Ideal

MANCHA REAL

Excesivo castigo para el Mancha Real

Borja conduce el balón rodeado por tres futbolistas del Villanovense.
Borja conduce el balón rodeado por tres futbolistas del Villanovense. / DIANA RUBIO
  • El Mancha Real cayó con estrépito en su casa ante un Villanovense con mimbres de coloso de la categoría

Se puede decir ya que el Villanovense es el equipo más compacto que ha pasado hasta el momento por el Juventud en Segunda B. Que se lo pregunten si no al Atlético Mancha Real que ayer vio cómo, a base de mazazos en forma de goles, les echaban a pique su buena racha.

No es que los verdes jugasen mal ni mucho menos. De hecho en los primeros minutos el dominio del juego fue alterno y ambos equipos fueron capaces de llegar a las inmediaciones del área contraria. Cierto es también que fueron los de Manolo Sanlúcar los que encontraron un mayor peligro en sus primeras ocasiones.

Jesús Rubio tuvo una clarísima en la que se quedó solo frente a la portería, con el balón botando, cuando se rozaba el minuto diez de encuentro. La pegó horrible, con la espinilla y el esférico salió desviado y ayudado por el suspiro de alivio de una grada que no sabía la que se le venía encima.

Elady consiguió arrancar de la misma dos ovaciones casi consecutivas merced a dos jugadas individuales de esas en las que el serrano consigue ver un hueco, que parece no existir, para marcharse a la vez de varios adversario. De nuevo el diez verde volvió a ser el más destacado entre los suyos junto a Josema, pero no adelantemos acontecimientos.

Lo intentó el Mancha Real con balones a la espalda de la defensa que Ángel buscó sin resultado durante todo el partido. La superioridad física, agradecida en gran parte a Owona, de los de Badajoz impidió que los verdes sorprendiesen por esa vía. No terminaban de asustar los manchegos y mientras tanto seguían a lo suyo los de negro. Juanjo fue el siguiente que avisó con un remate de cabeza que se marchó por muy poco. Fue tras esta acción cuando apareció la efectividad visitante y el partido se declinó por completo.

Primer mazazo

Los reveses duelen generalmente más cuando crees que estás haciendo las cosas bien y aun así en vez de premio te llega un castigo. Fue precisamente lo que le pasó al Atlético Mancha Real que, cuando mejor parecían irle las cosas, llegó el chicharrazo de Tapia. El lateral recogió un balón al borde un área más que poblada y la pegó con la intención de acabar la jugada. Ni él mismo se imaginaba que, siendo zurdo, acabaría ubicando con la diestra el balón en la misma escuadra.

Fue evidente el golpe anímico que este gol supuso para los mancharrealeños. Los gestos de impotencia se sucedieron en las siguientes acciones y todos ellos se vieron aumentados exponencialmente con la llegada del segundo revés. Si el anterior tanto fue por completo mérito del jugador del Villanovense este fue demérito de la zaga verde.

Hubo muy poca contundencia a la hora de despejar el balón que llegó desde un saque de falta lateral. El esférico se paseo dentro del área hasta acabar siendo rematado en el segundo poste por Elías.

Muy parecida fue la jugada que pudo ocasionar un arreón local al filo del descaso. Sacaron los de Arsenal de banda metiendo el cuarto en el corazón del área visitante. Quedó este muerto en su interior pero no hubo rematador cerca para disminuir la desventaja. También Manolillo lo intentó con un tiro escorado que tuvo que sacar Wilfred.

Esas dos acciones hicieron que el público jalearan a los suyos mientras estos enfilaban el túnel de vestuarios. La reacción al final del primer tiempo parecía indicar que habría guerra en el segundo, pero no fue para nada así. Tampoco tuvieron opción los de Arsenal.

En la primera jugada del segundo acto, Álvaro González dio una nueva muestra de la sobrecogedora velocidad que posee para marcharse como una exhalación por la banda y asistir al segundo palo donde Jesús Rubio remató a placer.

Se desmoronó entonces el centro del campo local y el Villanovense, que tras el primer tanto disfrutó de un encuentro de idas y venidas que le sentó como traje hecho a medida, aprovechó para hacer leña del árbol caído.

Más goles

No les salía nada a los jugadores verdes que probaron todo pero tuvieron que asistir de nuevo entre impotencia y resignación a la celebración del cuarto tanto de los de Villanueva de la Serena. Justo antes Ángel había disfrutado de un mano a mano en el que se demoró a la hora de disparar y Owona acabó comiéndole la tostada, y en esto del fútbol cuando perdonas sueles ser castigado por ello.

Fue buena la serie de paredes que tiraron los jugadores extremeños al borde del área. El último pase lo dio Jesús Rubio devolviendo a Álvaro González la asistencia de gol que de él había recibido justo antes.

No todo fue negativo y es que al menos el canterano Paredes disfrutó de minutos en Segunda B y el Atlético Mancha Real puede seguir diciendo que hasta la fecha ha anotado en todas las jornadas de liga que ha disputado en la categoría de bronce del fútbol español.

Josema, que fue uno de los hombres destacados del partido, fue el que se encargó de ello rematando un córner al fondo de la portería visitante. También lo intentó Ramón tratando de emular a Maradona con un remate con la mano para engañar al colegiado, pero este no cayó en la trampa y el central mancharrealeño vio la cartulina amarilla.

Solo la magia de Elady amenizó el tedio que supuso el partido en sus minutos finales, que fueron casi un castigo para los verdes. Mas aún cuando un mal despeje de Ramón acabó dejando solo a Juanjo que no perdonó ante Emilio. Elady pudo maquillar algo el marcador en el último suspiro, pero ayer la puntería de los verdes se había declarado en huelga temporal.