Ideal

MANCHA REAL

Pese a la derrota, el Atlético Mancha Real puede seguir siendo optimista

Airam tampoco tuvo su día ante el Villanovense.
Airam tampoco tuvo su día ante el Villanovense. / DIANA RUBIO
  • Los verdes piensan ya en su próximo duelo ante el Jumilla al que llegarán con un colchón de cuatro puntos sobre los puestos que sentencian descenso

¿Que fue dura la derrota que sufrieron los verdes el domingo? Seguro. ¿Que nadie esperaba ese palo? También. ¿Que ha cundido el desá-nimo en el Juventud? Ni mucho menos. El Atlético Mancha Real cayó ante un Villanovense que se llevó de tierras mancharrealeños un resultado tan abultado que ni habría soñado con él la noche anterior.

Dolió (como no podía de ser otra manera) el uno a cinco en una plantilla de Juan Arsenal que es humilde y ambiciosa a partes iguales y que ya ha demostrado que no se contenta con el rol de cenicienta de la categoría.

Llegó la tercera derrota en liga pero no ha supuesto esta el desplome de los manchegos en la clasificación. El empate del Linares Deportivo y la debacle del Real Jaén han hecho de momento el Atlético Mancha Real siga siendo el mejor equipo jienense en la Segunda B. Cierto es que se encuentra empatado a puntos con unos azulillos de los que solo le separan la diferencia de goles.

Once puntos y la octava posición de la tabla clasificatoria es un bagaje que cualquier aficionado verde habría, antes del comienzo de la temporada, firmado tener en la octava jornada.

Nadie dijo que la salvación se fuese a obtener de forma cómoda y tal vez puedan sacar Arsenal y los suyos como aspecto positivo de este partido que cualquier rival en esta división te puede pintar la cara y los detalles (como puede ser el segundo tanto del Villanovense en el que hay un claro fallo defensivo) son decisivos para encuentros tan ajustados.

No hay necesidad ni tiempo para lamentaciones y la del Atlético Mancha Real no es una plantilla que suela vivir de las rentas. A buen seguro que desde ayer los mancharrealeños ya solo piensan en el dificilísimo partido que tendrán esta próxima semana. Les toca viajar al estadio del segundo clasificado: el Jumilla de Pichi Lucas.

Los verdes se enfrentarán a los murcianos con un colchón de cuatro puntos sobre los puestos de descenso y los números que han obtenido hasta el momento fuera de casa avalan una posible machada. En solo uno de los encuentros que han jugado los de Sierra Mágina fuera de casa se han vuelto con los bolsillos vacíos y, aunque en el Grupo IV nadie regala nada, todo hace indicar que los verdes pueden rascar puntos en cualquier campo.

Enfrente tendrá a un equipo que está invicto en el La Hoya y que contaría todos sus partidos en casa por victorias si no fuese porque empató en la quinta jornada liga contra la Balompédica Linense. Los manchegos ya se afanan en las labores que les permitan llegar al domingo en las mejores condiciones posibles para confirmar que siguen siendo ese matagigantes que tan buen fútbol es capaz de crear. Los errores, como el del Villanovense, han de servir para corregir.