Ideal

El PSOE pide "menos ataques y más voluntad de acuerdos" para sacar adelante los presupuestos

  • Julio Millán cree que Márquez debería superar la etapa del “revisionismo histórico” como justificación de su incapacidad para sacar adelante acuerdos y considera “una mala estrategia atacar a quien está exigiéndole que sea su aliado”

El PSOE recuerda al alcalde de Jaén, Javier Márquez, que sigue teniendo su mano tendida por el futuro de la ciudad y para sacar adelante los presupuestos, pero pide al equipo de Gobierno del PP “menos ataques y más voluntad real de trabajo y de llegar a acuerdos por el futuro de Jaén”.

El secretario de Política Municipal socialista, Julio Millán, ha subrayado que Márquez “debería superar la etapa del revisionismo histórico” como justificación de su incapacidad de materializar proyectos cuando muchos de ellos no dependen más que de su esfuerzo como regidor a la hora de gestionar y otros tantos de una necesaria voluntad de trabajo.

Millán considera que el ataque a la oposición que representa el PSOE “no es el mejor camino para conseguir los apoyos que el gobierno del PP necesita para sacar adelante el Ayuntamiento”. “Es una mala estrategia atacar a quien por otro lado está exigiéndole que sea su aliado. No es de recibo que busque el apoyo del PSOE para conseguir liquidez y pagar la nómina municipal y al mismo tiempo se ataque a la oposición que le brinda oportunidades de acuerdo”. En este sentido estima que esta actitud defensiva de Márquez es fruto de “una rabieta” cuando no salen adelante aquellas cosas para las que pide el apoyo “sumiso” de los socialistas. “Debería plantearse si en la base de estos ataques al PSOE no se esconde una incapacidad manifiesta suya o un interés de parte de su equipo de Gobierno de no llegar a acuerdos”.

En esta línea, Millán enumera algunas de las iniciativas cuyo desarrollo “estaría encantado de apoyar el PSOE” pero que no terminan de ver la luz, caso de la RPT (Relación de Puestos de Trabajo) del Ayuntamiento de Jaén, el nuevo servicio de limpieza y recogida de basura, la puesta en marcha del tranvía o las medidas de saneamiento municipal a largo plazo, todas ellas en un “stand-by” desde hace cinco años.

Millán pide a Márquez que valore si ponerse “manos a la obra” no es más efectivo para la ciudad que dedicarse a atacar los socialistas, porque “nosotros sí cumplimos con nuestro trabajo de oposición que es sacarlo de la apatía a fuerza de hacer propuestas”. El dirigente considera que Márquez “da muestras de un agotamiento temprano” cuando es la oposición la que pone sobre la mesa medidas de calado para la ciudad, como una negociación para el saneamiento de los niveles de deuda, la necesidad de realizar unas cuentas austeras pero con medidas que ya existen y están aprobadas con el acuerdo de todos para atender a la ciudadanía, mejorar los niveles de recaudación, iniciativas para obtener ingresos o la importancia de regular a las empresas concesionarias que gestionan las principales partidas de gasto municipal.

El secretario de Política Municipal del PSOE valora el trabajo que el grupo municipal socialista realiza en los últimos meses, “con una actitud propositiva y una disposición abierta al consenso”.

La deuda que sube y baja

El dirigente socialista ha pedido al PP que se ponga de acuerdo “en su demagogia” sobre la deuda municipal. “Han pasado en un par de años de achacar a los socialistas una deuda de 350 millones a terminar atribuyéndonos hoy 500 cuando el alcalde hablaba ayer de 550 millones. Curioso que sin gobernar el PSOE desde hace cinco años seamos los responsables de una deuda cada vez mayor”. Así, Millán pide a Javier Márquez que para actualizar la deuda viva de la ciudad pregunte al ministro del PP Cristóbal Montoro, que es el que ha dejado claro en un informe de su Ministerio que la deuda con los bancos acumulada por el Ayuntamiento de Jaén desde el inicio del mandato democrático, con gobiernos socialistas y del PP, fue de 90 millones de euros y solo cinco años de mandato de Márquez y José Enrique Fernández de Moya han bastado para elevarla a 403 millones. Si a eso sumamos que en este mandato no se ha pagado a prácticamente ningún proveedor, el PP es el único responsable de la deuda municipal que el PSOE cuantifica no en 500 ni 550 sino en 700 millones”.