Ideal

MANCHA REAL

Juanpe sufre un esguince de tobillo y el central Josema un pinchazo en el muslo

Josema despejando un balón esta temporada.
Josema despejando un balón esta temporada. / IVÁN ARANDA
  • La derrota del Atlético Mancha Real ante el Sanluqueño le costó muy cara por la pérdida de dos futbolistas para la siguiente jornada

Recuerdo aciago el que van a tener durante lo que resta de temporada en el Atlético Mancha Real de su visita a Sanlúcar de Barrameda. Ya fue duro el perder de forma tan contundente contra un rival directo por el objetivo de la permanencia pero aun más lo fue el hecho de volver a ver cómo la enfermería del Juventud goza de inquilinos.

A la media hora de juego (a parte del desastre que estaba siendo el partido de los suyos) Juan Arsenal ya contaba con dos preocupaciones para el resto de la semana. Josema fue el primero en tener que ser sustituido debido a que notó un pinchazo en el muslo. En previsión de que la lesión pudiese impedirle estar en el encuentro ante el Extremadura de esta próxima semana, el central vio la cartulina amarilla estando ya en el banquillo, así que será baja segura en el partido de este próximo domingo ya que cumplirá ciclo de amonestaciones.

Casi con total seguridad se perderá también el vital choque ante los extremeños Juanpe. Era el primer partido que el canterano del Cádiz entraba en un once inicial desde su llegada al Atlético Mancha Real y no lo pudo hacer con peor fortuna. Antes de llegar al minuto 30 un esguince de tobillo le obligaba a abandonar el césped. La buena noticia en este sentido es que la lesión no es muy grave, por lo que podría volver a entrenarse en un plazo aproximado de una semana.

León es el otro jugador lesionado que tienen los verdes. El lateral zurdo atravesó un proceso gripal del que ha sufrido complicaciones y en estos momento se encuentra recuperándose de una leve neumonía. Habrá que estar atentos a su evolución para ver si finalmente llegar al duelo de esta semana, algo que parece a priori complicado.

Palo moral

La lesiones fueron la gota que colmó el vaso en Sanlúcar de Barrameda. Lo que debía haber sido una final por la permanencia entre dos equipos igualados al máximo se convirtió en un partido feo en medio de un chaparrón y en el que los mancharrealeños no pudieron hacer su fútbol. No tendrán estos mucho tiempo para lamentaciones ya que la competición sigue su curso y este próximo fin de semana el Extremadura visita el Juventud para disputar un partido igual o más trascendente que el que jugaron los verdes en tierras gaditanas.

Los manchegos llegarán a dicho encuentro aun con la decimotercera posición de la tabla clasificatoria en su poder pero con tan solo dos puntos sobre el puesto de play off por el descenso que ahora mismo ocupa el Córdoba B.

Los 29 puntos que lleva en su zurrón el conjunto de Sierra Mágina le sirven aun para tener un colchón de emergencia pero este se agota y tienen que empezar a volver los buenos resultados ya que de los últimos cuatro partidos solo han conseguido puntuar en uno y los equipos de la zona baja aprietan cada vez más en busca de la salvación.