Ideal

Le piden seis años por saltarse un semáforo y matar a un motorista

  • Ignoró la luz roja y arrolló a una moto que circulaba correctamente por el cruce entre Julio Burell y la calle Úbeda de Linares

Un hombre que responde a las iniciales J.V.J., de 28 años, está citado el próximo lunes en el Penal 1 de Jaén para un juicio por la muerte de un motorista al que supuestamente arrolló en un cruce en el que se saltó un semáforo en rojo. El Fiscal pide una condena de tres años de cárcel. La familia del fallecido eleva la petición hasta los seis años de internamiento.

El Fiscal relata en su escrito de acusación que J.V.J. circulaba el 11 de diciembre de 2013 por la calle Julio Burell hacia el camino de Úbeda con su coche cuando «de forma intencionada se saltó un semáforo sin percatarse de que circulaba por el cruce» una moto. El turismo que conducía el acusado invadió el cruce y el motorista no pudo evitar la colisión.

El Fiscal insiste en que J.V.J. actuó «prescindiendo de las elementales normas de circulación pese a ser consciente del peligro que ocasionaba al no asegurarse, pese a adentrarse en el cruce con el semáforo en rojo, de que circulara algún vehículo ni adoptara ningún tipo de precaución, siendo dicho modo de actuar la causa de la colisión».

Acusación particular

La acusación particular, en nombre de la familia de la víctima, destaca que la moto circulaba correctamente procedente de la calle Úbeda «cumpliendo con las normas de circulación», cuando fue arrollada, mientras que el conductor del turismo «saltó el semáforo a pesar de estar en fase de color rojo y con total conocimiento de dicha causa, como así se reconoce».

El accidente se produjo a las siete menos diez de la mañana. El hombre que conducía la moto sufrió lesiones graves y falleció ese mismo día a las siete y media de la tarde.

El fallecido dejó viuda, una hija de 14 años y un hijo de 10.

El Fiscal considera que los hechos son constitutivo de un delito de homicidio por imprudencia, por el que pide una condena de tres años de cárcel, retirada del carnet de conducir e indemnizaciones para la viuda, los hijos y la madre del fallecido.

La acusación particular cree que además de homicidio por imprudencia hay otro delito contra la seguridad vial por conducción temeraria y pide en total seis años de cárcel, retirada del carné e indemnizaciones para los familiares.

El seguro ya aportó una cantidad pero las acusaciones estiman que debe ser mayor.