Ideal

La cantera de científicos no para de crecer

fotogalería

Un 'mago' muestra cómo freír un huevo sin aceite y explica que no es magia sino ciencia. / LIÉBANA

  • La Noche Europea de los Investigadores vuelve a quedarse pequeño pase a su salto cualitativo y ampliación. Robots, drones, motos, ética experimental, mapas en 3D, talleres de arte o 'trucos magia' que son ciencia se dieron cita ayer, organizado por la UJA

Los menores, y no tan menores, que ayer acudieron a la sexta Noche Europea de los Investigadores en Jaén pudieron conocer cómo será su rostro a los 80 años, manejar androides, admirar un dron de grandes dimensiones o motos auténticas de competición, mirar al microscopio los cromosomas o las bacterias que hay en los alimentos, conocer la importancia de las legumbres y de las aguas subterráneas, observar mapas con gafas en tres dimensiones, jugar con la estadística y la probabilidad, comprobar cómo las modificaciones óculo-mandibulares repercuten en la postura y el equilibrio de una persona, conocer los cuidados familiares en el domicilio a una persona con demencia o reflexionar sobre su comportamiento a través de ejercicios de ética profesional, con la ayuda de Kant y del profesor de Filosofía Garrido Peña: «¿Qué prefieres, cinco bombones ahora o diez después?», les preguntó antes de extrapolarlo, por ejemplo, al ámbito del medio ambiente y de cómo el consumo inmediato de los recursos puede resultar pan para hoy pero hambre para mañana.

Y todo ello sólo en la carpa instalada junto al parque Diego Torres, más los encuentros organizados en la antigua Escuela de Magisterio sobre, por ejemplo, los fósiles; o los talleres sobre arte y arqueología organizados en el Museo de Jaén, que se incorpora a esta iniciativa, de la que la UJA fue una de las pioneras en 2011 y que no ha dejado de crecer, en sedes y actividades, pero también en público, llenándolo todo.

«La Noche Europea de los Investigadores va cada año a más y a mejores instalaciones», corroboró el rector, Juan Gómez Ortega. «Es una enorme satisfacción ver a tanta gente joven interesada en la ciencia. Este es uno de los objetivos, crear vocaciones científicas, y también mostrar la ciencia que se hace, acercarla a la sociedad y mostrar cómo está presente en nuestra vida cotidiana», agregó.

El rector agradeció la colaboración del Ayuntamiento de Jaén, de la Junta de Andalucía y del Ministerio de Economía y Competitividad. El delegado territorial de la Consejería Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio de la Torre Olid, subrayó «cómo la UJA ha sabido sumar colaboraciones» para hacer posible esta actividad y «le ha dado un plus, con un gran esfuerzo para acercar el trabajo de la Universidad a la sociedad». Añadió que jóvenes que ahora aprenden ciencia pueden en el futuro acudir a las ayudas e incentivos de la Junta a la innovación. Y el alcalde, Javier Márquez Sánchez, felicitó a la UJA por el trabajo que está haciendo en general y por actos como el de ayer en particular, «que acercan la ciencia a los menores, la mayor cantera que puede tener la Universidad». «El Ayuntamiento está muy orgulloso de la Universidad que tiene y de colaborar con ella», apostilló.

250 ciudades

Centenar y medio de investigadores de la UJA participaron en la sexta edición de 'La Noche Europea de los Investigadores', actividad que es simultánea en más de 250 ciudades europeas, bajo el lema 'Mujeres y hombres que hacen ciencia para ti'. En total hubo más de una treintena de actividades divulgativas, a partir de las cinco de la tarde en el parque Diego Torres, que albergó la exposición 'La ingeniería, motor que mueve el mundo', con seis 'stands' sobre geomática, robótica, diseño e impresión en 3D, cartografía o los imanes como energía invisible.

En el Museo de Jaén hubo cinco actividades ligadas al arte, la arqueología y la muerte, un taller enfocado a aprender a mirar una obra de arte, así como taller/exposición sobre las momias del Antiguo Egipto. Y la antigua Magisterio, once microencuentros con personal investigador de la Universidad y de las 'spin' off de la UJA Bioliza y Emoé. En dicha sede también hubo, ya por la noche, el espectáculo científico 'A la luz de la ciencia', que concluyó con la entrega del VI Premio 'Universidad de Jaén' a la Divulgación Científica. Y además, una ruta gastronómica, 'Tapas con ciencia. La ruta de las legumbres'.