Ideal

Fórmula 1 | GP Canadá

Alonso revive su peor pesadilla

Lewis Hamilton celebra la victoria en el GP de Canadá con Bottas.

Lewis Hamilton celebra la victoria en el GP de Canadá con Bottas. / Reuters

  • Tras ir durante toda la carrera en zona de puntos, abandona a falta de dos vueltas por la enésima rotura de motor | Hamilton gana de principio a fin | Sainz provoca un accidente en la primera vuelta

Llega el verano, y Fernando Alonso tiene los mismos puntos con los que empezó: 0. Y eso que en Canadá estuvo más cerca que nunca de acabar entre los diez primeros, algo que ya empieza a ser un objetivo necesario no tanto por quitar el rosco de la tabla de clasificación, sino por ver si el McLaren Honda MCL32 con el dorsal 14 es capaz de acabar una carrera.

Esta vez fue a falta de dos vueltas. Como en Bahrein. Tres vueltas después que en Australia. 68 vueltas completadas, que no competidas, porque como dijo el propio Alonso, en las rectas iba “como un pato mareado”. La primera carrera después de las 500 Millas de Indianápolis fue el regreso a su peor pesadilla, la de ver cómo tiene un ‘hierro’ que ni siquiera acaba las carreras, las de ver cómo su equipo no le da respuestas útiles (hasta el punto de tener que quejarse de que le dieran información que pudiera usar) y de tener que justificar constantemente un trabajo que, es evidente, no está bien encaminado.

La reacción de Alonso fue lo suficientemente elocuente como para comprobar el estado de ánimo que atraviesa. El asturiano, en lugar de irse hacia los boxes, se metió en la grada, sin quitarse el casco siquiera, para vivir un baño de masas y saludar a todos los aficionados que le estaban aplaudiendo para darle ánimos. El público norteamericano está con él, y quizá por eso ya no diga tan alto eso de que el año que viene no hará la temporada completa de la IndyCar.

Alonso comenzó la carrera de Canadá esquivando un accidente. Las manos del asturiano se volvieron a ver cuando Carlos Sainz, en una acción muy poco habitual en él, se llevaba puesto a Felipe Massa después de cerrar de manera incomprensible a un Romain Grosjean que casi acaba fuera también. Injustificable a todas vistas, y que acabó con las opciones de una carrera en la que el madrileño tenía muchas esperanzas.

No fue el día de Toro Rosso, ya que el compañero de Sainz se vio obligado a abandonar por un problema en los neumáticos cuando estaba en boxes: un toque en un muro le dejó tocado el buje de la rueda trasera derecha, con lo que los mecánicos no fueron capaces de ponerle la última. Cuando las cosas no están para salir bien…

Hamilton, de principio a fin

La victoria fue absolutamente monocromática desde el principio. Lewis Hamilton no tuvo rival por el primer puesto en ningún momento, ni siquiera un Max Verstappen que en su afán de meterse en los primeros puestos estropeó la carrera de Sebastian Vettel.

En la genial arrancada del holandés, que se puso segundo en la primera curva pero abandonó unas pocas vueltas después por rotura de su motor Renault (Honda no está sola), le dio un ligero toque a Sebastian Vettel que le rompió el alerón delantero. La decisión del alemán fue entrar en boxes aprovechando el coche de seguridad que salió por el accidente de Sainz, lo que a la postre le dio algo de picante al final de la carrera.

Y es que la remontada del alemán le dio espectáculo a las últimas vueltas. Los Force India, demostrando una vez más la fortaleza de su monoplaza, no salieron del ‘top 5’ en ningún momento, hasta que al final les pudo la presión. Ambos se vieron cerca, pero nunca por delante, de un Daniel Ricciardo que sacó petróleo de los incidentes de las primeras vueltas. El tapón que provocó el Red Bull con los Force India, permitió que los Ferrari, remontando desde atrás (Räikkönen también, como Vettel, tuvo problemas en el arranque de la prueba), llegaran con opciones de podio. Tanto fue así, que la presión de Vettel surtió efecto. Ocon atacó a Pérez cuando no había necesidad, el alemán de Ferrari lo aprovechó y acabó pasando a ambos en la última vuelta. El cuarto puesto le sirve para seguir líder del campeonato, y minimizar los daños pese a la victoria de Hamilton.