Ideal

Semifinales

Ostapenko y Halep disputarán la final femenina

Ostapenko, tras imponerse a Bacsinszky.

Ostapenko, tras imponerse a Bacsinszky. / Tatyana Zenkovich (Afp)

  • La rumana, cuarta del ranking WTA, partirá como favorita ante la letona, gran revelación del torneo y que tiene como entrenadora a la española Anabel Medina

La rumana Simona Halep, cuarta del ranking WTA, se clasificó para su segunda final en Roland Garros, tras imponerse este jueves en las semifinales a la checa Karolina Pliskova, número 3 del mundo, por 6-4, 3-6 y 6-3.

La rival de Halep, de 25 años, en la final del sábado será la joven letona de 20 años Jelena Ostapenko, que derrotó por 7-6 (7/4), 3-6 y 6-3 a la suiza Timea Bacsinszky. Halep, que contó con el apoyo desde la grada de la mítica exgimnasta rumana Nadia Comaneci, se convertirá en la nueva número 1 del mundo si conquista el título. "Siento algo increíble. Karolina fue una adversaria muy difícil", comentó la jugadora rumana.

El duelo entre Halep y Pliskova era para muchos una final anticipada entre las dos jugadoras de mayor ranking WTA de las que continuaban en liza. Ostapenko es la 47 del mundo, por lo que la rumana partirá como favorita el sábado.

Halep rozó la eliminación en los cuartos de final, cuando protagonizó una gran remontada ante la ucraniana Elina Svitolina, número 6 del mundo, e incluso llegó a levantar una bola de partido en contra. El sábado tendrá la oportunidad de sacarse la espina de 2014, cuando llegó a la final en París y terminó perdiendo tras una enorme batalla en tres equilibradas mangas contra la rusa Maria Sharapova. "Volver a la final es estupendo. Espero ganar en esta ocasión, pero me enfrentaré a una rival joven, será un gran reto para mí", estimó la tenista rumana.

Halep, que durante la preparación de este Roland Garros ya había avisado con un título en Madrid, demostró que ha superado los problemas de tobillo que le molestaron tras la final de Roma, donde perdió contra Svitolina.

Halep era la primera jugadora del 'top ten' que Pliskova se encontraba en su camino en esta edición de Roland Garros y no pudo superar el obstáculo. En el partido disputado en la pista central Philippe Chatrier, la rumana comenzó muy sólida y puso en muchos apuros en el primer set a Pliskova para ganar los puntos con su servicio. Gracias a ello pudo llevarse la manga por 6-4. En la segunda, fue la checa la que tuvo más acierto en los 'breaks' y voló hacia un triunfo por 6-3.

En el tercer y decisivo, Halep rompió pronto el saque de Pliskova para distanciarse 3-1 y luego 4-1. La checa consiguió luego un 'break' que le acercó a 4-3, pero la rumana no se dejó llevar por los nervios, ganó los dos juegos siguientes y con ello logró el pase.

Regalo de cumpleaños

Antes de que Halep sacase su billete para la final había hecho lo mismo Jelena Ostapenko, que en el día en que cumplía 20 años, continuó con su cuento de hadas en Roland Garros al derrotar en su duelo de semifinales a la suiza Timea Bacsinszky por 7-6 (7/4), 3-6 y 6-3. Ostapenko tiene como entrenadora a la española Anabel Medina.

Es la primera vez que Letonia tendrá presencia en una final del 'Grand Slam'. Lo más cerca que había estado hasta ahora era cuando Ernests Gulbis llegó a semifinales en Roland Garros en 2014. Ostapenko sí que pudo superar este obstáculo y celebró a lo grande sus 20 años, con el público de la pista central Philippe Chatrier cantándole el 'Cumpleaños Feliz'.

Es la segunda jugadora más joven en alcanzar una final del 'Grand Slam' desde que la danesa Caroline Wozniacki llegase a la del Abierto de Estados Unidos de 2009, cuando tenía 19 años. Wozniacki fue precisamente la víctima de Ostapenko en los cuartos de final.

Antes, la joven letona, desconocida para muchos antes del torneo, dejó fuera a jugadoras importantes, como en segunda ronda a la puertorriqueña Mónica Puig, oro olímpico en Río 2016, y en octavos a la australiana Samantha Stosur, campeona del Abierto de Estados Unidos de 2011 y subcampeona en Roland Garros en 2010. Ha llegado a la final, eso sí, sin haber tenido que enfrentarse a ninguna jugadora del 'top ten'.

Sin títulos

"Estoy muy feliz. Me encanta jugar aquí, os quiero a todos, sois increíbles. ¡Me encanta cómo estoy celebrando este cumpleaños!", dijo Ostapenko al público de París justo tras su triunfo.

Ostapenko entró por primera vez en el cuadro principal de Roland Garros el año pasado, cayendo en primera ronda. Antes de esta cita en París, su mejor actuación en un 'Grand Slam' era la tercera ronda que alcanzó en enero en Australia.

Aspirará el sábado a estrenar a lo grande su palmarés de títulos WTA, ya que hasta ahora no ha logrado ser campeona en ningún torneo. Cayó en las tres finales que alcanzó anteriormente, en 2015 en Quebec, en 2016 en Doha y este año en Charleston, todas ellas en citas de segunda fila.

En el partido de este jueves, el primer set estuvo muy equilibrado con contantes roturas de servicio que llevaron la batalla al 'tie-break', donde la fortuna estuvo con Ostapenko.

Bacsinszky reaccionó en la segunda manga, donde despertó con un relativamente cómodo 6-3, con el que forzó el tercer set. Con 3-3 en el marcador del mismo, Ostapenko dio el gran golpe con un 'break' que le permitió ponerse por delante y poner muy nerviosa a su rival suiza. Con dos juegos consecutivos más, Ostapenko culminó su hazaña.

Temas