Ideal

Un roscón de reyes que esconde joyas

  • 500 euros en joyas, gafas de sol, ropa y muchos regalos más, caben en estos particulares roscones hechos en Jaén.

Una receta que ha pasado de padres a hijos, de abuelos a nietos y que a día de hoy sigue teniendo el mismo éxito entre los vecinos de Jaén. Alberto Esteban Barranco y su equipo, formado por Jaime, Paco y Antonio, vetenaros pasteleros, nos muestran cómo se elabora el tradicional roscón de reyes, desde hace cuatro generaciones. Harina, azúcar, sal, esencia de naranja, esencia de azahar, huevos, mantequilla, vales por ropa, gafas de sol, ramos de flores, joyas y mil regalos más, son los ingredientes de este tradicional e innovador roscón.

Bajo el eslogan "Los Reyes son las PYMES", Rosa María Barranco, madre de Alberto, se ha encargó de reunir a las pequeñas empresas de Jaén para que colaborasen en este fantástico roscón que ayer vió la luz. Gracias a la colaboración de estas PYMES, este año han conseguido hacer un roscón con creativos y suculentos regalos que han aportado las pequeñas empresas de Jaén.

Los más puristas defenderán la figurita pero, seamos sinceros, la ilusión por esa figurita termina antes de darle el último bocado a nuestro trozo de roscón, de hecho, ¿alguien sabe dónde van a parar esas figuritas una semana después de reyes? Pues al mismo lugar donde van a parar los bolígrafos, mecheros y calcetines perdidos, a otra dimensión. Por no hablar del haba, que muchos se tragaban hasta con el envoltorio, con tal de no pagar el roscón, tal y como nos cuenta entre risas Jaime, mientras sigue amasando los últimos roscones del día.