Ideal

Propósitos renovados

Propósitos renovados
  • AULA DEL ACEITE

  • El inicio del año conlleva normalmente el propósito de cambiar hábitos de vida que en muchos casos pasan por una alimentación más saludable, hacer deporte y llevar una vida más estresada

  • La Facultad de Medicina de Harvard aconseja el aceite de oliva virgen porque ayuda a prevenir ataques cardiacos

El comienzo de un nuevo año nos motiva a formular renovados retos que plasmamos en una lista de buenos propósitos. Confirmamos nuestra intención de cumplirlos y, entre ellos, es habitual aspirar a mejorar nuestra salud, por lo que nos prometemos a nosotros mismos cuidar la dieta y hacer deporte. Le advierto DE que si no concreta lo que específicamente va a hacer para cumplir la promesa y no está convencido de sus beneficios, lo normal es que no llegue a realizarlos. Para que lleve a buen puerto sus promesas, creo que le servirá de orientación algunos consejos de salud que, desde la página web de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, se proponen.

Primer consejo: El ejercicio es la mejor medicina. Aunque los niveles de colesterol, azúcar en sangre o la presión arterial son importantes, lo que realmente marca la diferencia es el ejercicio. Con tan solo 15 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada, usted puede reducir el riesgo cardiovascular. Pero no crea que hay que hacer cosas sofisticadas ni gastarse mucho dinero. Caminar es una estupenda manera de realizar actividad física pues no requiere de habilidades especiales, es gratis y se puede hacer a casi cualquier nivel de intensidad. Caminar le puede ayudar a controlar el peso; mejorar el sueño, los niveles de colesterol y la tensión arterial; reducir el riesgo de enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular, diabetes tipo 2, depresión y algunos cánceres. Se estima que caminar durante 2,5 horas a la semana, lo que supone una media de 21 minutos al día, puede reducir el riesgo de enfermedad cardiaca en un 30%. Según el Dr. Thomas Frieden, director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de USA, caminar es «lo más cercano que tenemos a un fármaco mágico».

Segundo consejo: Disfrute de comidas más saludables. Y como ejemplo de ello, se resaltan los beneficios que aporta la dieta mediterránea, demostrados en multitud de estudios. Por ello, aconseja utilizar aceite de oliva virgen en lugar de mantequilla, comer más frutas, hortalizas y cereales integrales, al mismo tiempo que ser moderado con la ingesta de carnes rojas. Sobre los aceites de oliva, insiste al aconsejar lo siguiente: «Disfrute del aceite de oliva virgen pues ayuda a prevenir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, la fibrilación auricular, y la muerte por enfermedades del corazón. Utilícelo en lugar de mantequilla para saltear verduras o huevos revueltos y, para hacer salsas para mojar pan integral». Aconseja también cuidar las comidas que se hacen en restaurantes, rechazando aquellos donde se exageran el tamaño de las porciones, utilizan mantequilla o sal en exceso. Disfrute de comidas saludables en los restaurantes.

Tercer consejo. Equilibre su vida profesional y personal. En un artículo publicado en agosto de 2015 en la revista The Lancet, se indicaba que las personas que tienen largas jornadas de trabajo tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular. Los investigadores encontraron que las personas que trabajaron más de 55 horas a la semana tienen un 33% más probabilidades de tener un accidente cerebrovascular que los que trabajaron un horario estándar de 35 a 40 horas a la semana. Ello puede ser motivado por que aquellos pasan más tiempo sentados, duermen menos y tienen niveles de estrés más elevados. Por ello, y dadas la consecuencias devastadoras de un derrame cerebral, se aconseja que sigan una dieta saludable, que descansen lo suficiente y que realicen habitualmente alguna actividad física.

Si tiene claro que llevar a la práctica estos consejos le puede beneficiar, solo le faltaría fuerza de voluntad, constancia y decisión para llevarlos a la práctica.