Ideal

Airam Benito es ahora el ídolo de los verdes.
Airam Benito es ahora el ídolo de los verdes. / JESÚS MUDARRA

MANCHA REAL

Airam: «La unidad del vestuario es clave»

  • El centrocampista de los verdes aseguró que gran parte de la salvación pasa por la unión del vestuario y por la tranquilidad que transmite la directiva

  • El canario es el máximo goleador entre los suyos y está ofreciendo unas prestaciones inmejorables

Airam Benito se ha erigido ya como uno de los ídolos de la afición del Atlético Mancha Real en su primera temporada en tierras manchegas. El jugador habló para IDEAL sobre el extraordinario momento de forma que está atravesando. «Estoy muy contento por el momento que estoy viviendo. Es verdad que los goles tienen un eco mucho mayor que cualquier partido bueno que pueda hacer un centrocampista, y eso está me está ayudando», aseguró.

Airam ha demostrado tener gol. Se trata de un jugador que se autodefine así: «Yo me considero un mediocentro organizador y quiero que se me valore por eso. Mientras más goles vengan mejor, y es cierto que tengo una cifra alta, pero yo me considero mediocentro y mi función principal no es la de anotar sino la de llevar el peso del juego, tener la pelota y hacer circular el balón. La de cualquier mediocentro».

«Yo siempre he tenido llegada aunque es verdad que el año pasado jugaba justo delante de los defensas y como quien dice veía la portería rival con prismáticos», explicó en tono jocoso antes de añadir: «Yo sentía que se me estaba cortando mi llegada. Puedo sacar la pelota jugada desde atrás pero yo necesitaba poder tirar a puerta y llegar con peligro y eso es algo que este año Juan Arsenal me facilitó, porque me preguntó que en qué parte del centro del campo me sentía yo más cómodo y me ha puesto donde le pedí. Estoy devolviéndole su confianza».

Y esto no sería posible sin el esfuerzo de sus compañeros que conforman una plantilla que está ofreciendo un rendimiento espectacular. «Me apetece destacar a mis compañeros del centro del campo. Jonathan hace un labor muy importante realizando un trabajo que a mi personalmente me libera un poco más porque hace una función defensiva y de perro de presa», resaltó

«Con Cervera y Pedro me gusta asociarme y creo que en cuanto a lo que se nos pide porque no lo tenemos, hablo de la garra y luchar la segunda jugada, lo estamos desempeñando cuando se nos ha pedido. En este equipo estoy cómodo con cualquier compañero. Cuando perdimos cinco jornadas seguidas se dijo que igual necesitábamos refuerzos pero yo creo que hay que confiar en el grupo y Juan lo está haciendo muy bien», adjuntó sobre sus otros compinches.

Sobre la salvación se sabe que no hay fórmulas mágicas aunque la clave para Airam está clara. «En la unidad del vestuario está el secreto de la salvación. Tenemos una plantilla corta y si nosotros estamos todos unidos, vamos todos a una y somos una piña, como lo estamos siendo, pues la verdad es que nos viene súper bien. También porque otros clubes pueden permitirse, por su poder económico, hacer movimientos en el mercado de invierno, pero en el Mancha Real es difícil que pase. Mientras más juntos estemos menos movimientos habrá y mejor nos irán las cosas», aseveró.

Esa unidad contribuye a una momento de plenitud que el canario describió así para esta redacción: «La felicidad la dan los domingos y al fin y al cabo si las cosas en el campo marcha bien también te adaptas mejor a la ciudad. Yo estoy muy lejos de mi casa y seguro que vendrán los bajones anímicos y de forma, pero entre todos lo estamos llevando tan bien que ese sentimiento de tristeza, que puede aparecer en algo momento, hasta ahora no lo ha hecho por el pueblo, por cómo nos trata la gente aquí y no puedo decir nada malo porque estoy muy satisfecho».

«Adjetivos como 'humilde' y 'sencillo' tienen que aparecer en la definición del Atlético Mancha Real», dijo sobre su club adjuntando una anécdota: «La directiva nos da mucha tranquilidad. Cuando perdimos cuatro partidos seguidos, tuvimos una barbacoa y nos dijeron los dirigentes que estuviésemos súper tranquilos. Que teníamos que luchar por quedarnos pero con la mayor confianza y tranquilidad del mundo. Yo he estado en otros clubes y cuando las cosas van mal lo primero que se te achaca es falta de compromiso, y eso aquí no pasa».