Ideal

Umberto Eco, concentrado y póstumo

El escritor italiano Umberto Eco.
El escritor italiano Umberto Eco. / Juan M. Espinosa (Efe)
  • 'De la estupidez a la locura' reúne los artículos que el propio autor seleccionó en sus últimos meses de vida

  • La obra es una lúcida miscelánea en la que el cómic y las nuevas tecnologías conviven con la política, el cine o los hábitos de consumo

Como para Terencio, nada humano le era ajeno a Umberto Eco (1932-2016). Queda patente en muchos de los artículos que el escritor, profesor y semiólogo piamontés publicó durante los últimos quince años de su vida y que se reúnen ahora en un volumen. 'De la estupidez a la locura' (Lumen) es un libro concentrado y póstumo de Eco que llega a las librerías este jueves «cargado de humor incisivo y crítico con su tiempo», según sus editores. Es el caleidoscópico retrato de una sociedad compleja y aparentemente desnortada hecho desde el escépticismo de un gran humanista.

Fallecido el pasado 16 febrero con 84 años, Eco mantuvo una presencia intensa y constante en los medios italianos hasta casi el final de sus días. Él mismo seleccionó los artículos bajo el epígrafe 'Crónicas del futuro que nos espera'. Se ha mantenido como subtitulo del libro, cuyo original entregó Eco a la imprenta pocos días antes de morir y que traducen al español Helena Lozano Miralles y María Pons Irazazábal. Un libro preñado de genio, sabiduría y sentido del humor en sus casi quinientas páginas y que llega al lector español precedido de un notable éxito en Italia, donde vendió 35.000 ejemplares en su primer día en las librerías.

Advierte Eco en 'La sociedad líquida', el artículo con el que abre el libro, que el imperante subjetivismo «ha minado la modernidad, la ha vuelto frágil y eso da lugar a una situación en la que al no haber puntos de vista, todo se disuelve en una especie de liquidez» a la que se refirió el pensador Zygmunt Bauman.

«No solo los individuos, sino la sociedad misma, viven en un proceso continuo de precarización», apunta Eco, para quien una de las maneras de sobrevivir a esa liquidez «consiste justamente en ser conscientes de que vivimos en una sociedad líquida que, para ser entendida y tal vez superada, exige nuevos instrumentos». «El problema es que la política, y en gran parte la 'intelligentsia', todavía no han comprendido el alcance del fenómeno», dice. Lamenta así Eco que Bauman, a quien se debe el concepto de 'sociedad liquida', «continúe siendo por ahora una 'vox clamantis in deserto'».

Aborda Umberto Eco todo tipo de temas, de la nostalgia por el pasado perdido al papel crucial de la cultura en la sociedad, la influencia de los medios de comunicación en la opinión pública o el poder de las nuevas tecnologías, internet y los teléfonos móviles. De la crisis del sentimiento de pertenencia a una comunidad frente el auge del individualismo a los libros de papel y a las redes sociales, la política en Italia o el 15M en España, todo es susceptible de su análisis.

La prensa italiana ha descrito como «irónica y fulminante» a esta miscelánea colección de artículos en la que el lúcido profesor aborda también temas cruciales para él, como la crítica al poder y sus instrumentos, el consumismo «que nos deja llenos de objetos y vacíos de ideas» y se ocupa de personajes como el papa Francisco, Berlusconi, James Bond y algunos de los protagonistas de sus cómics favoritos.

Ademas de profesor, ensayista y articulista, Eco fue también un exitoso narrador que entró por la puerta grande en el terreno de la ficción con 'El nombre de la rosa', novela policiaca en la que plasmó su pasión por la Edad Media y con la que logró conectar con el gran público y que sería llevada al cine por el francés Jean-Jacques Annaud. Fue un bombazo editorial que vendió 50 millones de ejemplares y fue traducido a 40 idiomas que no lograría repetir después con ficciones como 'El péndulo de Foucault', 'La isla del día de antes', 'Baudolino', 'La misteriosa llama de la reina Loana' o 'El cementerio de Praga'.

Desde la aparición en 1964 de 'Apocalípticos e integrados', una suerte de biblia para los estudios de comunicación y semiótica, la obra de Umberto Eco es fundamental para entender nuestro tiempo. Dedicado durante años a la docencia universitaria, sus ensayos son de consulta obligada en facultades de todo el mundo. Títulos que demuestran el alcance de los intereses ecuménicos de este humanista contemporáneo que entre muchos otros premios recibió en el año 2000 el Premio Príncipe de Asturias de Comunicacion y Humanidades.

Una extensa bibligrafia que cerró con 'Número cero', dedicado a la crisis del periodismo y ambientado en 1992, momento crucial de la historia de Italia por el estallido del 'Tangentopoli' y en la que figuran 'Obra abierta', 'La estructura ausente', 'Tratado de semiótica general', 'Lector in fabula', 'Semiótica y filosofía del lenguaje', 'Los límites de la interpretación', 'Las poéticas de Joyce', 'Segundo diario mínimo', 'El superhombre de masas', 'Seis paseos por los bosques narrativos', 'Arte y belleza en la estética medieval', 'Sobre literatura', 'Historia de la belleza', 'Historia de la fealdad', 'A paso de cangrejo', 'Decir casi lo mismo', 'Confesiones de un joven novelista' o 'Construir al enemigo'.

Temas