Ideal

El cocinero español José Andrés logra sus dos primeras estrellas Michelin

El cocinero Jose Andres posa junto a Barack Obama.
El cocinero Jose Andres posa junto a Barack Obama. / Reuters
  • El restaurador es dueño de 'Minibar', un restaurante de alta cocina para sólo doce comensales, entre los que han figurado el presidente de EE UU, Barack Obama, y su esposa, Michelle, que han celebrado en ese establecimiento el día de San Valentín

El famoso cocinero José Andrés, considerado el gran embajador de la cocina española en EE UU, logró sus dos primeras estrellas Michelin, concedidas a su restaurante "Minibar" de Washington.

"Gentes de América + El Mundo. ¡Gentes de España! Recibí una llamada de @MichelinUSA", reveló el propio cocinero en su cuenta de la red social Twitter, al precisar que la popular Guía Michelin de Washington le otorgó las dos estrellas.

"Podría vivir mi vida sin una estrella Michelin, pero la vida no sería la misma", dijo José Andrés, naturalizado estadounidense, en declaraciones divulgadas por el diario "The Washington Post". "Puedes decir lo que quieras sobre Michelin -agregó-, pero Michelin es un sueño para tantos chefs como yo. Estoy muy orgulloso de mi equipo".

El restaurador recordó también a aquel niño de 14 años que fue un día y que "caminaba frente a los restaurantes con estrellas Michelin de Barcelona (España) intentando echar una ojeada a lo que pasaba dentro a cualquier hora cuando abrían la puerta de la cocina".

Situado en el centro de la capital estadounidense, Minibar es un restaurante de alta cocina para sólo doce comensales, entre los que han figurado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa, Michelle, que han celebrado en ese establecimiento el día de San Valentín.

El chef, toda una celebridad en Estados Unidos, abrió en 1993 su primer restaurante en Washington, Jaleo, un "templo" del tapeo que se convirtió en el epicentro de un imperio gastronómico formado hoy día por más de quince establecimientos en el país norteamericano.

El pasado septiembre, Obama concedió al cocinero la prestigiosa Medalla Nacional de Humanidades por "el cultivo de los paladares" de los estadounidenses y por ayudar a "dar forma" a la cultura del país.