Ideal

Los verdes vuelven a sonreír después de ganar en Córdoba.
Los verdes vuelven a sonreír después de ganar en Córdoba. / D. RUBIO

MANCHA REAL

El Atlético Mancha Real afronta una semana de trabajo para confirmar las buenas sensaciones

  • La victoria en Córdoba de los verdes hace que miren el partido con la tranquilidad de saber que de momento están lejos de las plazas de descenso

Adiós a la mala racha y adiós también al descenso. Fueron muchos los fantasmas que el Atlético Mancha Real dejó este pasado domingo en tierras cordobesas. Después de cinco jornadas consecutivas obteniendo una derrota detrás de otra, el equipo de Arsenal dio un golpe sobre la mesa y se llevó un encuentro ante el Córdoba que en el que solo la falta de puntería mancharrealeña evitó un marcador mucho más abultado.

El hecho de que la mala racha manchega tuviese su fin ante el filial verdiblanco significó además que la permanencia en puestos de descenso del cuadro del Juventud solo ha durado una semana. Era de esperar el descenso en la tabla del equipo después de pasar más de un mes sin conseguir puntuar y tras caer en el derbi ante el Linares terminó por confirmarse la ocupación de una de las plazas que obligan a bajar la categoría.

Menos de cuatro días tardaron los verdes en volver a ver la luz y conseguir tres puntos que ahora mismo les hacen ser decimoquintos. No hay lugar para la relajación pero tampoco para el pesimismo ya que el Grupo IV de la Segunda B está tan ajustado que el Atlético Mancha Real está un solo punto por encima del descenso pero también a tres del undécimo clasificado.

Además en esta nueva semana podrían reincorporarse algunos futbolistas de los muchos que tiene lesionados los manchegos. Es el caso de Cervera que aun no conoce con exactitud el daño que tiene en la rodilla y tendrá que esperar hasta mañana, que será cuando el cuerpo técnico obtenga los datos de las diferentes pruebas que se les han realizado tanto al centrocampista como a Jonathan Rivera, Iker Zárate y el capitán Ramón.

Estos días de preparación del partido contra el Real Murcia no solo servirán para que los lesionados avancen en sus respectivas recuperaciones sino también para que Arsenal refuerce el buen trabajo que hicieron los suyos en Córdoba, donde consiguieron mantener la portería a cero después de cinco jornadas sin hacerlo.