Ideal

LA CRÓNICA

El Linares se impone en el Juventud

El Linares Deportivo infligió la quinta derrota consecutiva a un Atlético Mancha Real que recibió demasiado castigo en el primer tiempo.
El Linares Deportivo infligió la quinta derrota consecutiva a un Atlético Mancha Real que recibió demasiado castigo en el primer tiempo. / IVÁN ARANDA
  • El Atlético Mancha Real acabó cayendo pese a que luchó hasta el final por un partido que se le puso cuesta arriba

Se estrenó ayer el Juventud en esto de los derbis provinciales en la Segunda B y lo hizo con un encuentro que no dejó indiferente a nadie. El Atlético Mancha Real cayó ante el Linares Deportivo en un partido marcado por la efectividad de los azulillos, que sacaron una enorme renta a sus ocasiones de gol.

Los achaques que hicieron que los verdes acabaran cosechando su quinta derrota consecutiva fueron los de costumbre: la falta de contundencia atrás, la escasa puntería en las acciones ofensivas y la ausencia de hombres de vital importancia para una plantilla que al menos sigue contando con el apoyo incondicional de una afición que valora sobre todo el esfuerzo.

Pero no es la intención sino los goles lo que cuenta en esto del fútbol y en ese apartado fueron decisivas las efectividad y la calidad que atesoran la plantilla azulilla. No estuvo acertado en sus decisiones Miguel Rivera y por ello se le complicó en exceso un partido que su equipo tendría que haber resuelto mucho antes.

Arranque verde

Comenzó el encuentro con idas y venidas pero con las ideas muy claras en ambas escuadras. Los linarenses salieron dispuestos aprovechar las dimensiones del Juventud con balones en largo mientras que los verdes intentaron elaborar, aunque se mostraron imprecisos en los primeros compases. La profundidad en las bandas iba a ser clave y por ahí llegó el primer intento ofensivo. Manolillo fue el que consiguió llegar a centrar y Ángel el que no consiguió imprimir de suficiente fuerza al balón como para hacer que su testarazo fuese realmente peligroso.

El siete de los verdes llegaría a anotar en el minuto diez gracias a otro centro lateral, pero lo hizo en posición de fuera de juego y el tanto no subió al marcador. Con el paso de los minutos encontraron más posesión lo de Arsenal aunque sin ser capaz de dar una verticalidad decisiva.

Las triangulaciones en la zona de tres cuartos del Mancha Real comenzaron a ser más frecuentes en el ecuador del primer tiempo y en una de ellas Ángel se quedó solo ante Lopito. Estuvo escorado cuando disparó y aun así el cuero lo desvió sutilmente el cancerbero de los azulillos. Fue más peligroso el saque de esquina posterior, en el que Peces lo tuvo todo para marcar en el segundo palo pero saltó antes de tiempo y el remate le cogió en descenso, lo que impidió que hubiese acierto en el envío.

Los errores en una categoría tan exigente como la Segunda B se pagan muy caro y de lo que pudo ser el uno a cero se pasó al cero a uno en apenas unos instantes. Los palos morales caen partido tras partidos sobre un Mancha Real que no suele ver reflejado en los marcadores el esfuerzo que en ellos empeña.

Jugada decisiva

Las jugadas a balón parado son siempre claves en el campo mancharrealeño y fruto de una de ellas llegó el primer tanto del partido. Sacó el Linares una falta lateral que acabó en rechace dentro del área, Corpas lo recogió y fue derribado con el consiguiente penalti señalado por el árbitro. Curto no perdonó y llegó se inauguró el luminoso a falta de cinco para el ecuador.

La respuesta verde fue ansiosa y acertada. Manolillo tuvo su opción en un disparo que acabó en córner y saque del mismo acabó con chut de Pedrito que llegó a ser cantado como gol por parte de la afición local, pero la pierna de un zaguero de los rojillos (el Linares vistió por completo de rojo) evitó el empate. Parecía que se iba el encuentro con la ventaja mínima a favor de los visitantes al descanso, pero de nuevo aparecieron esos errores puntuales que están condenando al cuadro manchego.

La segunda mitad comenzó con conjunto manchego más volcado, un arma de doble filo que prometía goles. Pudo llegar el primero del segundo acto en una buena jugada por la banda izquierda que culminó Airam con un disparo que lamió el larguero antes de salir. La falta de precisión en los centros al área privó a los locales de haber tenido alguna ocasión más de gol.

Dispuso de varios contragolpe el Linares fruto de los espacios que dejaron los verdes a su espalda y Casi tuvo una inmejorable ocasión mano a mano con Barrio pero acabó definiendo desviado. Mismo resultado obtuvo Linares en un remate a un saque de esquina que se marchó por encima del travesaño.

Golpe definitivo

Corpas sí que tiró de precisión para hacer el tercero. Pérdida en la salida de balón del Atlético Mancha Real que pilló desajustada a la defensa manchegas. El pase de Rodri fue bueno y no menos bueno fue el disparo de Corpas por el palo del portero. Una vez más la falta de acierto de cara a portería condenó en demasía a un Atlético Mancha Real al que también se le vio falto de contundencia en la parte de atrás.

Introdujo Arsenal (desde la grada) a Monteiro para darle verticalidad y presencia ofensiva a su equipo pero no terminó de conseguirlo. Se echa excesivamente en falta a Cervera y a Jonathan Rivera en el centro de máquinas de los verdes. Consiguieron encontrar el peligro los locales en el balón parado. Sacó una falta lateral el equipo manchego, el despeje de la zaga linarense no fue bueno pero sí el remate de Ángel, que cumplió a la norma de los ex al marcar ante el que fue su equipo durante siete temporadas. No celebró el tanto.

Lo siguió intentando con el ímpetu del que no pierde la esperanza el Atlético Mancha Real pero se le fueron escapando uno tras otro los minutos de entre los dedos. A falta de uno para el final Airam le añadió salsa al asunto. Una nueva jugada por la izquierda lo dejó solo en la frontal y desde allí el canario la puso en la misma escuadra de la portería de Lopito.

Pese a la renta de la que había disfrutado los hombres de Rivera, acabó pidiendo la hora un Linares Deportivo que se relajó y trató de conservar el marcador a toda cosa. Parecía que los últimos instantes serían de asedio total pero las imprecisiones evitaron que se colgaran los típicos balones que tanta emoción suelen aportar a los minutos finales de los partidos ajustados.

En frío

El esfuerzo verde terminó, por quinta jornada consecutiva, sin recompensa alguna y por primera vez desde hace muchas jornadas, los mancharrealeños han caído en las posiciones de descenso.

En esta ocasión se encontraron enfrente con un equipo que, además de tener un mayor potencial, en cuanto a calidad de la plantilla y a presupuesto se refiere, está en racha. Pese a que la actuación arbitral fue mala en general (el publico local tiene en el punto de mira al estamento arbitral) no influyó en el resultado de un partido en el que a los manchegos se les echó en falta una mayor presencia en el centro del campo.

El Linares Deportivo consiguió hacer un partido efectivo, en el que anuló las virtudes de los verdes en muchos tramos del mismo. Prueba de ello es que Airam estuvo durante muchos minutos en el dique seco y que Elady también se mostró poco participativo.

Los mancharrealeños tendrán ante el Córdoba B la próxima opción de poner fin a la mala racha que les atenaza mientras que los 'mineros' pugnarán por que su buena dinámica continúe en su propio estadio ante un CD Ejido que goleó esta jornada.