Ideal

anuncio

El Madrid se encomienda a Kroos

Kroos, durante un partido con el Real Madrid.
Kroos, durante un partido con el Real Madrid. / Reuters
  • El alemán rechaza las ofertas de Guardiola y Mourinho, renueva hasta 2022 y refuerza su posición clave en el equipo dentro y fuera del campo

  • El club blanco duplica el sueldo del campeón del mundo en un momento clave para el centro del campo de Zidane

Llegaban a oídos de Toni Kroos cantos seductores desde Mánchester. Por un lado, la oferta de un Josep Guardiola. El catalán desea implantar un estilo de juego en el Manchester City y con el delineante alemán hubiera su trabajo sería más sencillo. Por el otro, el vecino José Mourinho reclamaba un centrocampista de largo recorrido para resucitar a los ‘Reds’. Sin embargo, el pomerano rechazó las atractivas ofertas británicas para renovar hasta 2022 y poder confirmar que se ha convertido en una pieza clave del Real Madrid.

El contrato que firmará en la mediodía de este jueves en el Santiago Bernabéu rubrica la evolución del alemán, quien ha fortalecido su figura desde que desembarcara en España después de que en Múnich recibieran 30 millones de euros por su traspaso. Aunque en el Real Madrid su labor es secundaria por el nivel de sus atacantes, sus actuaciones no han pasado nunca desapercibidas a los técnicos mundiales y en verano le hicieron llegar un interés que no parece que no vaya a menguar.

Guardiola quiere volver a entrenar a un futbolista al que ya dirigió en el Bayern y con el que muestra afinidad. «Vemos el fútbol de la misma manera. Ha refinado mi estilo de jugar y ha mejorado mis habilidades», confesó Kroos cuando fichó por el Real Madrid. «Kroos adora a Pep y Pep a Kroos. Tenían una relación muy buena. Su año con Pep fue muy importante para él como futbolista y siempre lo valoró como un salto cualitativo importante. Como dos enfermos del fútbol que son, congeniaron desde un primer momento y Pep sufrió bastante con su marcha», explicó Miguel Pereira, biógrafo del alemán.

El otro bando que intenta seducir al alemán es el del Manchester United, equipo al que ya dijo sí en el verano de 2014 hasta que se presentó Louis van Gaal como mánager y el pomerano rechazó repetir con el hombre con el que vivió malas experiencias en Múnich. Además, por ahora ha seguido el camino de los consejos marcados por Jupp Heynckes, el hombre que le pulió en el Bayer de Leverkusen y después le dio el mando en el club bávaro. También entonces le animó a continuar por el camino blanco. «Cuando no pude llegar a un acuerdo con el Bayern para mi renovación y al haberse dirigido a mí numerosos equipos, entre ellos todos los ‘grandes’ del mundo, decidí probar algo nuevo», explicó Kroos cuando se confirmó el fichaje por el Real Madrid en la web de la federación de su país en el verano de 2014.

Kroos protege el balón ante Trashorras.

Kroos protege el balón ante Trashorras. / EFE

Buen comienzo

Los primeros meses de Kroos en el Real Madrid fueron favorables. El germano se incorporó de inmediato a las órdenes de Carlo Ancelotti con la inercia del Campeonato del Mundo ganado en verano y destacó en los primeros meses como organizador. Sin embargo, la temporada se hizo larga y su rendimiento bajó al final de la campaña de la mano de su estado físico, aunque en 47 partidos marcó dos goles y sumó 10 pases de gol. En 2015, su rol tuvo que cambiar con las nuevas instrucciones de Rafael Benítez y después tuvo que rehacerse con el cambio de Zinédine Zidane, quien no le consideraba capaz de cumplir con las funciones defensivas y ofensivas que reclamaba a sus centrocampistas.

A pesar de las dudas, el Real Madrid se coronó campeón de Europa y Kroos dejó de ser sospechoso al mejorar en la contención, aumentar su número de asistencias (11) -aunque sólo anotó una vez-. «Si no es por Toni Kroos, este año podría haber sido dramático para el Real Madrid. Es lo mejor que se puede decir de un mediapunta que se fichó para jugar de interior y ha terminado siendo el mediocentro único de un equipo descompensado tácticamente. Tuvo algunos problemas para adaptarse a una posición donde había jugado poco, pero desde que cogió los mandos del equipo su aportación fue fundamental. Su desgaste físico reflejó igualmente el bajón de todo el equipo», reflejó el biógrafo del alemán, el portugués Miguel Lourenço Pereira, en una entrevista concedida a Kaiser Football.

Las conversaciones con Heynckes parecen haber funcionado. Durante el presente curso, Kroos convenció a Zidane junto al ancla de Casemiro. Por primera vez se descolgó de su corsé y sumó a sus capacidades para repartir juego un gol clave en la victoria madridista sobre el Celta. Junto a Gareth Bale es el jugador de campo que más partidos ligueros ha disputado (seis), en los que aportó tres pases de gol. En la Liga de Campeones, Kroos completó los dos choques hasta el momento con un rendimiento notable. Con las bajas de Luka Modric y Casemiro, el balance en centro del campo debe ser equilibrado por Kroos, a quien ahora tiene que encomendarse el técnico marsellés y el club. «Hablé el otro día con Toni y me dijo que no tiene miedo a jugar cada tres días. Recupera muy rápido. Sabe jugar muy bien el balón y le pido que haga jugar a sus compañeros», avisó el entrenador francés antes de empatar contra el Eibar en casa.

La firma del contrato debe ser un paso más en esa manera de reafirmar la confianza de un jugador con más de 100 partidos como merengue. Para ello, el sueldo del campeón del mundo se duplicará (unos 20 millones de euros brutos, según Bild) y pasará a ser el futbolista alemán mejor pagado. Además, prolongará la espera en Mánchester.