Ideal

Fútbol sala

El Jaén FS sufre para ganar al Zaragoza

El Jaén FS sufre para ganar al Zaragoza
  • El Jaén Paraíso Interior FS, que sufrió para doblegar a los maños, apuntala sus opciones de disputar la Copa de España

El Jaén Paraíso Interior cosechó una trabajada victoria ante el Ríos Renovables Zaragoza fruto de la fe y la insistencia. Los de Dani Rodríguez sumaron ayer tres puntos con aroma copero ya que se colocan con un colchón de cinco sobre la novena plaza. El meta Iván se convirtió en un gigante y sostuvo a su equipo hasta que Dani Martín lo batió en el minuto 33. A partir de ahí el partido se puso de cara para los lagartos amarillos.

Hay quien opina que en los primeros minutos de estos partidos se juega el encuentro que quieren los entrenadores, después es otro cantar. Sólo un gol es capaz de sacar ese tapón táctico, y darle un mayor protagonismo a la rebeldía de los jugadores.

Pero ayer al Jaén FS le costó encontrar el paraíso del gol. Iván no estaba por la labor.

A la opinión pública se la seduce ganando, eso no se discute. Que jugar bien es el mejor camino posible hacia el éxito, se sigue y se seguirá discutiendo. Ahí está el Zaragoza y su rácana propuesta para mantener vivo el eterno debate. Lo cierto es que el Jaén FS sigue intratable en su feudo, donde contabiliza cuatro triunfos en cuatro jornadas.

Salió muy enchufado el conjunto amarillo. Jordi Campoy sacó su calidad a relucir para asistir a Boyis, con caño incluido a Nano Modrego, y poner a prueba, nada más arrancar al meta Iván. Dos minutos más tarde repitió el detalle técnico pero esta vez con Retamar. El técnico Santi Herrero se planteaba vestir con sotana a los suyos. Mauricinho, en acción individual pegada a la banda, volvió a poner en apuros a Iván, que será de aquí y hasta el final el nombre más repetido.

El Ríos Renovables Zaragoza se fue desperezando con el transcurrir de los minutos. Pero era sólo un fugaz espejismo. Retamar, tras el saque de una falta, obligó a Dídac Plana a despejarla en el primer lanzamiento entre los tres palos de los maños.

La siguiente ocasión volvió a ser amarilla. Pase en largo de Dídac a la cabeza de Víctor Montes que gira el cuello pero atrapa Iván atento y bien colocado. El meta del Zaragoza era un muro infranqueable. Buena acción por la izquierda de Felipinho para irse de su par y el meta visitante la desvía a saque de esquina. Y camino del ecuador del primer round fue Víctor Montes el que la cruzó desde la izquierda en exceso.

Al juego de los pupilos dirigidos por Dani Rodríguez sólo les estaba faltando la guinda del gol. Un premio que estuvo cerca de conseguir Jorge Santos en uno de los pocos errores locales, pero su disparo no encontró portería.

Dani Martín volvió a golpear en el muro de Iván una contra tras robo en su propio campo. Y así una tras otra. La escuadra repelió un disparo con mucha intención de Chino, tras un brillante quiebro. El chaparrón era tan intenso que el técnico del Zaragoza, Santi Herrero, decidió pedir un tiempo muerto para intentar que amainara el temporal. Quedaban cinco minutos para que los jugadores enfilaran el túnel de vestuarios.

Pero siguió diluviando sobre Iván, que salvó un disparo, sólo en el área de Mauricinho.

El encuentro se volvió eléctrico en su recta final. Acciones cargadas de polémica y el meta Iván ejerciendo su papel de héroe salvador. En esta ocasión le ganó la mano a Montes en un uno contra uno en el que se acabó quedando con el esférico.

En jugada de estrategia Nano Modrego estuvo cerca de abrir el marcador a falta de treinta segundos para llegar al descanso. Dídac Plana lo evitó sacando una mano salvadora ante la perfecta volea del jugador maño.

El cansancio acumulado fue multiplicando los huecos. El Zaragoza sólo inquietó en este primer periodo a balón parado y tras algún error local. En los lagartos sólo faltaba el acierto en el último momento, en el que la figura del meta Iván se había agigantado.

Defensa en zona

En el segundo tiempo el Jaén Paraíso Interior FS siguió jugando con un ritmo muy alto. Dani Martín lo intentó desde lejos y el rechace de Iván no pudo recogerlo en el área Chino. El Zaragoza se defendía encerrado atrás, como si los amarillos estuvieran jugando de cinco. La defensa en zona de los visitantes estaba creando múltiples quebraderos de cabeza a los locales. Dani Martín se había convertido en una pesadilla para los visitantes, que sólo con faltas y la permisividad de los colegiados lograban frenarle.

El encuentro seguía con el mismo guión que en los primeros veinte minutos. Bella y precisa jugada de estrategia del Jaén FS tras saque de banda, jugando al primer toque, pero Iván vuelve a evitar el primero salvando un complicado disparo raso. Al Jaén Paraíso Interior se le estaba atragantando la figura del cancerbero visitante.

Se jugaba, mayoritariamente, en campo maño, pero conforme pasaban los minutos el miedo en la grada era que el Jaén FS pagara en alguna contra sus pecados por falta de pegada y acierto. Yla tuvo Óscar Villanueva, tras un rechace al borde del área en un balón que le llegó franco y botando.

Los minutos seguían pasando sin novedad en el marcador. Los veteranos jugadores visitantes estaban conduciendo el choque por el camino que les interesaba. En ningún momento propusieron nada que tuviera un cariz ofensivo. Quedaban diez minutos para el final y el marcador seguía inamovible.

Iván seguía parándolas de todos los colores y formas posibles. Por arriba, por bajo, saliendo a tapar huecos, destilando reflejos. Cuando no puede ser, no se puede y además es imposible, empezaban a pensar los lagartos amarillos.

Boyis destiló ayer grandes dosis de exquisito fútbol sala. En defensa dio una lección de cortes y anticipación. En una acción, que él mismo inició robando el esférico, se encontró con Iván que firmó la parada de la noche cuando ya estaba vencido en el suelo.

Pero el gol estaba abocado a llegar. Y llevaba el nombre de Dani Martín. El salmantino estaba demostrando ser el jugador con más recursos para derribar el muro zaragozano. Zaragoza y Zamora no se tomaron en una hora. Ayer hizo falta algo más de 33 minutos para abrir la lata. Dani Martín lo logró con un punterazo sutil y preciso desde la frontal del área, buscando y encontrando el único hueco abierto entre la zaga y su meta. Lanzamiento cruzado desde la derecha a palo cambiado que sorprendió, por vez primera, a Iván.

El Ríos estaba obligado a ‘renovarse’ en su libreto o morir a la orilla. Dio un paso al frente y el partido se abrió. Dídac salvó la igualada ante Retamar.

La estrategia local estuvo a punto de seguir dando buenos resultados. Pero Fabián se topó, ya no era noticia, con Iván.

Con el Zaragoza volcado, Mauricio robó el balón en su campo, encaró a Iván y le ganó la mano alojando el balón en la escuadra izquierda de su portería. Dos a cero y un merecido respiro a falta de poco más de cuatro para el final.

El Zaragoza se jugó la carta del portero jugador. Pero apareció la calidad de Jordi Campoy. Se fue de dos rivales, asistió a Mauricio que no pudo con Iván, pero el catalán estuvo atento para recoger el rebote y, aunque en primera instancia se volvió a topar con el meta maño, en el segundo intento firmó el tres a cero. Y Adri Ortego en los últimos instantes maquilló el resultado (3-1).