Ideal

Segunda División B

El Mancha Real confía en recuperar a los vascos para el choque del domingo

Zárate, con el 9, lucha un balón ante el Marbella.
Zárate, con el 9, lucha un balón ante el Marbella. / Diana Rubio
  • Iker Zárate y Monteiro podrían volver al ritmo normal durante esta semana y disfrutar de minutos ante el Atlético Sanluqueño esta jornada

A todo se está reponiendo el Atlético Mancha Real en este inicio de liga. Que una plaga de lesiones sacude el equipo verde, los teóricos suplentes asumen galones y demuestran que no están solo de relleno. Que una tropelía arbitral amenaza con dañar la moral de la plantilla, esta demuestra que con trabajo y esfuerzo se pueden hacer cosas grandes como sacar puntos en estadios de equipos que prácticamente les doblan en presupuesto.

Por suerte para los verdes, parece que la enfermería, que está siendo principal escollo en esta temporada histórica para ellos, por fin comienza a vaciarse. Sin tener en cuenta la baja de larga duración de Albertillo, en las últimas fechas Arsenal no ha podido alinear a tres los hombres que priori tienen el cartel de titulares. Hablo de Íker Zárate, Víctor Monteiro y Rubén Peces.

Monteiro el que más tiempo lleva doliéndose de unas molestias en el nervio ciático que de hecho solo le han permitido disputar uno de los cinco encuentros que lleva ya su equipo en Segunda B. Fue el primero, ante el Granada B y, aunque fue sustituido por Airam en el descanso, formó parte del once inicial que puso Arsenal sobre el tapete de Los Cármenes.

Esta semana el extremo podría volver a estar disponible, al igual que Iker Zárate, que se perdió el encuentro contra el Real Jaén por una leve lesión muscular en el aductor de su pierna izquierda. Del mismo modo también se espera que Rubén Peces, se recupere también de la dolencia en su espalda que le ha estado privando de ejercitarse al mismo ritmo que el resto de sus compañeros estas dos últimas semanas. El hecho de que ayer entrenase, al igual que Monteiro junto al grupo es más que positivo.

En una plantilla tan corta como la de los verdes es vital que todos los efectivos estén disponibles y esto es algo que, de momento, tan solo en una jornada ha ocurrido.