Ideal

Motociclismo | GP de Cataluña

Favoritismo entre interrogantes para Pedrosa

Pedrosa, en los entrenamientos clasificatorios.

Pedrosa, en los entrenamientos clasificatorios. / EFE

  • El catalán logra la 'pole' en Montmeló, con una pista crítica, sin agarre, bacheada y con temperaturas en torno a 50 grados

Es lo que está deparando el MotoGP de 2017: entrenamientos con no muchas pistas, y domingos de sorpresas, donde unas marcas sufren más que otras. En Jerez las Yamaha desaparecieron de delante, en Le Mans fue el turno de las Honda. Unos antecedentes que activan la señal de alarma en los pilotos, que no quieren confiarse con lo que pueda depararles el domingo. En Montmeló, con una pista extremadamente crítica, sin agarre y bacheada y con temperaturas en torno a los 50 grados, fue Dani Pedrosa el que mejor nota sacó, con la 'pole', pero también con el ritmo de carrera exhibido en el cuarto entrenamiento libre, en un día en el que desde la primera prueba matinal se fueron sucediendo las caídas.

Entre ellas, una del propio Pedrosa, aunque también un par de Álvaro Bautista o las cuatro que acumuló en la jornada Marc Márquez. «No sabría qué decir, porque me dijeron parecido en Italia y luego no me fue bien», apuntó el autor de la 'pole', que prefirió tirar de prudencia después de que fuese el señalado por sus rivales como el máximo favorito. «Es algo que no entiendo: en Mugello estaba el doce, hoy primero y mañana nos puede decir adiós a los demás», expresó muy gráficamente Maverick Viñales, que en Montmeló, trazado donde en 2016 consiguió el récord de la pista, está sufriendo de manera inesperada, hasta el punto de enfocar la carrera como un mero ejercicio de supervivencia.

«Todos los ases que teníamos los hemos gastado hoy», aseguró el líder de la general. «Esta noche discutiremos qué es lo que podemos mejorar, aunque el problema de ayer a hoy ha sido el mismo. Tendremos que dar nuestro máximo y no cometer errores. Si puedo quedar por delante de Dovi mejor, pero no sé cómo lo haremos», dijo en referencia al segundo de la general, Andrea Dovizioso, que saldrá séptimo, justo en la misma línea de la parrilla que el de Yamaha y dos puestos por delante en el orden de salida. «Hoy me he encontrado más cómodo que ayer y el calor era muy fuerte», analizó Pedrosa, en una jornada de altas temperaturas que se espera que sean superadas este domingo. «Es difícil adelantar qué va a pasar y con quién pelearemos. Hay que estar concentrado e intentar sacar lo mejor para mañana de los neumáticos, que es la clave importante en el final de carrera».

Rossi, lejos de los favoritos

También -sobre el papel- quedó fuera de ese grupo de favoritos Valentino Rossi, decimotercero, y muy dudoso con cómo podrá gestionar ese desgaste de los neumáticos en una prueba programada a 25 vueltas. Ahí sí que tendrían que estar tanto Márquez, pese a sus caídas, como Jorge Lorenzo, que logró en Montmeló su mejor resultado en parrilla con Ducati -la de Danilo Petrucci estará en la tercera plaza-, en un trazado en el que desde 2004 siempre ha salido desde la primera línea -en tres cilindradas diferentes y con cinco marcas distintas-.

«La Honda tiene un pelín más de grip, es una moto más corta y más ágil, con un poco más de tracción, pero en cambio está sufriendo mucho con el neumático delantero, así que tan solo mejorando el grip de atrás podremos mejorar para una carrera dura, que lo será mañana para todos», se atrevió a apuntar el mallorquín, que confía en los problemas de neumático delantero de sus rivales -algo mucho menos pronunciado en el caso de Pedrosa tanto por su estilo de pilotaje más fino como por su menor envergadura- y que no quiso descartarse como potencial candidato al triunfo final.

«En casa no te cortas; y si te cortas, mal», declaró con rotundidad Márquez, cuestionado por si las caídas del sábado pueden limitarle el domingo. «Está claro que el objetivo número uno mañana es hacer un buen warm up y después veremos en carrera, hacer una buena salida y una vez allí a ver dónde estamos. Pero creo que es factible luchar por hacer segundo o tercero, pero ya para ganar se tiene que cuadrar bastante todo». El de Cervera podrá ver antes cómo se desenvuelve su hermano Alex en Moto2, después de haberse mostrado superior a sus rivales en una prueba en la que saldrá desde la pole y con el líder de la general, Franco Morbidelli, sexto, y dando muestra de una menor seguridad que en anteriores Grandes Premios. En Moto3 el gato al agua se lo llevó Jorge Martín, muy superior en la vuelta lanzada al resto de la parrilla. Juanfran Guevara saldrá segundo, cuarto el líder Joan Mir -confirmó su salto a Moto2 en 2018 con la escudería belga Marc VDS- y quinto Arón Canet.