Ideal

Unos 1.300 casos de violencia de género están activos en Jaén y casi la mitad tiene protección policial directa

Un instante del acto contra la violencia machista que tuvo lugar en Jaén el pasado 26 de noviembre
Un instante del acto contra la violencia machista que tuvo lugar en Jaén el pasado 26 de noviembre / José M. Liébana
  • En declaraciones a los periodistas, Lillo ha valorado el uso compartido con los ayuntamientos y las policías locales de los recursos del Estado

La provincia de Jaén tiene en la actualidad cerca de 1.300 casos de violencia de género activos y aproximadamente la mitad de las víctimas cuenta con distintos tipos protección directa con "un policía o guardia civil que las está siguiendo y amparando para evitar cualquier posible maltrato de los agresores".

Así lo ha puesto de relieve el subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, tras la reunión que ha mantenido este martes con el coordinador andaluz de las Unidades Contra la Violencia Sobre la Mujer, dependientes de la Delegación del Gobierno en Andalucía, Joaquín Pérez de la Peña.

En declaraciones a los periodistas, Lillo ha valorado el uso compartido con los ayuntamientos y las policías locales de los recursos del Estado para luchar contra la violencia de género a través del Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género (Viogen) del Ministerio del Interior, al que ya se han adherido 13 ayuntamientos de la provincia, mientras hay otros dos pendientes de firma y seis avanzan en su adhesión.

En concreto, ya forman parte del VioGén los consistorios de Baeza, Bailén, Beas de Segura, Jódar, Martos, Mengíbar, Villacarrillo y Villanueva del Arzobispo, tras adherirse el pasado 15 de enero en un acto de firma celebrado en Sevilla con el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, sumándose así a los consistorios de Jaén, Úbeda, Linares, La Carolina y Quesada.

Este convenio de colaboración tiene como objetivo "reforzar la lucha contra la violencia de género y proteger a sus víctimas", según ha explicado el subdelegado, quien ha añadido que se fortalece el trabajo entre el Gobierno central y las entidades locales.

Se trata de "enfrentarnos a la violencia de género desde un enfoque preventivo y, gracias al uso compartido de los recursos e información, ofrece una respuesta global, integral y coherente", de manera que ha animado al resto de ayuntamientos jiennenses no adheridos a VioGén para que "se sumen a esta potente red".

El encuentro ha servido, además, para analizar la incidencia de la violencia contra la mujer en la provincia, en la que un total 576 mujeres cuentan con distintos tipos de protección policial directa, dependiendo del nivel de riesgo que tengan asignado, de los 1.270 casos de violencia de género activos en la provincia.

Con su adhesión al sistema, los ayuntamientos permiten que también formen parte sus respectivas policías locales, los "ángeles de la guardia" de las víctimas. Al hilo, el subdelegado ha subrayado el "importante papel" de estas policías ya que, debido a su proximidad con la víctima "tienen una posición privilegiada para poder detectar y prevenir las situaciones de riesgo".

Mucho por hacer

"Hay mucho que hacer todavía, hay que seguir insistiendo en sensibilización, prevención y en educación para acabar con la violencia desde los primeros síntomas", ha señalado, en cualquier caso, Lillo.

Se ha referido, por ejemplo, al Plan Director para la Convivencia y Mejora de la seguridad en los centros educativos y sus entornos, en los que agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil imparten charlas sobre distintos temas, entre ellos la prevención y sensibilización para erradicar la violencia sobre la mujer.

Precisamente el ámbito adolescente y juvenil es "lo que más preocupa ahora mismo", según ha comentado Pérez de la Peña. Ha señalado que independientemente del número de denuncias que puede ser "relativo" cada año, "el problema existe, está ahí" y lo que se intenta "es menguar por debajo", en las edades más tempranas.

Junta local de seguridad

Tras esta reunión en la Subdelegación, Lillo se ha desplazado a Alcalá la Real, donde, junto al alcalde, Carlos Hinojosa, ha presidido la Junta Local de Seguridad para analizar la situación actual de la seguridad ciudadana del municipio, así como la presentación del nuevo subinspector jefe de la Policía Local.

El subdelegado, que ha explicado que el encuentro no se producía desde 2006, ha aprovechado para resaltar el papel de estos órganos mediante los que se coordinan las distintas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con sus respectivas policías locales.

Por ello, ha hecho un llamamiento a los 65 ayuntamientos de la provincia que cuentan actualmente con juntas de seguridad ciudadana para que fomenten su papel, y les den mayor vigor y protagonismo, por tratarse del marco idóneo donde promover y coordinar las actuaciones para la seguridad en el municipio.