Ideal

Ochoa celebra un gol.
Ochoa celebra un gol. / AFP

jornada 5

Tercer triunfo seguido del Athletic

  • Decidió el choque un tanto de Aymeric Laporte

El Athletic Club visita este miércoles al Granada CF en el Nuevo Estadio Los Cármenes dispuesto a seguir con la buena racha liguera de los dos últimos partidos, un triunfo en Riazor (0-1) y una remontada ante el Valencia en San Mamés (2-1) que le permitieron huir de la parte baja de la tabla.

Esos seis puntos, sobre todo los tres sumados el domingo ante el Valencia, les resultaron balsámicos a los de Ernesto Valverde en un inicio de curso un tanto renqueante y con un juego muy alejado a lo esperado de un equipo en buena línea en las últimas temporadas.

Aunque dos derrotas seguidas en el comienzo liguero (El Molinón, 2-1; y Barcelona en San Mamés, 0-1) ya apuntaban un Athletic atascado, fue el arranque europeo en Italia, con un contundente tropiezo frente a un debutante Sassuolo (3-0), lo que desató las alarmas en un club que tiene a la Liga Europa entre ceja y ceja.

Esas alarmas, no obstante, fueron rápidamente acalladas el domingo por una conexión Beñat-Aduriz que devolvió la tranquilidad a un plantel dispuesto a colocarse lo antes posible en las posiciones europeas de la tabla.

Con esa intención acude a Los Cármenes, donde la alineación de Valverde es una incógnita como pocas veces en un once del 'Txingurri'. Hasta el punto de que el único titular fijo que se presume es un jugador que no fue ni convocado contra el Valencia: Iñigo Lekue. El canterano apunta a lateral derecho por las lesiones del domingo de Oscar de Marcos y Eneko Bóveda.

Por lo demás, entre las rotaciones implantadas esta temporada en la portería y la cercanía del partido ante el Sevilla del sábado en Bilbao (18:30 horas), es complicado aventurar un once inicial.

Como candidatos a entrar, o volver al once, además de Lekue e Iraizoz, están el joven Yeray, un Etxeita sorprendentemente inédito en lo que va de curso, Saborit, San José, Rico, Eraso, Muniain y Sabin. Es decir, a la espera del número de cambios que decida Valverde, prácticamente todos los que no jugaron contra el Valencia.

El Granada, por su parte, recibe al Athletic con el objetivo de lograr su primera victoria del curso.

La escuadra dirigida por Paco Jémez llega al choque tras el amargo empate (2-2) sumado el pasado viernes en el feudo del Real Betis en un choque en el que no aprovechó un 0-2 a favor y desperdició un penalti en los últimos minutos.

El Granada, que sólo ha sumado dos puntos en las cuatro primeras jornadas, confía en conseguir ante un Athletic una primera victoria que le sirva para confirmar con resultados la mejoría en el juego mostrada en los últimos choques y para evitar acabar la jornada en puestos de descenso.

Jémez, que dará mañana miércoles la lista de convocados, tiene a tres centrales de baja: el portugués Rubén Vezo por sanción tras ser expulsado ante el Betis y por lesión David Lombán y el francés Matthieu Saunier, ambos con problemas musculares.

Esto provocará que el técnico incruste en el centro de la zaga al centrocampista esloveno Rene Krhin formando pareja con el uruguayo Gastón Silva, mientras que cambiará a los dos laterales que jugaron ante el Betis, retornando al once Roberto Román 'Tito' y el brasileño Gabriel Silva.

Los buenos minutos que jugó ante los béticos el costamarfileño Victorien Angban le servirán para ser el pivote defensivo ante el Athletic, mientras que de ahí en adelante Jémez maneja multitud de variantes y opciones, aunque parecen tener plaza fija Alberto Bueno, el argentino Ezequiel Ponce y el marroquí Mehdi Carcela-González.

Alineaciones probables:

Granada: Ochoa; Tito, Krhin, Gastón Silva, Gabriel Silva; Angban, Sergi Samper; Carcela-González, Alberto Bueno, Andreas Pereira; y Ezequiel Ponce.

Athletic Club: Kepa; Lekue, Yeray, Laporte, Balenziaga; Iturraspe, Mikel Rico; Sabin Merino, Eraso, Muniain; y Aduriz.

Árbitro: Martínez Munuera (C. Valenciano).

Estadio: Estadio Nuevo Los Cármenes.

Hora: 22:00

El Athletic Club logró esta noche su tercera victoria consecutiva al vencer por 1-2 al Granada CF, que sigue sin conocer la victoria en la presente campaña y que con esta derrota acabará la jornada en puestos de descenso.

Raúl García marcó en una primera parte que el equipo vasco controló mejor pero que acabó con el tanto del empate local del marroquí Mehdi Carcela-González, mientras que en la frenética y divertida segunda mitad el Granada firmó sus mejores minutos del curso, pero decidió el choque un tanto de Aymeric Laporte.

La primera parte tuvo alternativas, aunque fue el Athletic el equipo que en todo momento dio la sensación de tener el choque más controlado y las ideas más claras.

Raúl García ya avisó de sus intenciones en el primer minuto de juego con un disparo que se marchó fuera, suerte diferente a la que corrió el colocado zurdazo desde fuera del área que al cuarto de hora sirvió para adelantar a su equipo en el marcador.

El Granada reaccionó bien al 0-1, con buenas combinaciones y merodeando varias veces el área de Kepa Arrizabalaga, aunque su casillero de ocasiones tras el tanto bilbaíno se quedó a cero y su único acercamiento del primer tiempo llegó en el minuto 7, con un remate de Alberto Bueno que saco la zaga rival en el área pequeña.

Cuando más controlado tenía el partido el Athletic y ambos equipos parecían pensar ya en el descanso, ningún jugador visitante fue capaz de despejar el balón de su área en una embarullada acción ofensiva local por la banda derecha y Carcela-González aprovechó el despiste para firmar el empate.

El Granada inició la segunda parte tan fuerte como había terminado la primera y antes de que se cumpliera el primer minuto entre Kepa y el larguero evitaron el 2-1 ante un disparo lejano de Alberto Bueno.

El argentino Guillermo Ochoa respondió primero atajando bien un remate de Aritz Aduriz y, poco después, despejando a la perfección otro durísimo chutazo de Raúl García.

Con los dos equipos buscando el triunfo en un precioso toma y daca, volvieron a rozar los andaluces el gol en una gran acción personal del brasileño Andreas Pereira que sacó la zaga, en un remate del ucraniano Artem Kravets que sacó Kepa y con un remate fuera del argentino Ezequiel Ponce.

Aduriz, en dos ocasiones, y Ponce, tras sendos saques de esquina, gozaron de nuevas opciones para marcar, aunque ninguna tan clara como la de Sabin Merino en el minuto 72, que en franca posición mandó el esférico fuera.

Precisamente en un córner llegó el 1-2 (m.76), marcado por Laporte, quien aprovechó para empujar libre de marca el balón que había despejado Ochoa tras el cabezazo de Mikel San José.

En los últimos minutos intentó volcarse el Granada para, al menos, igualar la contienda, pero se vio mermado por la lesión del francés Dimitri Foulquier cuando el técnico Paco Jémez ya había efectuado los tres cambios y el equipo visitante no pasó apuros para mantener su renta.