Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Provincia

Provincia-Jaen

De los 11.000 ejemplares de 1988 se pasó a los quinientos de hace 3 años, según los estudios realizados
04.09.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La sarna diezma a la cabra montesa en la zona de Cazorla
. Cabra montesa en la Sierra de Cazorla. /IDEAL
Entre los distintos expertos que participaron ayer en el encuentro 'Veterinaria y medio ambiente', el catedrático de Patología de la Universidad de Murcia y miembro de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de Andalucía Oriental, Luis León Vizcaíno, habló sobre los 'Principales problemas patológicos de las especies cinegéticas de caza mayor'.
Entre otras especies y patologías, resaltó los efectos de la sarna en las poblaciones de cabra montesa y ciervo en la comarca de Cazorla, que por efectos de esta enfermedad se reducen en un 24 y un 13 por ciento, respectivamente. Esta enfermedad también influye, aunque menos, en las colonias de muflón y gamo, aunque estas son especies que se han reintroducido, y no son emblemáticas para el paraje como el ciervo y la cabra.
La influencia de esta patología es realmente negativa para el entorno, como se aprecia por ejemplo de los estudios que señalan que mientras que en el año 1988 la población de cabra montesa se cifraba en unos 11.000 ejemplares, hace tres años se había reducido esa cifra a 500, por la sarna (por las muertes de ejemplares o por la necesidad de abatir a ejemplares contagiados). En los últimos años, experiencias como las llevadas a cabo por el equipo de León Vizcaíno han conseguido generar un núcleo libre de sarna con unos 1.500 ejemplares. Pero el problema añadido estriba en que en los lugares en los que desapareció o se diezmó la cabra, se introdujeron ejemplares de gamo o muflón, que impiden que la cabra vuelva a incrementar su población, ya que se trata de una especie que requiere de espacios sin competencia, de manera que la solución está en la búsqueda de entornos libres de competencia para que la cabra montesa recupera sus niveles demográficos.
El experto incidió también en otras patologías que afectan a la caza mayor, como la tuberculosis en las poblaciones de ciervo, jabalí y tejón en Sierra Morena y otras de carácter vírico que contagian al rebeco en los pirineos. En el caso de la caza menor, el experto se centró en diversas enfermedades que afectan a la liebre y el conejo, que también suponen un importante impacto medioambiental, como en el caso del conejo, principal alimento del lince.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Los números ganadores, los lugares triunfadores y... [+]
Los números ganadores, los lugares triunfadores y... [+]
El buscador celebra el 90 aniversario de su... [+]
Un repaso a todo lo acontecido en la mañana del... [+]
Consulta los tereros y el resto de números... [+]
Visita el Especial sobre el Sorteo Extraordinario... [+]
El buscador celebra el 90 aniversario de su... [+]
Videos de Jaén
más videos [+]
Jaén
Vocento
SarenetRSS