Ideal

El obispo bendice una nueva capilla dedicada al 'Santo doctor'

El obispo bendiciendo el cuadro y el retablo.
El obispo bendiciendo el cuadro y el retablo. / M. S.
  • Más de 120 sacerdotes de toda La Diócesis celebran la festividad de san Juan de Ávila, rector de la primera Universidad solo para clérigos que existió en Baeza

Más de 120 sacerdotes de toda La Diócesis, celebraron ayer en la catedral de Baeza junto al Obispo de Jaén Monseñor Amadeo Rodríguez Magro, la festividad de san Juan de Ávila, patrón del clero español, doctor de la Iglesia, e impulsor y rector de la primera Universidad exclusivamente para clérigos que existió en Baeza hasta la desamortización de Mendizábal.

Precisamente en el que fuera el Paraninfo de la antigua universidad comenzaron los actos con la conferencia impartida por monseñor Juan Esquerda sobre san Juan de Ávila, para a continuación llevar a cabo el tradicional homenaje a los sacerdotes que celebran sus bodas de plata, oro y los 60 años al servicio de la Iglesia.

Al finalizar la santa, misa, el obispo procedió a la bendición de un cuadro de san Juan de Ávila, que aparece arrodillado frente al crucifijo a los pies de la Virgen junto a la escalinata del presbiterio del templo mayor baezano, realizado por el pintor jienense Francisco Huete y que se ha instalado en un retablo reconfigurado por la restauradora María Teresa López-Obregón en una capillita lateral, que desde ayer es ya la capilla de san Juan de Ávila.

Reliquia del santo y cuadro

Al finalizar la liturgia de bendición monseñor Rodríguez Magro dio a besar una reliquia del santo doctor de la Iglesia, se repartieron también unas estampas del nuevo cuadro, como recuerdo de ese día y de la bendición de la capilla, para finalizar este solemne encuentro con una comida de convivencia entre los presentes.

Con la incorporación del cuadro de San Juan de Ávila, pintado ex profeso, por el artista Francisco Huete, quedan finalizadas todas las fases de restauración y puesta en valor de este retablo. La restauradora Teresa López- Obregón ha sido la encargada de realizar las labores de rehabilitación del citado retablo, de origen Barroco, y cuyo arreglo ha sido posible, en parte, a la ayuda financiera de la Asociación de Amigos de las Catedrales de Jaén y Baeza. Firmado por el afamado pintor representa a San Juan de Ávila, con un crucifijo entre las manos, postrado ante la Virgen, en actitud de recogimiento, antes de predicar en la Catedral de Baeza. La custodia que porta el ángel es también de la época de San Juan de Ávila, siglo XVI y actualmente se conserva en la Iglesia de El Salvador de Baeza.

Temas