Ideal

atlético mancha real

El Mancha Real cae de pie en Jumilla

fotogalería

Momento justamente posterior al autogol que se anotó Rubén Peces en su propia portería y que acabó sentenciando el partido. / LOF

  • El gol de Víctor Monteiro no fue suficiente para que Arsenal y los suyos se trajesen al menos un punto del partido que transcurrió en La Hoya

  • Las bajas lastraron a los verdes en su encuentro en casa un Jumilla que sigue invicto como local

No era fácil la papeleta a la que tenía que enfrentarse ayer el Atlético Mancha Real. Ya de por sí no resulta sencillo acudir a casa del segundo clasificado del Grupo IV y menos aun cuando sabes que este no ha perdido ni un solo partido en su casa en lo que llevamos de temporada. Pero la cosa pinta aun peor cuando miras al equipo y te das cuenta que las bajas han causado verdaderos estragos.

Llegaron los verdes a la Hoya con 16 futbolistas en el autobús pero realmente solo 13 de ellos estaban en condiciones físicas óptimas para tener una gran carga de minutos. Entre los que no podían ser usados hubo nombres importantes. Jugadores como Ramón o Cervera habrían formado parte de la terna inicial si no hubiese sido porque el central se encontraba sancionado y el centrocampista sufrió durante la semana un golpe en su rodilla que le impidió participar.

No es de acogerse a excusas sin embargo un cuadro verde que ya demostrado en más de una ocasión que es capaz de ser competitivo sin que algunas de sus piezas fundamentales estén sobre el tablero. La primera parte fue una nueva prueba de ello. Salió dominante el Jumilla y a los 14 minutos tuvo su primera ocasión clara para ponerse por delante en el marcador pero Jorge Perona y Titi no se entendieron en el área, cosa que aprovechó Emilio para desbaratar la ocasión.

Minutos después fue el propio Perona el que botó un córner cuyo despeje por parte de la zaga visitante le cayó muerto a Neftalí para que rematara en el área que acabó marchándose bastante desviado de la portería de Emilio. El dominio jumillano no terminaba de transformarse en verdadero peligro pero los de Pichi Lucas rondaban cada vez más cerca el área manchega.

Si el Atlético Mancha Real mantuvo a raya durante el primer tiempo las intentonas locales fue en gran parte gracias a la grandísima actuación (una más) de Josema. El central madrileño estuvo imperial, como acostumbra, en el juego aéreo y desbarató numerosos centros peligrosos, además de conseguir en no pocas ocasiones sacar el balón jugado.

Viendo que la defensa aguantaba sin problemas el equipo verde fue quitándose de encima la presión que intentaban imponerle y comenzó a enseñar los argumentos que le mantienen en media tabla pese a ser un recién ascendido y contar con uno de los presupuestos más cortos de la categoría.

Airam, que sigue con la puntería afinada y en un estado de forma excepcional, tuvo en sus botas el que podría haber sido el primer tanto del encuentro con un soberbio disparo que le sopló al oído a la escuadra de la portería local antes de marcharse fuera. Esta acción dejó en el público la sensación, cuando ambos equipos se marcharon a vestuarios para cumplir el receso ecuatorial, de que en la segunda parte podría verse una actitud muy distinta en los visitantes, lo que nadie se imaginaba era que sería en su propio perjuicio.

No sentó bien el descanso entre los muchachos de Juan Arsenal. Las sensaciones positivas se esfumaron totalmente en los primeros diez minutos de la segunda parte en los que el Atlético Mancha Real salió desconectado y el Jumilla aprovechó para dejar el encuentro prácticamente sentenciado.

Primer gol

Un minuto tardó Titi, tras escuchar el pitido que dio inicio al segundo tiempo, en anotar el primer gol. Qué importante es la estrategia en esta categoría y qué decisiva puede llegar a ser en partido tan igualados como los que se están viendo esta temporada.

La usaron los jumillano para abrir la lata. Sacó Perona a la perfección un saque de esquina y Titi se hizo fuerte en el área para, con la testa, mandar el balón al fondo de la red de la portería de Emilio.

El gol fue un mazazo anímico en una plantilla que ya sufrió de lo lindo en lo moral la pasada semana ante el Villanovense. Quedó tendido sobre la lona el conjunto de Arsenal tras el primer tanto y cuando tienes un momento de debilidad tan fuerte ante un rival que muestra la ambición de pelear con los más grandes lo acabas pagando caro.

También tuvo mucho de psicológico el segundo tanto que acabaron recibiendo los verdes en el partido. Tremenda la mala suerte que hizo que el centro de Manolo acabase dando en Peces e introduciéndose en la meta verde. A buen seguro que el central tuvo anoche pesadillas con un autogol que parecía haber terminado definitivamente con el partido.

Intento de reacción

Se puso la cosa muy cuesta arriba para los mancharrealeños y, consciente de ello, Juan Arsenal realizó rápidamente los tres cambios para intentar darle la vuelta al partido. Una de las tres sustituciones que empleó el técnico albaceteño tuvo como protagonista, muy a su pesar, a Jonathan Rivera. Decía esta redacción en la previa del encuentro que, pese a haber entrado en la convocatoria, el centrocampista llegaba muy justo en su plazo de recuperación de una pequeña lesión muscular.

Entró en el minuto 62 siendo la última de las modificaciones que Arsenal hizo en su plantel. Cuando Jonathan no está sobre el césped su equipo lo nota pero imagínense como sentó al cuadro jienense que, a falta de casi veinte minutos para el final, Jonathan tuviese que abandonar el terreno de juego lesionado.

Tuvo que dolerle porque sino no habría dejado a sus compañeros en inferioridad numérica y con una desventaja de dos tantos len el luminoso. Pero es obstinado (en el buen sentido del calificativo) el Atlético Mancha Real. Los verdes están dispuestos a disfrutar al máximo de su primera temporada en la categoría de bronce del fútbol español y eso implica no dar ningún encuentro por perdido hasta el colegiado a indicado el final del mismo.

Como aspecto positivo también se puede reseñar que Víctor Monteiro, que también llegó al choque con ciertas dudas acerca de su estado físico, pudo disputar sin problemas más de media hora. El extremo portugués apenas ha podido entrar en los planes de Arsenal en lo que llevamos de temporada 2016/2017 y si encuentra su forma óptima podría ser un auténtico revulsivo para una plantilla que necesita de todos sus efectivos para dar el rendimiento necesario para obtener la permanencia en la Segunda División B.

Fue uno de los protagonistas del intento de remontada que llevaron a cabo los mancharrealeños. De hecho consiguió hacer un precioso tanto anotado de falta directa. Una auténtica pena que dicho disparo supusiese la última acción del encuentro y que por tanto los verdes no tuviesen tiempo para haber intento al menos rascar un empate en un campo que una jornada más ve cómo su equipo no hinca la rodilla.

Próxima semana

Ahora el Atlético Mancha Real tiene por delante una larga semana en la que tratará de recuperar el máximo numero de efectivos. En este sentido el equipo ya podrá contar con los sancionados Ramón, Linares y Barrio y también se prevé que Cervera se encuentre recuperado de la contusión que le hizo perderse el choque de ayer.

Todos ellos harán falta para que el equipo retome las buenas sensaciones que dejó haz dos semanas y vuelva al camino de la victoria en la próxima jornada liga. Tendrá que probar suerte contra la Balompédica Linense y lo hará ante el público del estadio de La Juventud en Mancha Real.