Ideal

Juicio

Condena a seis meses de cárcel a los miembros de la red de dopaje del doctor Beltrán

Juicio por la red de dopaje.
Juicio por la red de dopaje. / EFE
  • Suministraban una hormona de crecimiento para caballos de uso veterinario que, según la Fiscalía, los miembros de la red usaban de manera experimental en personas

La Audiencia Nacional ha condenado a seis meses de cárcel a seis miembros de la red de dopaje liderada supuestamente por el médico deportivo Alberto Beltrán, pendiente de ser entregado a España para su enjuiciamiento, que han reconocido haber traficado con este tipo de sustancias.

Los seis acusados han mostrado su conformidad con la pena solicitada por la Fiscalía, que la ha rebajado de tres años a seis meses de prisión, una multa de 540 euros y la prohibición para el ejercicio de la profesión de comerciante de productos deportivos.

Todos ellos han reconocido haber traficado con las sustancias prohibidas en la ley contra el dopaje EPO, EPO-Cera, Saizem y TB-500, esta última una hormona de crecimiento para caballos de uso veterinario que, según la Fiscalía, los miembros de la red usaban de manera experimental en personas.

La fiscal Rosana Lledó les ha retirado el delito de pertenencia a organización criminal, por el que les pedía un año de prisión, y les ha rebajado de dos años a seis meses de prisión el delito contra la salud pública.

Uno de los condenados, Fernando Asensio Martos, regenta una tienda de productos deportivos en Mataró (Barcelona) y, cuando el juez José María Vázquez Honrubia le ha leído los términos de la conformidad, ha mostrado su desacuerdo con la pena de inhabilitación. "Tengo un comercio de suplementación deportiva, ¿puedo regentar ese comercio?", le ha preguntado al juez, que ha respondido que no, ya que lo ha usado "como tapadera para vender cosas no normales".

El acusado, que en principio ha alegado que en su establecimiento vende "vitaminas", ha aceptado finalmente la pena tras hablar con su abogado, al igual que otro de los encausados, a quien el juez le ha aclarado que sí puede seguir vendiendo ropa deportiva, porque "no se ingiere".

En esta causa también está acusado el doctor Beltrán, que fue expulsado del equipo ciclista Xacobeo Galicia por facilitar a sus miembros sustancias dopantes. Considerado el líder de la red, fue detenido el pasado junio en Colombia, pero está pendiente de que se le extradite a España para ser juzgado.

Otros de los condenados es Abdallah Younes (su hermano Mostapha está acusado pero no ha acudido al juicio), que se reunía con Beltrán en un hotel de Torrejón de Ardoz (Madrid) para suministrarle las sustancias. Estos usaban como proveedores a otros dos sentenciados: Asensio y David Martín Leal, así como otro hombre fallecido que conseguía la sustancia EPO de un centro de diálisis donde prestaba sus servicios.

Otra vía de distribución de las sustancias era a través de Carlos Andrés Ibáñez, que trabajaba en una academia de formación de bomberos y daba las pautas de consumo de medicamento a los alumnos que se preparaban para las oposiciones a ese cuerpo. De dicha academia era alumno otro de los condenados, Francisco Fenoy, que era el encargado de la distribución y ensayo de las sustancias entre sus compañeros.

Beltrán fue el primer médico deportivo detenido en Colombia por asuntos de dopaje. En su gimnasio de Bogotá, donde fue arrestado en junio, tenía un consultorio médico en el que ofrecía servicios como experto y vendía sustancias. En 2012 ya fue detenido a raíz de una denuncia del ciclista David García Dapena, pero luego huyó de España.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, Beltrán, que tenía su residencia en el sultanato de Baréin, fue despedido del equipo Xacobeo por suministrar sustancias dopantes a sus miembros y en los últimos años se venía dedicando a ejercer su actividad entre el sultanato y Colombia (tiene doble nacionalidad española y colombiana).