Ideal

Linares, Manolillo y Peces en una de las jugadas del derbi ante el Linares Deportivo.
Linares, Manolillo y Peces en una de las jugadas del derbi ante el Linares Deportivo. / Iván Aranda

Fútbol

Preocupación y calma a partes iguales en el Atlético Mancha Real

  • Los verdes han caído en los puestos de descenso, debido a haber sumado cinco jornadas seguidas perdiendo, y la necesidad de ganar ya es acuciante

No quedará un buen recuerdo en la mente de los aficionados mancharrealeños del primer derbi jienense que vivió su estadio en Segunda B. Parecía que el partido contra el Linares Deportivo podía ser la ocasión perfecta para que el Atlético Mancha Real se deshiciese de esa cadena de derrotas que los atenaza, pero los azulillos no hicieron más que poner un nuevo eslabón en ella.

Cinco son ya las jornadas que llevan los pupilos de Juan Arsenal cayendo y eso es algo que se puede llegar a convertir en una losa, pese a los enormes condicionantes que han influido en la mala racha.

Ya se está dejando notar en una clasificación que los ha visto caer en picado. Llegaron los verdes a estar a tiro de victoria de los puestos de play off de ascenso y ahora la que ocupan es una de las plazas que al final de temporada condenan al descenso de categoría. Ahora mismo el Atlético Mancha Real es el cuarto por la cola, con once puntos en su zurrón, pero no debe cundir el pánico y de hecho lo está haciendo en las oficinas del Juventud.

A pasar de la mala dinámica que atraviesa el equipo, desde la directiva manchega se tiene plena confianza tanto en Juan Arsenal como en su cuerpo técnico y por eso no van a añadir ninguna presión extra al cuadro que dirige el albaceteño. Los números también invitan a no dramatizar pues si bien los verdes están ahora mismo en puestos de descenso también tienen a tan solo tres puntos al duodécimo clasificado, que precisamente es su próximo rival en liga: el Córdoba B.

Lo positivo de toda esta situación es que a pesar de la misma el equipo sigue metido en la pomada y, de conseguir encadenar un par de resultados favorables, volvería a meterse en la zona templada de la tabla. Será vital para que esto ocurra que comiencen a recuperarse los jugadores que en estos momentos pueblan la enfermería manchega.

Corral disputó el miércoles su primer partido completo en varias semanas y Monteiro volvió a tener algunos minutos, por lo que parece que está notando cierta mejoría física. Iker Zárate no tuvo tanta suerte y sigue convaleciente de la rotura fibrilar que sufre en la parte alta de su muslo derecho.

Tampoco parece que vayan a llegar a la próxima cita liguera los dos hombres que más está echando en falta la afición de Sierra Mágina por su importancia en el equipo. Es inevitable echar de menos en los partidos del Atlético Mancha Real a Jonathan Rivera y Cervera por la velocidad y sensatez que son capaces de imprimir en el juego y por cómo dirigen el equipo y le aportan consistencia. Pedrito no ha demostrado todavía un nivel suficiente como para suplir con solvencia su baja y Airam se ha visto desbordado en los últimos encuentros. Veremos si es Linares el que lo acompaña en Córdoba o hay reválida para Pedro.