Ideal

Murales que piden igualdad

Cinco artistas urbanas decoraron paredes de Linares para poner en valor el trabajo cultural que realizan las mujeres.
Cinco artistas urbanas decoraron paredes de Linares para poner en valor el trabajo cultural que realizan las mujeres. / ENRIQUE
  • Linares 'Art Revolución' es una iniciativa que reivindica el arte urbano que realizan las mujeres

El arte urbano parecía ser solo cosa de chicos, hasta ahora. Al menos, eso es lo que pretende conseguir 'Art Revolución', el evento creado por una vecina de Linares que con el eslogan 'Pintas como una niña' está visibilizando este fin de semana el trabajo cultural que hacen muchas mujeres por todo el mundo, y que cuenta con la colaboración de las Concejalías de Juventud y Turismo del Ayuntamiento de Linares.

Si hacerse un hueco en el mundo del arte es difícil, el camino es aún más largo y empedrado si la que lo recorre es una Mujer. Es una de las primeras conclusiones que ayer manifestaron las cinco artistas urbanas, que no solo grafiteras, que dejaron su arte plasmado en paredes de la ciudad, previo el consentimiento de sus propietarios y con una petición hecha en las redes sociales. Sax, Gleo, Icat, Dentxl y Jueves, (hoy se sumará Paole Delfín de México) ayudaron ayer a romper moldes y a callar muchas bocas sin decir ni una sola palabra. Con el spray en una mano y un boceto en la otra, hicieron lo que mejor saben hacer: trasmitir mensajes a través de un mural plasmado en la pared. «Somos muy pocas y sorprende que se vean mujeres haciendo arte urbano», comentó 'Jueves' que vino de Madrid a participar en el evento. Ella es la benjamina del grupo, con 21 años y tan solo 4 'decorando' paredes. Los niños y mayores que acudan a un parque ubicado en la calle Navas de Tolosa podrán contemplar su obra, desde hoy mismo. En él se ven tres niños jugando y, aunque asegura que prefiere que cada cual lo interprete como quiera, sí que ha querido reflejar una estampa que se asemeje a las momentos que se suelen vivir en una zona verde infantil.

Por su juventud, revela que sólo se ha movido por España y que, por el momento, seguirá abriéndose camino por Madrid. La buena relación entre las grafiteras es notable y en la misma pared de un inmueble de esta vía, dibujaron sus creaciones tres de ellas al mismo tiempo.

Icat tiene 28 años y es procedente de Pegalajar. Optó por un dibujo en donde el respeto por el medio ambiente era el mensaje que quería dejar en Linares. La figura de una mujer, que representaba a la madre naturaleza, y un paisaje idílico fue el boceto que pasó del papel a una gran pared. Para ella es una guía pero no se ciñe únicamente a lo dibujado en el papel, sino que va improvisando y añadiendo elementos conforme va avanzando su obra.

La idea de mostrar el trabajo que realizan le parece 'genial' y afirma que deberían organizarse más actividades de este tipo. «Proyectos así ayudan mucho y dan oportunidades a personas como nosotras, que somos creativas. Alegra mucho el poder expresarnos así al público y que la gente vea lo que hacemos», declaró la joven. Ella confesó estar 'sobreviviendo' de su arte y destacó que conseguir hacer de tu pasión, tu oficio, «es depende de donde te encuentres y de donde te abras camino», señaló.

Sí que ha alcanzado esta meta la tercera artista en la calle Navas de Tolosa. Desde Colombia participó Gleo, que ha dejado huella de su buen hacer como artista urbana en muchos países por todo el mundo. De hecho, tras pasar por Linares, su próximo trabajo lo realizará en Argentina. Con 26 años y, después de una década pintando, reconoce que el hecho de ser mujer ha ralentizado su carrera. «Ha sido un poco más difícil para que tomen mi trabajo en serio. En el arte urbano es complicado para los dos géneros, aunque más para las mujeres», destacó Gleo.

La colombiana quiso traer la cultura de su país a Linares y por ello pintó elementos de la simbología de la cultura popular latinoamericana. En él se puede ver un personaje con una máscara y un gato. Para ella, lo más significativo de 'Art Revolución' es que puede generar «nuevas conciencias y dinámicas artísticas en la ciudad», dijo, y una oportunidad para conocer a más artistas.

Su compañera Jueves afirmó que el hecho de ser chicas hace que hayan estrechado lazos de unión, se apoyen más y «hacemos piña».

A ellas tres se sumaron después las otras dos grafiteras restantes en este parque donde también se pintó un mural colectivo. Ana Karina Cruz (Flaxtl), impulsora de la actividad y mujer del grafitero linarense Miguel Ángel Belinchón (más conocido como 'Belin'), fue la encargada de explicar a los vecinos que quisieron participar en esta actividad la técnica para pintar un mural. Y todo ello ante la atenta mirada de las cinco artistas urbanas. Para los expertos, cuanto mejor esté la pared, mucho mejor. Si está un poco deteriorada, optan por rascarla un poco y echar un fondo de plástica para dejarla lo más lisa posible. Pero hay quien precisamente prefiere encontrar una pared con texturas diversas porque puede favorecer su obras. Los estilos de cada artista son diversos y la temática más aún.

Vivienda de Belin

Algunos cables es lo que tuvo que 'incorporar' la artista bilbaína DenXL a su obra que realizó en la calle Zambrana. Se encontró con esta dificultad añadida y, por un día, las miradas de los vecinos se fijaron más en su mural que el que decora la pared de la vivienda de Belin y Flaxtl, en la misma vía del Casco Antiguo.

Quiso seguir la línea con la que decora murales y en donde refleja retratos de mujeres de raza negra. En concreto, eligió un dibujo de Nina Simone. «Es una forma de poner a la mujer en el punto de mira y encima a la mujer negra, que todavía está como más desfavorecida, me parece que es interesante», sostuvo la artista vasca.

Es una de las veteranas, tiene 38 años y su experiencia le dice que aún le extraña al conjunto de la ciudadanía ver a mujeres realizando este trabajo y su escasa presencia en las exhibiciones. «No hay nombres de chicas. Parece mentira que a la altura que estamos y con la cantidad de artistas urbanas que creo tienen una calidad increíble en todo el mundo, que siga habiendo esa carencia en los carteles, me parece importante», apuntó la artista.

Ella sí vive de su trabajo y sus primeros pasos los dio en el año 1996. La artista aseguró que son más las limitaciones personales que se puede poner una mujer, que las que puede recibir por parte de otros chicos. «Yo estaba en un grupo, de la que era la única chica y nunca he sentido discriminación. En el mundo hay mucha labor que hacer y depende de dónde te encuentres», resaltó la joven.

Se decantó por otra mujer con relevancia internacional, Frida Khalo, la última artista. Los vecinos que pasen por la calle Sánchez Ramade podrán admirar esta obra de gran tamaño que pintó el sábado Sax, de Vigo. La gallega era otra de las veteranas y coincidió con sus compañeras en que 'Art Revolución' les permite llegar a más gente y que se les valore porque «en la mayoría de las exhibiciones de graffiti, casi no cuentan con nosotras», dijo.

A sus 36 años y, después de casi 20 años dedicándose a este mundo, coincide con otra de las artistas en que se ha avanzado en el papel de la mujer en el arte urbano. «Ha habido una evolución, lo que pasa es que es paso a paso y muy despacio», puntualizó la gallega. Fueron otros jóvenes los que la animaron a pintar y ahora ella, junto a otras féminas, ha formado un grupo de grafiteras internacionales. La unión de todas ellas es, según ella, la clave para que se ponga el valor su trabajo. Todas ellas conocían Linares por Belin y por el Certamen Andaluz del Graffiti 'Desencaja' del IAJ.

Temas