, la acusada, siempre según el relato de los hechos del Ministerio Fiscal, introdujo parte de la Custodia en un carrito de la compra y la llevó oculta hasta el piso de su madre. Fue la madre de la acusada la que al percatarse de la gravedad de los hechos, devolvió la Custodia al convento.

Finalmente, la Policía registró el domicilio de la pareja y allí encontró el resto del ornamento sagrado, con parte de las piedras preciosas, y la daga de la Virgen de los Dolores.

D.J.Z. acabaría entregándose en la comisaría y reconociendo su autoría en el robo, además implicó ante el juez a su compañera sentimental. Por su parte, M.C.C.T. ha venido negando su implicación en los hechos. D.J.Z. se encuentra en prisión preventiva desde el pasado mes de marzo y allí seguirá para cumplir los cuatro años de condena que le acaba de imponer la Audiencia de Jaén.