Ideal

Fútbol base

La Copa Diputación de fútbol sala brilla en un final con aire capitalino

Los infantiles del Jaén Paraíso Interior FS posan junto a los del Andújar tras la final.
Los infantiles del Jaén Paraíso Interior FS posan junto a los del Andújar tras la final. / Federación
  • El fútbol sala jienense vivió una de sus jornadas más especiales con las finales de dicho torneo que se disputaron en la localidad de Alcaudete

El fútbol sala está muy vivo en la provincia de Jaén. El tirón del Jaén Paraíso Interior FS y el Atlético Mengíbar está calando en los niños y niñas de la provincia y esto es algo que se pudo comprobar ayer en Alcaudete, donde se disputaron las finales de la Copa Diputación de este deporte.

Con la presencia del diputado de Deportes, Juan Ángel Pérez, que dio los trofeos a los campeones y subcampeones de la categoría prebenjamín, en la que resultó airoso el Atlético Jaén aunque el que realmente venció (durante toda la jornada) fue el fútbol sala jienense ya que pudo constatarse que este tiene el futuro asegurado.

Pese a que los campeones fueron lo de menos en una jornada que tuvo como factor común el carácter formativo y lúdico de los jóvenes futbolistas, cabe reseñar el papel que tuvo el Jaén Paraíso Interior FS que se autoproclamó vencedor en las dos categorías en las que sus equipos llegaron a la final. Así pues los torneos correspondientes a infantiles y cadetes fueron a parar a las vitrinas del club amarillo que, sumando estos éxitos al ascenso de su filial a Tercera División, puede catalogar el año de su cantera como espectacular.

Final juvenil

También el Atlético Jaén puede mostrar con orgullo la cosecha que obtuvieron los suyos ayer ya que además de la categoría prebenjamín se alzaron campeones en la alevín y la benjamín. Un triplete de rayas blancas y moradas festejado como se merecía por los pequeños jugadores.

La final juvenil, última de las categorías que se pusieron en liza en el pabellón municipal de Alcaudete, la protagonizaron los equipos de Bélmez Atlético y Cabra Joven, en un apasionante derbi que tuvo la competitividad y la emoción de los grandes partidos pero también esa necesaria dosis de deportividad y formación que es necesaria en competiciones donde el principal objetivo es el de formar a jóvenes deportistas en valores que vayan más allá de la victoria o la derrota.

Así se cerró una trigésima edición de la Copa Diputación de fútbol sala que cada año que pasa gana en prestigio y, lo que es aun mejor, en el nivel de los equipos que participan con un mayor entusiasmo a pesar de llegar este torneo con las temporadas casi finalizadas.