Ideal

CICLISMO

Celebra la victoria antes de tiempo y acaba perdiendo

  • Creyéndose ganador, redujo la velocidad para alzar los brazos

Luka Pibernik protagonizó una anécdota de la que todavía se habla en el Giro de Italia. El esloveno de 23 años, creyéndose ganador, redujo la velocidad para alzar los brazos y celebrar la victoria.

No obsante, desconocía que aún quedaba una vuelta que pedalear. El ganador de la etapa finalmente resultó ser el colombiano Fernando Gaviria.