Ideal

Real Madrid

Cristiano Ronaldo declarará el 31 de julio como investigado

Cristiano Ronaldo, con la selección de Portugal / Foto: Efe | Vídeo: Europa Press

  • La jueza ve indicios de «una infracción penal» cometida por el astro portugués ante Hacienda

Cristiano Ronaldo ya tiene día y hora para su cara a cara con la Justicia. Mónica Gómez Ferrer, titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Pozuelo de Alarcón, ha citado para el 31 de julio, a las 11.00, al delantero del Real Madrid, quien habrá de declarar en calidad de investigado por un presunto fraude fiscal de 14,7 millones de euros.

La Fiscalía acusa al luso de cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014 mediante la articulación de una estructura societaria creada en 2010 para ocultar al fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen, lo que supondría un incumplimiento «voluntario» y «consciente» de sus obligaciones fiscales. De acuerdo con la denuncia presentada por el Ministerio público el pasado 13 de junio, que se basaba en el informe de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), el portugués habría defraudado cerca de 1,4 millones de euros en 2011, 1,66 millones en 2012, 3,2 en 2013 y 8,5 millones en 2014. Entiende la magistrada, en el auto en el que cita al portugués, que los hechos hacen presumir la posible existencia de una infracción penal prevista y penada en los artículos 305 y 305 bis del Código Penal. Este martes, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, subrayó que «nadie es un delincuente» hasta que no haya una sentencia firme, aunque indicó que quienes ganan millones con actividades deportivas «deben ser especialmente escrupulosos en sus cumplimientos y obligaciones» dada su «repercusión social».

Cristiano Ronaldo, que podría ser condenado a prisión y recibir una multa millonaria en caso de ser declarado culpable de los delitos de los que le acusa la Fiscalía, se enfrentará así al particular 'vía crucis' que amenaza con poner fin a su estancia en el Real Madrid, el club en el que milita desde 2009 y que podría abandonar ante lo que considera una cacería judicial que está menoscabando gravemente su imagen. Así lo han deslizado allegados al deportista, que actualmente se encuentra disputando la Copa Confederaciones con su selección.

La posible marcha de Cristiano Ronaldo ha hecho saltar las alertas en la entidad de Concha Espina, temerosa de perder a su principal baluarte deportivo y comercial. Tras conocerse la denuncia de la Fiscalía, el club emitió un comunicado en el que manifestaba su «plena confianza» en la actuación de la estrella y se mostraba «absolutamente convencido» de su «inocencia». El astro no consideró suficientemente contundente la reacción de la escuadra blanca, según dejó entrever su entorno, aunque él sigue sin pronunciarse públicamente más allá de asegurar que tiene la «conciencia tranquila».

Coincidirá con la gira del Real Madrid por EE UU

El diario 'A Bola' informó la semana pasada que el '7' está «indignado» y en los últimos días se le ha vinculado con equipos como el Manchester United o el PSG, aunque Florentino Pérez aseguró el lunes por la noche en una entrevista radiofónica que la entidad que preside no ha recibido ninguna oferta por el cuádruple Balón de Oro. El mandatario hizo una cerrada defensa del atacante, de cuyo enfado, aseguró, se enteró por la prensa. «Conozco a Cristiano, es un buen tío, un buen profesional y buena persona», resaltó el presidente del Real Madrid, quien expresó su convicción de que «siempre ha tenido voluntad de cumplir» con sus obligaciones fiscales. «Creo en su credibilidad. Conociendo su trayectoria, hay que darle la presunción de inocencia como a todo el mundo», indicó el empresario, que sostuvo que no se plantea su adiós. «No contemplo que pueda salir Cristiano del Real Madrid en este momento», dijo.

La declaración de Cristiano Ronaldo coincidirá con la gira del Real Madrid por Estados Unidos y que tiene como partido más esperado el que los blancos disputarán en la madrugada del 30 de julio (hora española) en Miami ante el Barcelona. Una cita en la que, en cualquier caso, no parecía muy probable la presencia del portugués, al que Zinedine Zidane tiene previsto conceder un mes de vacaciones una vez concluya su participación en la Copa Confederaciones, cuya final será el 2 de julio.