Ideal

Justo y corto triunfo del Mancha Real para romper su racha

Justo y corto triunfo del Mancha Real para romper su racha
  • No sólo aprovecharon su ocasión por medio de Airam Benito en la primera parte, sino que buscaron siempre el segundo tanto para sentenciar el duelo aunque no lo consiguieran

El Atlético Mancha Real rompió su racha de cinco derrotas consecutivas en El Arcángel, en un partido muy completo de los de Juan Arsenal, que apenas sufrieron en defensa y que no sólo aprovecharon su ocasión por medio de Airam Benito en la primera parte, sino que buscaron siempre el segundo tanto para sentenciar el duelo aunque no lo consiguieran.

El cuadro mancharrealeño empezó el partido muy bien plantado sobre el amplio terreno de juego de El Arcángel, maniatando a la perfección a un filial que prácticamente sólo llegó en el primer cuarto de hora en una acción de Quiles desde la frontal que se marchó arriba. El onubense se hizo hueco para disparar, pero su intencionado tiro no encontró la portería.

La primera llegada de los jiennenses fue en cambio más efectiva, perfecta para sus intereses. Manolillo hizo buena una pérdida en el centro del campo de Jordi Ortega y encontró a la perfección con su pase a Airam Benito, que de zurda tocó lo suficiente para batir a Marc Vito.

El tanto dejó aún más frío de lo que estaba al filial cordobesista, al que le costó prácticamente diez minutos volver a generar peligro sobre la meta de Emilio. Fue en un remate de José Antonio González que se marchó por poco, tras un testarazo algo forzado. Luego el que pudo empatar fue Soler, pero no alcanzó un envío de falta lateral al segundo palo. Prácticamente tocar la pelota era gol, pero no acertó a impactar con el esférico.

El Mancha Real intentó estirarse y probó de nuevo a Marc Vito en un tiro desde la frontal obra de Pedro Corral, aunque lo cierto es que en el último tramo de la primera mitad tuvo que centrarse en defender y sufrió para sujetar a un filial al que le faltó precisión en sus envíos laterales. Pero el cuadro cordobesista pudo empatar en una jugada que ganó Moha Traoré por alto dentro del área y que Quiles no pudo enganchar adecuadamente.

En la segunda parte, en la que Carrión, entrenador del B, buscó más llegada por la banda derecha con Leto, el cuadro jiennense mostró una imagen mucho más sólida, hasta el punto de perdonar poco menos que una goleada. Empezó por una buena ocasión del autor del gol, Airam Benito, que probó a Marc Vito. El meta local sacó una buena mano abajo.

A la contra el equipo de Juan Arsenal hizo mucho daño, aunque le faltó algo de tranquilidad para resolver mejor las jugadas. El ejemplo lo puso Manolillo, que en una buena acción por la derecha no precisó su envío para encontrar a Ángel en una acción mortal de necesidad. Quien sí lo hizo muy bien fue Elady, que minutos después se marcó un eslalon con disparo final desde la banda izquierda que fue a estrellarse contra el palo.

El entrenador del filial, Luis Carrión, hizo cambios ofensivos, retirando a dos de sus defensas para acumular jugadores de ataque como David Moreno o Vera. Pero se tradujo en un apelotonamiento de hombres y no en ocasiones, más allá de algún centro al área bien resuelto por la zaga o remates forzados del propio Vera o de Quiles. Muy poco para hacerse acreedor a puntuar.

Y mientras, el cuadro de Juan Arsenal siguió perdonando ocasiones, como una pelota que ganó Ángel que le permitió medirse cara a cara contra Marc Vito, que realizó una gran intervención con los pies. En la continuación de la jugada, Elady reclamó un empujón de Soler que le impidió aprovechar el rechace.

El filial intentó empatar a la heroica en los diez últimos minutos, pero el Mancha Real jugó bien con el cronómetro sin renunciar a aprovechar los muchos espacios que dejaba su rival. Nuevamente Manolillo perdonó ya cerca del descuento en una jugada de dos contra uno contra Leto. En el añadido el B tuvo una opción en un remate de Vera, pero que acabó de forma tan desafortunada como el resto de la mañana.

Juan Arsenal

El entrenador del Atlético Mancha valoró el choque diciendo: “Hemos hecho un trabajo defensivo extraordinario. La única manera de vencer aquí hoy era estar muy ordenados y disciplinados tácticamente, para buscar luego contras que nos permitieran adelantarnos en el marcador. Lo hemos interpretado muy bien y hemos sujetado todo el potencial ofensivo que tiene el Córdoba B, que tiene muy buenos jugadores y se asocia muy bien. Creo que hemos tapado muy bien todas las vías de acceso del rival y nos hemos hecho acreedores a la victoria. De hecho, si hubiéramos estado más acertados el marcador hubiera sido más amplio”

Arsenal siguió con el análisis del choque: “Si miras las ocasiones de uno y otro equipo, ellos han tenido posesión pero no han encontrado espacios ni la manera de hacernos daño, mientras nosotros sí hemos buscado la portería rival en contras y aprovechando sus pérdidas. Sólo nos ha faltado matar el partido para no sufrir tanto al final”.

Sobre la situación del equipo y lo necesaria que era la victoria afirmó: “Llevábamos cinco derrotas consecutivas y no era lógico por la manera en la que el equipo estaba jugando y lo que se estaba transmitiendo. Se tenía que romper. Teníamos confianza en el trabajo y que ésta es una categoría de mucha exigencia. Hemos tenido muchas bajas, por lesiones y sanciones, y esta victoria nos refuerza mucho para el devenir de la competición”.

Por último, Juan Arsenal habló de la buena organización de su equipo en el encuentro: “Tácticamente hemos estado muy organizados y disciplinados, tapando todas las líneas de pase del rival. No se han encontrado cómodos y ocasiones claras no recuerdo. Me siento orgulloso del trabajo que hemos defensivamente y en las contras. Ha sido un partido prácticamente perfecto”.

Luis Carrión

El entrenador del Córdoba B también valoró el choque: “Es un partido malo nuestro, en el que hemos dominado ciertamente con balón, porque ellos se metían atrás, pero no hemos sido lo suficientemente dinámicos y no hemos tenido ni acierto, ni valentía de probar cosas arriba. Nos lleva pasando algunos días. No estoy nada contento sobre todo de la parte ofensiva, aunque es todo el equipo”.

Luis Carrión continuó diciendo: “Intento que los chicos entiendan que nosotros no tenemos la presión de otros equipos. Somos un filial, tenemos que jugar bien. Da igual que nos marquen un gol y tenemos que seguir haciéndolo bien. No puede ser que nos metan un gol en un error nuestro y parezca que todo va ya con prisa y tengamos que marcar ya. En la primera parte, hemos tenido 20 minutos buenos, pero en la segunda mitad todo han sido prisas. Tuvimos mucha falta de acierto. Hemos hecho treinta centros y los treinta mal, hay que estar más tranquilos”.

El técnico del filial afirmó que a su equipo le faltaba jugar alegre: “A veces quieres poner gente arriba, pero no significa que sea lo mejor. Siempre lo intentas hacer para que funcione, pero… Estamos todos un poco tristes, no jugamos alegres y eso nos mata. Aparte de los cambios, los que están en el campo tienen que estar alegres, estar más vivos, ser el equipo que otras veces hemos sido. Estamos demasiado cohibidos y no sé por qué. Tendré que mirarlo”.

Sobre la situación del equipo comentó: “Está claro que trataré de trabajarlo y que los jugadores entiendan que se juegan mucho, pero que hay que desdramatizar la situación. Es un filial y hay que hacer las cosas bien, jugar bien. Hoy viendo el partido parecía que lo íbamos a hacer las cosas bien, porque ellos estaban atrás y nosotros dominando. Pero nos han metido un gol, y todo han sido prisas y desaciertos. Hay que estar tranquilos y disfrutar de todo esto, que es un deporte muy bonito. Ya tendrán tiempo de estar preocupados el día de mañana”.