Suspendida la audiencia por la denuncia ante la 'ruptura' de la mesa de Personal

I. T.| LINARES

Aplazada para próximas fechas. Así ha quedado la audiencia previa por la demanda presentada por los miembros del sindicato C-SIF tras la ruptura de la mesa negociadora que se había formado en 2007 para la negociación de un nuevo convenio de Personal en el Ayuntamiento de Linares.

En la cita, a la que asistieron un representante del equipo de Gobierno, miembros de UGT y de la parte demandante, el sindicato C-SIF, no se pudo ver, sin embargo, a los representantes de los sindicatos CC OO y SEAL en el Consistorio linarense. Una ausencia extraña, teniendo en cuenta que ambos sindicatos, pese a encontrarse dentro de la nueva mesa, rechazaron formar parte de la misma en «solidaridad a los compañeros expulsados». «Parecer ser que ha habido un problema con las notificaciones porque el proceso ha sido muy rápido y por eso no han asistido. Igualmente, UGT ha apelado a una serie de formalismos por los que se ha suspendido y aplazado para próximas fechas», explica Enrique García, representante de C-SIF.

Con esta demanda, desde el sindicato esperan conseguir paralizar el acuerdo alcanzado hace un par de semanas, mientras se analiza la legalidad de la mesa negociadora que aprobó dicho convenio, de la que sólo UGT formó parte. «Nuestra intención es que se paralice el acuerdo hasta que se determine la legalidad de romper la mesa existente en pleno proceso de negociación porque surgen discrepancias. Estamos seguros de que es ilegal», comentan desde C-SIF.

Fotos

Vídeos