Ideal

Cáritas impulsa un proyecto de reciclaje textil con 30 contenedores

Uno de los contenedores utilizados por Cáritas.
Uno de los contenedores utilizados por Cáritas. / IDEAL
  • Con esta iniciativa la organización pretende ofrecer formación y una posible salida laboral a personas en situación de exclusión

En las próximas semanas está previsto que comiencen a instalarse los primeros contenedores para la recogida de ropa usada dentro del proyecto empresarial que Cáritas Diocesana de Jaén ha puesto en marcha para el reciclado textil, según informaron este viernes desde la organización.

«Conscientes del potencial que ofrece una actividad apenas explotada en la comunidad y de los beneficios sociales y medioambientales que reporta», Cáritas Diocesana de Jaén ha puesto en marcha esta iniciativa. «La idea es nutrirse de la ropa que hasta ahora se entregaba en las parroquias, creando una red de recogida a través de contenedores instalados en diferentes municipios de la provincia», añadieron.

Además del cuidado del medio ambiente, con esta actividad Cáritas pretende ofrecer formación y una posible salida laboral a personas en situación de exclusión. «Alrededor del 95 por ciento de la ropa que desechamos en nuestros hogares puede tener una segunda vida útil, bien destinando al mercado de segunda mano la de mayor calidad, bien como materia prima para la fabricación de nuevas fibras, relleno de muebles o fieltro para aislamiento sonoro», señalaron desde Cáritas.

En marcha a finales de mes

Los primeros 30 contenedores, con capacidad para 250 kilos de textil cada uno, está previsto comiencen a colocarse a finales de este mes, una vez hayan sido serigrafiados con el logotipo de Cáritas. A partir de ahí se establecerán recogidas periódicas, en función del volumen de residuos que se genere y con el fin de evitar que se saturen o sean utilizados para fines diferentes al previsto.

Emplazada en una nave cedida por el Ayuntamiento de Linares, la empresa ocupa ya a dos trabajadores que desde el pasado mes de junio están recogiendo la ropa acumulada en parroquias de la Diócesis. Hasta el momento se han recogido unas setenta toneladas de residuos que se han enviado a Barcelona para su reciclado.