Ideal

MANCHA REAL

Lo de Cervera se queda en susto y Monteiro se suma a la lista de la enfermería

Manolillo no tendrá en el banquillo el recambio del lesionado Víctor Monteiro.
Manolillo no tendrá en el banquillo el recambio del lesionado Víctor Monteiro. / LOF
  • El portugués sufre una microrrotura fibrilar que le mantendrá unos diez días lejos de los campos de fútbol y Arsenal se queda sin otro efectivo

Por desgracia hablar del Atlético Mancha Real vuelve a implicar tener que hablar de un parte de lesiones que semana a semana genera noticias. Si hace apenas unos días informábamos de que al fin 'solo' cuatro los lesionados verdes y que ya se conocía su pronóstico ayer se añadía un nuevo nombre a la lista de los convalecientes.

Se trata de uno de los fichajes de este curso que, hasta el momento, ha destacado más por sus problemas físicos que por su fútbol. Se trata de Víctor Monteiro el extremo portugués que ya estuvo más de mes y medio apartado del equipo por unos problemas en el ciático y que ahora tendrá un periodo de baja de unos diez días aproximadamente debido a una microrrotura fibrilar.

Causará baja por tanto el extremo formado en Lezama al igual que lo hará también para este partido uno de los pilares sobre los que el equipo verde asienta su juego: Cervera. En el caso del centrocampista estamos hablando de buenas noticias ya que la lesión de su rodilla, de la que ayer no se conocía alcance exacto, ha acabado asiendo algo más leve de lo esperado.

Se temía en la entidad mancharrealeña que el futbolista tuviese tocado unos de los ligamentos de la articulación, aunque finalmente las diversas resonancias magnéticas que se le han realizado han determinar que sus dolencias se deben a un edema óseo. Esto significa que el pelotero estará al margen del grupo entre dos y tres semanas más, tiempo mucho menor que el que se barajaba en caso de la que lesión hubiese sido más grave.

Apoyo incondicional

En el apartado de las recuperaciones nos encontramos con que Jonathan Rivera protagonizó ayer la cada positiva del entrenamiento al incorporarse al grupo en sus ejercicios. También estuvo en la sesión Ramón, aunque realizó probaturas al margen de sus compañeros. El que no estuvo presente en el entrenamiento fue Iker Zárate que no llegará al partido del domingo.

Los problemas que está atravesando el equipo, en cuanto a lesiones y sanciones se refiere, han sido los principales artífices de una racha que, pese a que tocó a su fin el pasado fin de semana en Córdoba, llegó a dar con los huesos de los mancharrealeños en los puestos de descenso. Podría pensarse que esta situación habría hecho que la afición local se impacientase pero ni mucho menos ha sido así.

En el club se ha mantenido la calma en todo momento y se ha reiterado la confianza en un cuerpo técnico que ha demostrado ser capaz de ofrecer enormes resultados. No incomoda sino que enorgullece en las oficinas del Juventud que desde fuera se vea que el Atlético Mancha Real trabaja como un club pequeño, en el que se mira a dónde va hasta el último céntimo.

Es precisamente esa humildad que destilan los dirigentes de la institución verde la que tiene en el bolsillo a una afición que está entregada a un equipo al que ha llegado a aplaudir incluso habiendo perdido por una diferencia de cuatro goles. El apoyo por parte de la grada, que no ha registrado hasta la fecha ninguna entrada menor a 1.000 espectadores (lo que es mucho para una localidad de 10.000 habitantes), ha sido incondicional hacia los muchachos de Arsenal cuando estos han encadenado varias derrotas consecutivas y no parece que el próximo domingo ante el Real Murcia vaya a haber un cambio de aires.