Ideal

El profesor que escribía roscos para sus alumnos

David Leo, concursante de 'Pasapalabra'.
David Leo, concursante de 'Pasapalabra'.
  • El sueño de David Leo, ganador del mayor bote de la historia de ‘Paspalabra’ (1.866.000 euros), es abrir una ‘academia de saberes inútiles’ y recitar poesía en el Festival de Medellín

La vida del malagueño David Leo García, ganador del mayor bote de la historia de ‘Pasapalabra’ (Telecinco) está ligada a las letras. Estudiante de Filología Hispánica y poeta, este joven de 27 años ha hecho historia en la televisión después de llevarse un premio de 1.866.000 euros. Una cifra con la que quiere vivir tranquilo, viajar a Japón con su novia Laura, periodista y fotógrafa jerezana, y montar una cafetería-librería. A partir de hoy nunca olvidará la palabra ‘ranzón’, con la que logró completar ‘el rosco’ del concurso tras 109 programas seguidos.

A David le apasionan la música y el arte pero, sobre todo, el cine, tanto francés como polaco. Entre sus aficiones se encuentran la cocina, que le relaja, y los campeonatos de Trivial que juega dos jueves al mes. Sin embargo, su verdadera devoción son las palabras. Su interés por la literatura empezó a hacerse latente a los 14 años, preferentemente por la poesía, teniendo como referentes por entonces a autores como Miguel Hernández o Quevedo. A los 16 años gana su primer concurso literario, el Noctiluca de Poesía Amorosa, con su poema ‘Veintiocho’, que supuso también su primera publicación.

Un año más tarde, a principios del año 2006, y con tan sólo 17 años, se convierte en el ganadro más joven del Premio de Poesía Hiperión con su libro ‘Urbi et Orbi’. Este galardón le servirá para conocer a otros escritores que le animarán a potenciar su carrera literaria.

Entonces decide probar suerte con los concursos de televisión, y en 2008 se presentó a ‘Gran Slam’ (Cuatro), donde conoció a otros campeones de 'Pasapalabra', como Alberto Izquierdo o Sebastián Cárdenas, que le venció en aquel programa. Después participó en ‘Avanti’ (Antena) y ganó 54.000 euros, premio que le permitió mudarse a Barcelona. Ya en esta ciudad se inscribió en ‘Saber y Ganar’ (La2), fijándose como próxima meta el programa que presenta Christian Gálvez en Telecinco.

Desde el año 2013 ha estado preparándose para participar en ‘Pasapalabra’, viendo roscos y apuntándose definiciones. En 2015 se inscribió finalmente en el casting y, a partir de ahí, visiona cada mañana una media de diez a quince programas por internet, clasificando las palabras por campos semánticos y letras, además de elaborar una lista interminable con personajes históricos. Tal es su obsesión con el concurso que a sus alumnos de español del posgrado para extranjeros que imparte les ayuda a ampliar su vocabulario con los ‘roscos’ del programa.

Pero no es infalible, como él mismo ha reconocido flaquea con las palabras que llevan la letra ‘ñ’ y después de cada programa llamaba a su madre y a su novia para comprobar si estaban más nerviosas que él. Todavía le quedan dos sueños por cumplir, uno de ellos es poder recitar en el Festival de Poesía de Medellín, en Colombia, el otro, abrir una ‘academia de saberes inútiles’ donde, asegura, permitirá que especialistas del ámbito de las Humanidades tengan un espacio en el que transmitir o intercambiar conocimientos.